Grecia construirá un muro flotante sobre las aguas del Mar Egeo para impedir la llegada de refugiados

Publicidad

Los fascistas griegos no tienen suficiente con los campos de concentración y construirán una barrera flotante de tres kilómetros de largo y 1 metro de alto para impedir la llegada de refugiados.

Para el portavoz del gobierno griego, Stelios Petsas, “todos los medios son buenos para ayudar a proteger las fronteras de Grecia y de Europa”. El 31 de enero se apresuró a justificar el proyecto presentado por Atenas dos días antes, lo que constituye un ejemplo innegable del endurecimiento de la política migratoria de Grecia.

Por primera vez desde 2016, el año pasado Grecia se convirtió una vez más en la principal puerta de entrada de los migrantes a Europa, con un aumento de la corriente procedente de la vecina Turquía.

Según el ACNUR, actualmente hay más de 41.000 solicitantes de asilo en las islas del norte del Egeo (Lesbos, Samos, Chios, Kos, Leros) en campamentos diseñados para albergar a 6.200 refugiados. “En el verano del año pasado, había menos de 7.000 personas en el centro de recepción de Moria en Lesbos; ahora hay más de 20.000. Es una bomba de relojería, las condiciones sanitarias son deplorables, las peleas entre los migrantes se están multiplicando y la hostilidad de los locales está creciendo”, dice Epaminondas Farmakis, director de una ONG.

Tomado por sorpresa por esta situación explosiva, el gobierno griego anunció a finales de enero que quería establecer una barrera flotante al norte de la isla de Lesbos, donde ahora desembarca el mayor número de refugiados del país.

Según la licitación publicada por el Ministerio de Defensa el 29 de enero, este sistema de protección flotante con una longitud de 2,7 kilómetros y una altura de 1,10 metros (incluidos 50 centímetros sobre el nivel del mar), equipado con luces intermitentes, debería impedir un flujo migratorio cada vez mayor.

El presupuesto total, incluyendo el diseño, la instalación y el mantenimiento durante cuatro años es de 500.000 euros. El objetivo es que la presa sea probada a finales de la primavera, cuando las llegadas aumentan debido a los mares más cálidos.

Para 2012, Grecia ya había erigido un muro de unos 12 kilómetros de largo en la frontera terrestre con Turquía en la región de Evros. Entonces el flujo de emigrantes dirigió a las islas del mar Egeo. El pico de llegadas, cuando más de 875.000 migrantes cruzaron Grecia, fue en 2015.

Más información:
– Grecia construye campos de concentración con capacidad para 20.000 refugiados en las islas del Mar Egeo

Fuente: Movimiento Político de Resistencia

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More