Francia. Policías usan gas lacrimógeno y cañones de agua contra los ‘chalecos amarillos’ en París

Por RT

Se espera que alrededor de 80.000 policías sean desplegados en todo el país ante el aumento del número de manifestantes previsto para esta jornada. El movimiento de los ‘chalecos amarillos’ sale este sábado a las calles de Francia por novena semana consecutiva desde que las protestas estallaron el pasado 17 de noviembre. En el transcurso […]

Se espera que alrededor de 80.000 policías sean desplegados en todo el país ante el aumento del número de manifestantes previsto para esta jornada.

El movimiento de los ‘chalecos amarillos’ sale este sábado a las calles de Francia por novena semana consecutiva desde que las protestas estallaron el pasado 17 de noviembre.

En el transcurso de las protestas en París, la Policía ha lanzado gases lacrimógenos y ha utilizado cañones de agua contra los manifestantes.

Según informa BFMTV, que cita una fuente policial, alrededor de 32.000 manifestantes participan en las concentraciones de este sábado en toda Francia, mientras que unas 8.000 lo hacen en París. La semana pasada las protestas reunieron a 26.000 participantes en toda Francia y solo 2.000 en París.

Christian Hartmann / Reuters

Se informa que las autoridades francesas planean desplegar alrededor de 80.000 policías en todo el país —5.000 de ellos en París— ante el aumento del número de manifestantes previsto para esta jornada en comparación con la movilización anterior.

Christian Hartmann / Reuters

Entretanto, la Policía ya ha detenido a 59 personas en la capital francesa por “portar armas prohibidas” y “participar en un grupo para cometer actos de violencia”, informan medios locales.

El origen del movimiento

Las protestas de los ‘chalecos amarillos’ surgieron originalmente como una reacción ante el aumento planificado del impuesto sobre el combustible. Sin embargo, pese a que el Gobierno de Macron anuló dicho aumento de impuestos, las protestas se han convertido en un movimiento más amplio dirigido contra las políticas oficiales y sus reformas económicas.

En el plano general, los manifestantes se quejan de los impuestos exorbitantes, de los bajos salarios y de la imposibilidad de encontrar un trabajo bien remunerado, al tiempo que acusan a las autoridades de alejarse de la gente y trabajar en beneficio de las personas más ricas del país.

Christian Hartmann / Reuters
actualidad.rt.com/actualidad/301804-chalecos-amarillos-francia-noveno
COLABORA CON KAOS