Grecia: no hay dinero, no hay medicamentos

El grupo farmacéutico y químico alemán Merck KGaA (no confundir con el grupo estadounidense Merck, número dos mundial de la farmacia) ha cesado de proporcionar el anticancerígeno Erbitux a los hospitales públicos griegos, debido a las facturas impagadas. Para procurárselo, los griegos deberán ir ellos mismos a comprarlo a las farmacias.

Erbitux es un superventas, un producto cuya cifra de negocios sobrepasa los mil millones de dólares. Es el segundo medicamento con receta más vendido de Merck KGaA. Las facturas impagadas de los hospitales no han impedido al grupo realizar 10.500 millones de euros de negocios y 700 millones de beneficios en 2011. Y estos beneficios no le impedirán anunciar la supresión de aquí al 2015 de 1.100 empleos, el 10% de los efectivos.

Para esta gente, siempre y cuando el dinero entre,  poco importan enfermos y trabajadores

Vincent GELAS

Lutte Ouvrière

Voz Obrera

Traducción de F.P.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS