Golpe a Pinochet: ¡Desaforado otra vez!

Por catorce votos contra nueve los ministros que integran la Corte de Apelaciones de Santiago decidieron que había mérito para desaforar al octogenario militar por su responsabilidad en la Operación Cóndor. La inesperada resolución podrá ser apelada ante la Corte Suprema.

Justo cuando la Corte Suprema revisa la aplicación de la ley de amnistía en un caso de detenido desaparecido, el pleno de la Corte de Apelaciones de Santiago dio un golpe a la cátedra y decidió, por 14 votos contra 9, desaforar al ex comandante en jefe Augusto Pinochet Hiriart.

La resolución que tomó por sorpresa a todas las partes, consideró entre sus argumentos -que serán conocidos en extenso la próxima semana- la entrevista que Pinochet dio a un medio de Miami, Estados Unidos, en donde quedaba en evidencia que su deterioro mental no era tal, pues recordaba perfectamente hitos de su régimen.

El ministro de fuero, Juan Guzmán Tapia, que investiga esta causa deberá ahora reunir más antecedentes, tomarle declaración a Pinochet y eventualmente, si hay antecedentes, decretar su procesamiento.

Antes de ello, la defensa del octogenario militar tiene todavía la posibilidad de apelar ante la Corte Suprema, tribunal que en última instancia zanjará el asunto.

Pinochet es investigado por su responsabilidad en el plan de las dictaduras del cono sur que en la década del 70 se coordinaron para dar forma a una operación destinada a hacer desaparecer a los opositores a sus regímenes.

Aunque Pinochet ha enfrentado decenas de juicios, sólo en el que investigó los asesinatos de la Caravana de la Muerte fue desaforado, e incluso procesado, aunque más tarde exámenes mentales lo eximieron de responsabilidad, al concluir que padecía de demencia moderada, progresiva e incurable.

En el proceso por el homicidio del general (r) Carlos Prats y su esposa Sofía Cuthbert, como también en Calle Conferencia -operativo que terminó con la cúpula del Partido Comunista en 1976- Pinochet no fue desaforado, en consideración a esos mismos exámenes médicos.

Con estos precedentes en mano, todas las partes dudaban mucho que se diera curso a este antejuicio. Pero la diferencia esgrimida por los abogados querellantes en esta ocasión, es que Pinochet ha dado muestras de estar lúcido, de coordinar sus pensamientos y, sobre todo, de recordar con precisión hechos ocurridos hace más de 30 años.

«Si puede contestar preguntas a una periodista por casi una hora, coherentemente y razonando en forma lógica, recordando incluso acontecimientos que ocurrieron hace más de 30 años, bien puede responder preguntas de un juez», plantearon los abogados Eduardo Contreras, Francisco Bravo y Sergio Concha, al solicitar el desafuero.

Tras conocer el pronunciamiento, el abogado Contreras manifestó que el fallo es muy importancia, ya que con este se repone «el sentido de justicia que se había denegado las otras veces anteriores, como Prats y Conferencia». Recordó que hoy existe un nuevo elemento que es la entrevista con un canal de Miami «donde por espacio de una hora» Pinochet contestó preguntas en las cuales demostró que habla fluidamente.

Lorena Pizarro, presidenta de la AFDD

En declaraciones a la agencia Mundo Posible, Lorena Pizarro, presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos (AFDD) expresó: «Hemos recibido una muy buena noticia, se acogió la solicitud de desafuero para el que fue responsable de los crímenes que durante 17 años se cometieron en nuestro país. Estamos felices, pero atentos. El dictador tiene que ir a la cárcel, el dictador tiene que pagar por todos los crímenes que cometió porque es el principal responsable».

Pizarro, agregó que lo único que queda es que el Pleno de la Corte Suprema rechace el recurso de casación que interpuso la defensa de la plana mayor de la Dirección Nacional de Inteligencia (DINA) y «que finalmente sean condenados por crímenes contra la humanidad, de los cuales son responsables», puntualizó la dirigenta.

Gladys Marín celebra desafuero de Pinochet

La presidenta del Partido Comunista de Chile, Gladys Marín se presentó en las afueras de la Corte de Apelaciones para manifestar su alegría frente a la determinación del máximo tribunal, de desaforar al ex tirano Augusto Pinochet (1973-1990).

En declaraciones recogidas por Mundo Posible, la líder de izquierda manifestó que la decisión es «magnifica y extraordinaria», y que la llena de profunda alegría.

«Esto demuestra que si no nos cansamos, y no nos vamos a cansar nunca, la justicia se va a imponer en nuestro país, podrá demorarse uno o dos días pero ya están estos pasos que se están dando, porque es no es solamente es un avance sino que nos llena de mucha más fuerza para seguir luchando. Así que estoy muy, muy contenta», aseguró la ex candidata presidencial.

Cabe destacar, que fuentes de la Auditoria General del Ejército, se mostraron absolutamente sorprendidos, cuando se informó que se había desaforado a Pinochet y que se iniciaba una nueva batalla judicial en los tribunales chilenos.

Por el momento, las organizaciones de derechos humanos aún se encuentran en las afueras de la Corte Suprema esperando su resolución, acerca de la aplicación o no, de la Ley de Amnistía sobre el caso del ex mirista, Miguel Ángel Sandoval Rodríguez.

Esta será la hora decisiva para los derechos humanos, ya que según lo que decida el más alto tribunal chileno, por primera vez en más de 25 años, «marcará la senda para todos los juicios por violaciones de los derechos humanos en Chile».

La Ley de Amnistía, ha significado el auto perdón para los autores, cómplices y encubridores de los crímenes cometidos desde el 11 de septiembre de 1973 al 10 de marzo de 1978.

Patricia Silva: «Esperamos la condena de Pinochet»

Patricia Silva, presidenta de la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos, aseguró que tras esta resolución «esperamos la condena a Pinochet».

Por su parte, Viviana Díaz, secretaria general de la AFDD, sostuvo que con este fallo nuevamente se abre la posibilidad de que la justicia disponga un juicio «histórico» al ex jefe castrense.

¿Qué fue la Operación Cóndor?

La Operación Cóndor, fue un procedimiento desarrollado por organismos de seguridad del régimen militar correspondientes a todas las dictaduras, que a mediados de los años '70 se habían establecido en: Chile, Uruguay, Paraguay, Argentina y Brasil, con el objetivo de neutralizar el accionar de sectores disidentes.

La maniobra de los comandos de represión, fue un operativo extraterritorial entre las naciones de Chile, Argentina, Paraguay, Uruguay, Bolivia y Brasil, que tenía como tarea la recolección, el intercambio y el almacenamiento de datos de inteligencia relacionados con los activistas de izquierda, comunistas, marxistas, y contra todos aquellos que fueran opositores a las dictaduras militares que se establecieron en estos países a comienzo de la década del 70, con el fin de eliminarlos.

La Comisión de Verdad y Reconciliación de Chile, en su informe final informa que los casos de 33 ciudadanos chilenos desaparecidos, tras ser capturados por agentes argentinos, paraguayos y brasileños, fueron entregados a la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) del angosto país, solamente entre 1975 y 1976.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS