Granada: Campaña por la absolución de Carlos y Carmen

Ante la arbitrariedad de su identificación durante el piquete a manos de la policía nacional, la falta de pruebas contra ell@s durante el juicio (la testificación de una testigo es la única base de la sentencia), la desproporcionalidad de la pena y la crimialización del 15M, el grupo Stop Represión de Granada muestra su apoyo a est@s compañer@s.

Hoy son Carlos y Carmen, mañana puedes ser tú.

El 15M lanza una campaña que reclama trato justo ante condenas desmesuradas
 
Se pide la absolución de dos activistas condenados a 3 años de prisión
 
El lunes 18 de noviembre se lanza una campaña de la asamblea Stop Represión que se centra en el caso de una trabajadora y un estudiante de la universidad condenados por su identificación en un piquete organizado por el 15M en el contexto de la huelga del 29 de marzo de 2012. 
 
María del Carmen B. C. (55 años) y Carlos C. N. (24 años), los afectados por este caso, ya han interpuesto un recurso que se resolverá en el próximo mes de mayo. El juzgado nº1 de lo penal de Granada los condenó a tres años de prisión y un día y a pagar 3655 €. Stop Represión considera que por luchar por sus derechos no es justo que vean sus vidas completamente truncadas. 
 
El suceso tuvo lugar el 29 de marzo del año pasado, cuando el piquete entró en la «Champagneria» un bar de copas sito en la calle Martinez Campos del centro de la capital. Tras una discusión y la sucesión de las acciones típicas de un piquete informativo en una huelga general, la dueña del negocio llamó a la policía. La policía, que acompañaba al piquete en todo momento desde su inicio, entró al local identificando a las últimas 3 personas que salieron del mismo.
 
En la vista oral celebrada el 24 de mayo de 2013 el otro acusado (un hombre de unos 60 años) fue absuelto ya que no fue identificado por parte de la empresaria. María del Carmen y Carlos fueron condenados a 3 años de prisión. La petición inicial de la fiscalía fue de 1 año de prisión. La única prueba presentada en contra fue el testimonio de la empresaria. El peritaje de daños del local, considerado irregular, no fue admitido a juicio y los clientes que se suponía que testificarían contra los acusados no se presentaron.
 

MANIFIESTO DE LA CAMPAÑA POR LA ABSOLUCIÓN DE CARMEN Y CARLOS

Dos personas han sido condenadas injustamente a tres años y un mes de cárcel por participar en el piquete informativo organizado por el 15M en la ciudad de Granada, durante la Huelga General del pasado 29 de marzo del 2012. Carmen y Carlos únicamente se manifestaron de forma pacífica en defensa de nuestros derechos sociales en un piquete informativo que transcurrió sin incidentes.

El 29 de marzo de 2012, varios sindicatos convocaron una Huelga General en protesta contra la reforma laboral aprobada por el Gobierno. El 15M de Granada apoyó la convocatoria con la intención de aportar su granito de arena con la protesta contra las medidas impuestas por la Troika y ejecutadas con gusto por el Gobierno (y los anteriores), recibiendo una contestación en la calle. Así, se desarrollaron numerosas actividades públicas, entre ellas un piquete informativo que daba comienzo a las 12 de la noche.

El piquete recorrió las calles más céntricas de nuestra ciudad denunciando la falta de control sobre los políticos y la imposición de una reforma que dejaba sin protección a quienes trabajan o quieren trabajar; y mostrando su apoyo a aquellos trabajadores y trabajadoras que no pudieron hacer huelga porque la precariedad de sus puestos de trabajo y las presiones de sus jefes se lo impedían. El piquete entró en numerosos negocios, informando a sus trabajadores y haciendo ruido para que la ciudad comenzara a sentir la jornada de Huelga. En uno de esos establecimientos, situado en la calle Martínez Campos, la labor del piquete se alargó ante la actitud de la empresaria, quien no sólo se negaba a secundar la Huelga, sino que se mostró altamente desafiante con las personas que conformábamos el piquete. Dentro de ese bar ocurrió lo habitual en una protesta como ésta: cánticos, pegatinas, ruido y, según asegura la dueña del establecimiento, una pintada. Tras la discusión, el piquete continuó el recorrido establecido y el negocio continuó abierto, como muchos otros. Sin embargo, la propietaria llamó a la policía, que estuvo acompañando al piquete en todo momento sin incidentes, entrando en el local e identificando a las tres últimas personas que quedaban por salir. La jornada de Huelga continuó y el 15M movilizó a más de 5.000 personas en la que se convirtió en la segunda manifestación más multitudinaria de la ciudad, dando una nueva muestra del gran apoyo popular a este movimiento de base.

Más de un año después, el 23 de mayo del 2013, se celebraba el juicio contra las tres personas identificadas. Participar en un piquete informativo que no cierra por la fuerza un local, sino que se va por su propio pie dejándolo abierto, ha supuesto para dos de ellas una condena de tres años y un mes de cárcel. Sin ninguna prueba más que el testimonio de la empresaria, la sentencia ha marcado de por vida a estas dos personas que sólo pretendían reivindicar sus derechos. Carlos y Carmen, un estudiante de la Universidad de Granada y una trabajadora, pueden ver ahora sus vidas completamente truncadas por una decisión judicial que sólo parece responder a un único objetivo: intimidar y asustar al pueblo para que deje de protestar, manifestarse y ejercer su legítimo derecho a huelga. Ya el fiscal lo dijo muy claro durante el juicio pidiendo al juez una “sentencia ejemplarizante” que no sólo castigue, sino también amedrente la protesta social.

Mientras las personas responsables de esta crisis siguen quedando impunes, quienes protestan y denuncian estas fechorías son castigadas injustamente. La justicia no es igual para todos y esta democracia cada día parece más una dictadura.

En estos momentos ya ha sido interpuesto el recurso ante la Audiencia Provincial de Granada y todas las redes de apoyo del 15M y numerosos movimientos sociales de la ciudad se están poniendo en marcha conjuntamente para denunciar esta injusticia.

Desde el grupo Stop Represión del 15M de Granada queremos hacer un llamamiento a la solidaridad con estas dos personas y con todas aquellas condenadas por luchar por un mundo más justo y solidario.

Hoy son Carmen y Carlos, mañana puedes ser tú. ¡Absolución ya!

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS