Gran robo de los recursos naturales de África por parte de corporaciones multinacionales

El último trabajo del Instituto Tricontinental de Investigación Social destaca el saqueo corporativo sistémico de los recursos y la riqueza en África, centrándose en la extracción minera en Ghana y Zambia. El verdadero costo de esta explotación se magnifica porque muchos países africanos dependen en gran medida de sus exportaciones de minerales. Según el Banco de Ghana, de la riqueza del país, el gobierno de Ghana recibe una participación de menos del 1,7% del total de los retornos de su propio oro; mientras que a las comunidades directamente afectadas por la minería tan sólo reciben un 0,11%. Instituciones como el FMI culpan en sus discursos a la «mala gobernabilidad» como la causa de la discrepancia entre los vastos recursos naturales y minerales de la región y la falta de beneficios para sus pueblos, afirmando que son la corrupción y la incompetencia de los gobiernos locales las que mantienen a la región pobre. Este sistema, sin embargo, distorsiona la naturaleza sistémica del saqueo que continúa drenando a África, y al Sur Global en general, de su riqueza actual.

No es la «corrupción» de lxs funcionarixs del gobierno lo que hace que Ghana obtenga solo el 1,7% de los ingresos de oro para las arcas del Estado. Todo el sistema que se estableció en la época colonial, y continuó en el período de la crisis de la deuda de la década de 1980, para obligar a los países a depender de las exportaciones de materias primas y convertirse en dependientes de compradores extranjeros es lo que deja a países como Ghana con una cantidad tan minúscula de la riqueza extraída de sus tierras. Eliminar la corrupción de lxs funcionarixs estatales sin abordar el robo a gran escala por parte de las corporaciones multinacionales (la gran mayoría de las cuales están ubicadas en el Norte Global), no mejorará la calidad de vida de las personas que viven en regiones ricas en recursos como Ghana.

El discurso hegemónico en torno a la gobernanza de los recursos, el lenguaje de la “buena gobernanza”, tiene varios impactos profundamente distorsionantes. Implica que solo los comportamientos aberrantes de lxs funcionarixs públicos deberían considerarse corrupción, distrayendo del principal culpable del saqueo: las corporaciones multinacionales. Debe entenderse que el problema del continente no es simplemente el engaño, la negligencia corporativa respecto a algunas normas por lo demás ejemplares. Toda la minería, dentro del sistema capitalista, se desarrolla en torno a la explotación de la fuerza de trabajo, la creación de plusvalía que luego el capital acumula mientras lxs trabajadorxs regresan a sus hogares con una parte cada vez menor del excedente.

Para desarrollar los temas del saqueo corporativo y las formas de gestión de recursos centradas en las personas, el Instituto Tricontinental de Investigación Social conversó con Gyekye Tanoh, director de la Unidad de Economía Política de la Red del Tercer Mundo-África con sede en Accra (Ghana).

Una característica del capitalismo neoliberal ha sido la profundización en el Sur del mundo de un modelo extractivo exportador con sus trágicas consecuencias de despojo, destrucción socioambiental, nueva dependencia y recolonización. Sobre ello la entrevista a GyekyeTanoh (Political Economy Unit, Third World Network-Africa, Accra, Ghana) que presenta el dossier N° 16 del Instituto Tricontinental de Investigación Social ofrece un panorama certero y una reflexión sumamente significativa de estos procesos de apropiación privada transnacional de los bienes comunes de la naturaleza en África y de las estructuras de poder mundial que lo viabilizan y acompañan. De lectura recomendada para abordar y debatir uno de los principales problemas que afrontan nuestros pueblos. 

José Seoane, Coordinador de la Oficina Buenos Aires del Instituto de Investigación Social Tricontinental

Dossier 16: Soberanía de los recursos: El programa para la salida de África del estado de saqueo

 

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS