Granada Laica denuncia el sectarismo de la Diputación de Granada

La Diputación de Granada ha retirado la subvención de 24.000 euros al festival musical “Parapanda Folk”, en Íllora, por usar un cartel “ideológico”.

Concretamente, el diputado José Torrente ha declarado:

«El equipo de Gobierno de la Diputación es muy escrupuloso para el cumplimiento de la ley. Somos profundamente monárquicos y creemos en la Constitución española, y el cartel que presenta la organización no cumple con la Constitución ni con la función de dar propaganda cultural y festiva», ha sentenciado Torrente.” «El dinero de los granadinos está para la cultura y no para difundir ideologías”, ha añadido el mismo Torrente.

(En el cartel en cuestión aparece un brazo en alto empuñando una flauta travesera con los colores rojo, amarillo y morado,)

Curiosa manera de defender escrupulosamente la Constitución (¿?) quienes no cesan de subvencionar, apoyar y promover, incluso con su asistencia y participación personal, a cuantos acontecimientos religiosos se presenten, en tantos y tantos municipios de la provincia. ¿Ignora Torrente y sus —quizás nunca mejor dicho— correligionarios que la Constitución precisamente señala que el Estado es aconfesional? Si estos representantes públicos tuvieran un mínimo de dignidad política (por no hablar de respeto ciudadano), abandonarían definitivamente esas acciones confesionales, y si tuvieran alguna coherencia con este repentino escrúpulo proconstitucional, dimitir con una condena expresa de sus propias actuaciones: ¿acaso no son conscientes de que las frases entrecomilladas arriba se les pueden aplicar, respecto a los acontecimientos religiosos que decimos, en decenas y decenas de ocasiones cada año?

Mientras no se produzcan esas rectificaciones, entendemos la acción contra el Parapanda Folk como un intolerable acto censor, discriminatorio, sectario, y, además, de un españolismo rancio que, de hecho, lo único que consigue es que se asocie la bandera española oficial a la represión que querríamos que fuese característica sólo de tiempos pasados e infaustos.


Diputación dice que retira la subvención al Parapanda Folk por usar un cartel «ideológico»

La Diputación de Granada ha defendido la retirada de una subvención de 24.000 euros acordada al Festival Parapanda Folk de Íllora (Granada) por utilizar un cartel que busca el proselitismo ideológico y que «no cumple» con la Constitución.

A preguntas de los periodistas durante la presentación de otro festival, el diputado responsable de Cultura, José Torrente, ha subrayado que la retirada de la financiación a la 24 edición del Parapanda Folk responde a un incumplimiento de las cláusulas del convenio.

El alcalde de Íllora, Francisco Domene, acusó ayer a la Administración provincial de «censurar y chantajear a la organización» del Festival por utilizar un brazo en alto empuñando una flauta travesera con los colores rojo, amarillo y morado en su cartel, tras lo que se ha eliminado la subvención.

Torrente ha recordado que el Parapanda Folk ya estaba «advertido» por el cartel anunciador de su programación en la pasada edición y ha subrayado que «no se va a consentir» que incumplen las cláusulas de los convenios, que en este caso incluyen un acuerdo en el diseño de la cartelería, la publicidad y la programación, según Torrente.

El diputado de Cultura ha subrayado que el Ayuntamiento de Íllora ha querido utilizar el cartel para hacer «proselitismo ideológico de su partido», a lo que la Administración provincial ha respondido de manera consecuente retirando la financiación.

«El equipo de Gobierno de la Diputación es muy escrupuloso para el cumplimiento de la ley. Somos profundamente monárquicos y creemos en la Constitución española, y el cartel que presenta la organización no cumple con la Constitución ni con la función de dar propaganda cultural y festiva», ha sentenciado Torrente.

El responsable de Cultura ha considerado que el Ayuntamiento y la organización del Festival han querido convertirlo en un acto «reivindicativo y alternativo» el Parapanda Folk y les ha instado a que «cada uno se pague lo suyo».

«El dinero de los granadinos está para la cultura y no para difundir ideologías», ha apuntado Torrente, que ha dicho que destinará dinero al municipio siempre que sea para actividades culturales.

En un comunicado, el sindicato Comisiones Obreras ha exigido a la Diputación que restituya la subvención al Parapanda Folk y ha calificado lo ocurrido como un comportamiento «censor» propio de otros tiempos.

CCOO ha destacado que el dinero público en ningún caso debe servir para hacer chantaje ideológico y ha defendido el uso de una cultura plural y libre frente a la actitud «represiva» de la Diputación de Granada.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS