Gorka Lupiañez fue torturado en el cuartel La Salve de Bilbao, así lo certifica el Comité de Derechos Humanos de la ONU

Gorka Lupiañez fue detenido por la Guardia Civil, en la localidad bizkaina de Berriz, en diciembre de 2007. En su testimonio, el propio detenido aseguró que le sometieron durante ocho días a malos tratos y torturas tanto en el cuartel en La Salve de Bilbao como en la Dirección General de la Guardia Civil en Madrid y en los consiguientes traslados.

Lupiañez expresó haber sido víctima de una violación con un palo, palizas, pinchazos en la columna vertebral, más de 50 sesiones de bolsa al día, privación de sueño, amenazas de muerte y otros métodos de torturas.

El preso vasco llevó su caso hasta el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, pero éste decidió no admitir su demanda. El Estado español pidió al Comité de DDHH de la ONU que procediera de igual manera.

El Gobierno español defendió ante la instancia de la ONU que Lupiañez fue «tratado de forma correcta» y «reconocido a diario por un médico forense» que no encontró huellas de las vejaciones que ha denunciado.

Sin embargo, la instancia internacional admitió el testimonio de Lupiañez. Este denunció ante el Comité de Naciones Unidas al Estado español en junio de 2015. Ahora le ha dado la razón, recordando la experta Tania Abdo Rocholl (una de los miembros del Comité) que «la tortura no puede justificarse bajo ninguna circunstancia, ni siquiera por motivos de seguridad nacional».

Igualmente, dicho Comité ha instado a que las denuncias de tortura sean investigadas de manera inmediata, exhaustiva e imparcial por las autoridades competentes, y ha pedido al Estado español que tome medidas legislativas para poner fin a la detención en régimen de incomunicación.

Desde la instancia de la ONU esperan que el Ejecutivo español le informe en un plazo de 180 días sobre las medidas que va a tomar en respuesta a su dictamen, de conformidad con el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos que ratificó en 1985.

Los Gobiernos españoles (tanto del PSOE como del PP) han quedado en evidencia ante organismos internacionales, por prácticas tan deleznables, en numerosas ocasiones. Sin embargo, siempre les ha importado muy poco; tienen la cara tan dura que ni siquiera se sonrojan ante hechos tan sumamente graves como la aplicación de torturas en cuarteles y comisarías por parte de sus fuerzas de seguridad. ¡Y aún así, qué desfachatez, se arrogan de ser los paladines de los Derechos Humanos en el mundo!

Gorka Lupiañez fue torturado en el cuartel La Salve de Bilbao, así lo certifica el Comité de Derechos Humanos de la ONU

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS