Ganaron la guerra, no la paz

Hace 70 años comenzaba una guerra que acabaría con el legítimo gobierno del Frente Popular. En 1939 partía el último barco con miles de exiliados. Los que quedaban en tierra conocerían los campos de concentración, los trabajos forzados, el hambre y la muerte.

Hace 70 años la legalidad, la justicia y el mundo que florecía eran destruidos. Hoy, vuelven a reinar los herederos de Alfonso XIII, aquel rey que, ante el clamor popular, tuvo que marchar al exilio. Y vuelve a gobernar la oligarquía, y siguen teniendo unos pocos terratenientes la mayor parte de las tierras que trabajan los jornaleros, y las condiciones de los trabajadores son, cada día, peores.

Hace 70 años la guerra daba el poder a los pocos que lo han tenido siempre. Ganaban la guerra, que no la paz. Hoy, 6 de diciembre del 2006, 75 años después de la proclamación de la II República, miles de ciudadanos se han manifestado en Madrid reivindicando la III República, denunciando la Constitución del 78, por el derecho de autodeterminación de los pueblos y la recuperación de la memoria histórica y la exigencia de responsabilidades.

Entre los cortejos más destacables estuvieron el PCPE y los CJC y Corriente Roja. En menor número, hubo otros grupos, como Izquierda Castellana, o la Plataforma Republicana Sobirania Valenciana.

Mientras Llamazares está con los zares y el PCE ha renunciado a la calle y la reivindicación consecuente de la III República, miles de ciudadanos, unos 6000, han salido a las calles, lo cual muestra que “el movimiento republicano está creciendo y se están descubriendo las mentiras de la transición y de las leyes del olvido”, cuenta un portavoz de los CJC, que dice que su proyecto es “la república confederal socialista porque el derecho de autodeterminación y el socialismo son valores fundamentales para la democracia”. En sus palabras: “es necesario recuperar el hilo rojo de la historia de los pueblos de España, y eso pasa por la lucha por la República”. Así mismo, señalo que la izquierda institucional no plantea una lucha por la III República, pues “acepta la monarquía y la constitución”.

Por otro lado, miembros de la Plataforma Antifascista de Alicante señalaban el éxito de la manifestación, porque “aunque las actividades locales tienen un gran potencial para desarrollar organización y focos de resistencia, las movilizaciones estatales sirven de baremo para medir las fuerzas dispersas, aunque no se pueda desplazar todo el mundo que quisiera”.

Según nos informaron, la plataforma Antifascista de Alicante, que lleva un mes funcionando, hará el próximo 13 la presentación oficial, aunque ya se les puede ver en las calles, pues han hecho un mural y están trabajando “contra grupos fascistas, tachando carteles, haciendo pintadas y pegando los carteles propios”. Señalaron también que la lucha antifascista y la República en el Estado español caminan de la mano, pues “la II República es el referente histórico de la lucha antifascista”, y que “comunistas y anarquistas pueden trabajar juntos sabiendo que el enemigo común es el fascismo, y no cayendo en debates estériles que nos llevan a la desunión”.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS