Gobernador visita comunidad y es recibido con resistencia por las remociones para la Copa de 2014

6
En la capital nordestina Fortaleza (CE), una de las ciudades-sede de la Copa del Mundo de Fútbol 2014, ocurrió ayer (2) un hecho inesperado: el gobernador del estado de Ceará, Cid Gomes, visitó personalmente la comunidad Aldacir Barbosa, una de las 22 amenazadas de remoción debido a las obras del Tren Eléctrico (VLT, sigla en portugués), parte del proyecto de la Copa.

El gobernador entró en las residencias de los habitantes, a la noche, alrededor de las 20 horas, para defender la construcción del VLT y presionar a los habitantes para que acepten las remociones. Estaba acompañado por cerca de 30 miembros de seguridad armados, además de autoridades como el jefe de la Casa Civil (y hermano del gobernador), el diputado Ivo Gomes, el procurador general del Estado, Fernando Oliveira, el presidente del Tren Metropolitano de Fortaleza (Metrofor), Rômulo Fuertes, el secretario de la Infraestructura de Ceará, Adail Fontenelle, y el superintendente de Medio Ambiente, José Ricardo Araújo.

En respuesta a la ofensiva, una rápida movilización sorprendió al gobernador. Decenas de habitantes salieron a las calles y gritaron consignas como "De aquí no me voy, de aquí nadie me saca” y "Cid es terrorista”, debido al terror psicológico que la población viene sufriendo por la amenaza de remoción.

Para reforzar la resistencia, el Movimiento de Lucha en Defensa de la Vivienda (MLDM) se movilizó, por lo que comparecieron los núcleos de las comunidades Trilha del Senhor, Don Oscar Romero, João XXIII y Montese.

Según la profesora Francinete Gomes, miembro del MLDN y habitante de Trilha del Senhor, Cid Gomes llegó a entrar en cinco residencias, donde defendió el proyecto y dijo que sólo había dos alternativas: o aceptaban las indemnizaciones por un valor de 10 mil reales, en promedio, o serían reubicados en algún conjunto habitacional.

Cerca de mil familias que viven en la comunidad Aldacir Barbosa, en el barrio de Fátima, están ubicadas en una de las áreas más ricas y valorizadas de Fortaleza. Para el movimiento, las comunidades que viven alrededor del tren son vistas como una "mancha” de pobreza, que los gestores pretenden eliminar con el pretexto de las obras de la Copa.

En opinión de Francinete, el gobernador actuó de manera inaceptable, intimidando a la comunidad. "Los habitantes tuvieron miedo y abrieron la puerta. A lo que él hizo lo llamo infantilidad. Si él quiere conversar, ¿por qué no fija una conversación colectiva, en el centro comunitario de la Aldacir Barbosa, que es grande?”, critica.

Ella denunció también que Cid Gomes no cumple con la recomendación del Ministerio Público, que presentó una acción pública para que el gobierno del estado suspenda las expropiaciones para las obras del VLT, dado que la licencia ambiental de la obra no está concluida.

Agresión física

Dos mujeres relatan haber sido agredidas por miembros de la seguridad de Cid Gomes –una se torció el brazo y la otra fue empujada, cayó y se golpeó el codo. Ellas abrieron el Boletín de Casos Ocurridos.

Hoy, militantes denunciaron la agresión a la comunidad, presentando fotos y videos de la visita durante la audiencia realizada en el Ministerio Público Federal.

Preocupados por la actitud del gobernador, habitantes de la comunidad Trilha del Senhor realizarán una asamblea general mañana (4) para elaborar estrategias con el objetivo de neutralizar una posible acción de Cid Gomes.

&nbsp
Sobre el VLT
&nbsp
Estudiante de sociología y militante del MLDN y de la Organización Resistencia Libertaria (ORL), Mateus Viana desarrolla una investigación sobre los impactos sociales del VLT. Según él, el vehículo pasará por 27 kilómetros de la capital, uniendo el Puerto de Mucuripe con el estadio Castelão y, para que eso ocurra, afectará a más de 3 mil familias.

De acuerdo con Mateus, el promedio de las indemnizaciones ronda los 10 mil reales, valor insuficiente para la adquisición de otro inmueble en Fortaleza. La obra está presupuestada en 265 millones de reales, de los cuales 90,2 serán destinados a indemnizaciones.

El investigador denuncia también la ausencia de un proyecto habitacional para reubicar a las familias, además de la grave falla del Estudio de Impacto Ambiental (EIA), que no presenta alternativas de trayecto.

Entre los impactos sociales que sufrirán las familias, cita la distancia de equipamientos sociales, como hospitales, escuelas, terminal de ómnibus, además de la pérdida de la convivencia con la vecindad: en Trilha del Senhor, por ejemplo, hay familias instaladas en el lugar desde hace 70 años.

Traducción: Daniel Barrantes – barrantes.daniel@gmail.com