Francia. Noche de violencia en un suburbio de París en reclamo de la liberación de un detenido en una comisaría

El suburbio parisino Trappes (oeste) vivió una noche de guerrilla urbana luego de que unas 200 personas atacaron la comisaría principal a pedradas y se enfrentaron con la policía en reclamo por la liberación de un detenido que se habría resistido a la interpelación policial de su mujer por portar una burka.

La calma regresó esta madrugada a Trappes, comuna que forma parte del suburbio Yvelines, 31 km. al oeste de París, donde los últimos focos de incendios fueron extinguidos por los bomberos en la mañana parisina.

Poco antes, unos 200 policías antidisturbios apoyados por un helicóptero, habían retomado el control en los alrededores de la comisaría principal de la localidad de 30.000 habitantes.

El operativo policial que fortificó Trappes continuará en los próximos días para evitar una nueva revuelta, informó esta madrugada ante las cámaras de televisión el ministro del interior Manuel Valls y afirmó que “algunos policías” resultaron heridos, sin precisar el número.

“Ninguna razón justifica esta violencia inaceptable. El orden público fue restablecido, numerosos efectivos van a permanecer este fin de semana”, declaró Valls sin evocar la circunstancias de la revuelta a pesar de las divergentes versiones de los implicados.

Entretanto, el diario Le Figaro alerta sobre la posibilidad de “un efecto contagio en los suburbios lindantes tras los incidentes de esta madrugada, un día después de la detención del marido de una mujer velada, en pleno mes de Ramadán (mes de ayuno de los musulmanes)”.

Ayer al mediodía se realizó una primera manifestación frente a la comisaría de Trappes para protestar contra “la brutalidad policial” y reclamar por la liberación del detenido sin que se registraran incidentes, pero a la caída del sol una nueva manifestación, silenciosa y sin reivindicaciones degeneró rápidamente en enfrentamientos con la policía.

Según Le Figaro, que cita fuentes policiales, “la manifestación espontánea tuvo lugar al anochecer, cuando entre 200 y 400 personas, muchas con sus rostros cubiertos, lanzaron piedras y petardos contra la comisaría. Algunos jóvenes incendiaron basura y mostraron armas de fuego, por lo que la policía disparó granadas lacrimógenas y ráfagas de flash-ball (balas de goma)”.

Un joven resultó herido en uno de sus ojos al recibir un disparo de flash-ball, según la radio Europe 1.

La manifestación nocturna en solidaridad con el detenido fue convocada por las redes sociales, luego de que un video filmado por un testigo mostrara como este era arrastrado violentamente por varios policías.

En declaraciones a radio France Info, Jean-Marc Galland, de la prefectura de Yvelines, explicó que el marido de la joven fue detenido por “rebelión” y por “agresión a un oficial de policía”.

Sin embargo, la versión de la familia implicada difiere notoriamente con la de la policía.

En su página web, el colectivo contra la islamofobia y el sitio de Internet Al-kanz publicaron un correo donde la joven interpelada por la policía en Trappes da su versión de los hechos.

“Nos insultaron, nos gritaron como perros”, denunció sin develar su identidad.

“Sufrí una injusticia por parte de la policía, al verlos retiré mi velo para cooperar como de costumbre, pero empujaron a mi madre y a mí me atraparon del cuello. Cuando miré a mi marido lo estaban esposando en el suelo mientras le daban golpes”, agregó.

Por el momento, el gobierno francés, a través del Ministerio del Interior, no reaccionó a los enfrentamientos en Trappes, sin embargo, el líder del sindicato policial Alliance, Thierry Mazet, criticó en el diario Le Parisien un comportamiento “inadmisible”.

“Los hechos de Trappes son graves. Es la autoridad del Estado que fue cuestionada y eso es inadmisible”, expresó Mazet al diario parisino.

Entre las vestimentas prohibidas en Francia en el espacio público figuran el velo integral o niqab, que cubre la cabeza pero deja un espacio libre a la altura de los ojos, y la burka, tradicional en Afganistán pero casi inexistente en Francia, que cubre de la cabeza a los pies y disimula los ojos detrás de una parte de la vestimenta.

Asimismo, en 2004 Francia prohibió la ostentación de signos religiosos como el velo musulmán que cubre el cabello, las grandes cruces o rosarios católicos o la estrella de David judía.

 

 


 

http://www.telam.com.ar/notas/201307/25594-noche-de-violencia-en-un-suburbio-de-paris-en-reclamo-de-la-liberacion-de-un-detenido-en-una-comisaria.html

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS