Gobiernos latinoamericanos subordinados a intereses de EEUU desconocen nuevo período presidencial en Venezuela Bolivariana

Por Kaos. América Latina

La participación de Pompeo en esta reunión surge tras las citas que sostuvo con los presidentes ultraderechistas de Colombia, Iván Duque, y de Brasil, Jair Bolsonaro, y en la que también se abordó la “situación de Venezuela”.

Como era de esperar, el denominado Grupo de Lima o administraciones capitalistas neoliberales tuteladas por los intereses del Departamento de Estado de EEUU, no reconoce la legitimidad del nuevo periodo presidencial de Nicolás Maduro en la Venezuela Bolivariana, que comenzará el 10 de este mes. Muy sueltos de cuerpo, los cancilleres subordinados al Pentágono, “instaron” al mandatario venezolano a no asumir el cargo.

“El Grupo de Lima no reconoce la legitimidad del nuevo periodo presidencial de Nicolás Maduro en Venezuela; se insta a Nicolás Maduro a no asumir la presidencia y transferir el poder a la Asamblea Nacional hasta que se realicen nuevas elecciones”, dijo el canciller de Perú, Néstor Popolizio, al leer una declaración en rueda de prensa.

El texto añade que los gobiernos del Grupo de Lima solo a través del “pleno restablecimiento” de la “democracia”, el país caribeño podrá hacer frente a las causas políticas sociales y económicas que habrían llevado a una supuesta “crisis humanitaria” que viviría actualmente. Al respecto, vale señalar que hasta el propio gobierno del Perú atraviesa una feroz crisis institucional y económica debido a la corrupción de su sistema de partidos políticos, su poder judicial, y el paquete de medidas antipopulares que el presidente de facto Martín Vizcarra firmó el último día de 2018. Ni siquiera tiene sentido describir las respectivas crisis políticas, sociales y económicas que atraviesa el resto de las administraciones que conforman el mencionado “Grupo de Lima”, entidad subsumida por el presidente estadounidense Donald Trump. Lo que mencionan como “crisis humanitaria”, corresponde a la expresión diplomática impuesta por EEUU para allanar cualquier aventura injerencista, hasta de carácter bélico, en contra de la democracia participativa que fundó Hugo Chávez Frías.

Los 13 gobiernos firmantes de la carta acordaron “reevaluar” el estado de las relaciones diplomáticas con Caracas en función del “restablecimiento de la democracia” en la nación caribeña.

Como parte del bloqueo económico mandatado por el imperio norteamericano contra Venezuela y su Pueblo, el Grupo de Lima “acordó prohibir la entrada de altos funcionarios venezolanos e impedirá la realización de movimientos financieros según lo permita la normativa de cada país”, de acuerdo a la declaración.

“Según lo permitan sus legislaciones internas, impedir a los altos funcionarios del régimen venezolano la entrada al territorio de los países del Grupo de Lima”, comunicó el jefe de la diplomacia peruana en compañía de sus pares de los países integrantes.

También, acordaron “elaborar listas de personas naturales y jurídicas con las que entidades financieras y bancarias de sus países no deberán operar o deberán tener una especial debida diligencia, prevenir su acceso al sistema financiero y, de ser necesario, congelar sus fondos y otros activos o recursos económicos”, según la declaración.

Los gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, Guyana y Santa Lucía integran el “Grupo de Lima”, sin embargo la administración mexicana de López Obrador se abstuvo de firmar la declaración.

Venezuela, por su parte, no reconoce estas cumbres.

Más temprano, el 4 de enero, el canciller venezolano, Jorge Arreaza, señaló que la participación, a través de videollamada, del secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, demuestra cómo el “Grupo de Lima” responde a los intereses de la potencia norteamericana.

“Lo que hemos afirmando desde la creación de este grupo de gobiernos cartelizados contra Venezuela, al que en teoría no pertenece el Gobierno de EEUU: se reúnen para recibir órdenes de Donald Trump (presidente de EEUU) por intermedio de Mike Pompeo ¡Vaya muestra de humillante subordinación!”, expresó a través de un mensaje publicado en la red social Twitter.

La participación de Pompeo en esta reunión surge tras las citas que sostuvo con los presidentes ultraderechistas de Colombia, Iván Duque, y de Brasil, Jair Bolsonaro, y en la que también se abordó la “situación de Venezuela”.

 

Nde: Con información de Sputnik: mundo.sputniknews.com/america-latina/201901041084554896-grupo-de-lima-no-reconoce-legitimidad-de-gobierno-de-maduro/

COLABORA CON KAOS