Grecia: Absueltos los bomberos sevillanos y dos voluntarios daneses acusados de tráfico de personas por salvar vidas en el Mediterráneo

Publicidad

La justicia griega ha absuelto de todos los cargos a los tres bomberos sevillanos de la ONG Proem-Aid, Manuel Blanco, Julio Latorre y José Enrique Rodríguez, y a los dos voluntarios daneses detenidos hace dos años cuando participaban en el rescate de inmigrantes que huían de las costas turcas en dirección a Grecia. Estaban acusados de tentativa de tráfico ilegal de personas, pese a que en el momento de su arresto no habían salvado a nadie en la embarcación con la que habían salido ocasionalmente, y se enfrentaban a una pena máxima de 10 años de cárcel por inmigrante introducido.

Las lágrimas y los abrazos se desbordaron al oír «inocentes». La vista fue tensa y centrada en las comunicaciones que mantuvieron con los guardacostas griegos tanto en días previos como el día de su detención. Los bomberos explicaron que siempre cumplieron las normas y avisaron de sus salidas a las autoridades griegas, apelando a su condición de profesionales y funcionarios para demostrar su respeto a los protocolos normativos. Pero sobre todo insistieron en que acudieron a Grecia a salvar vidas, invirtiendo para ello sus propios días de vacaciones, después de quedar impactados con la imagen del pequeño Aylan ahogado en una playa y el éxodo de miles de sirios. Los guardacostas griegos ratificaron esa colaboración y actuación “impecable”, subrayando que ellos mismos solicitaron su ayuda varias veces.

Según explicó Blanco, el abogado que lleva su defensa ya les había dicho que la causa era “vaga e imprecisa”, aunque aún así el caso llegó a juicio. No obstante, la esperanza no la perdían, y tenían el billete de vuelta para el próximo 10 de mayo. De hecho, ya tienen en mente lograr fondos para ir a Libia a seguir ayudando. “Los focos están puestos ahora sobre nosotros pero el verdadero problema es que sigue ahogándose gente en el mar”, dijo Blanco, quien lanzó un mensaje en defensa de otras ONG criminalizadas  por su solidaridad. “La juez ha dejado claro que salvar vidas no es un delito”.

 

 

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More