Francia: aprobación parlamentaria de un impuesto a las grandes fortunas y la reducción del IVA

Hasta estas medidas socialdemócratas keynesianas nos parecen un paraíso si las comparamos con este infierno de ajustes neoliberales.  Pero, como podrán sostenerlas para cuadrar el déficit exigido por la UE? El PSOE francés no es confiable.

Esta es la noticia:

El socialismo aplicó su mayoría para rectificar el presupuesto 2012 después de un duro debate con la derecha. Proyectan una presión impositiva sobre las familias ricas.

Las sesiones extraordinarias del mes de julio en la Asamblea Nacional (Diputados) finalizaron esta madrugada luego de cuatro días de maratónicos y apasionados debates entre los socialistas y la ahora opositora Unión por una Mayoría Popular (UMP) donde fue aprobada la rectificación del presupuesto 2012.

El nuevo presupuesto prevé 7.200 millones de euros de suba de impuestos y 1.500 millones de euros suplementarios de supresiones de gastos.

El ingreso extra y los recortes presupuestarios –en su mayoría en rebajas de salarios de los funcionarios públicos y gastos operativos ministeriales- apuntan a reducir el déficit público francés al 3% del PBI.

De esta forma y a pesar de que la economía gala presenta magros niveles de crecimiento (0,3% en 2012) que la sitúan al borde de la recesión, Hollande logra cumplir con el compromiso asumido por Francia ante sus socios de la zona euro.

Al asumir la presidencia hace dos meses, el mandatario socialista anunció su intención de lograr un déficit cero para el final de su mandatario en 2017.

A partir del martes próximo, el Senado –donde también hay mayoría socialista- deberá evaluar la rectificación del presupuesto 2012, mientras que el voto formal y definitivo en ambas cámaras tendrá lugar en la clausura de las sesiones extraordinarias del 31 julio.

Entre el lunes y esta madrugada, la Cámara Baja francesa anuló dos de las medidas faro del ex presidente Sarkozy, al derogar la excepción fiscal a las horas extras y frenar el aumento del IVA que continuará en 19,6%.

Asimismo, ayer al mediodía los Diputados franceses instauraron una “contribución excepcional” a las fortunas francesas, quienes cuenten con un patrimonio neto imponible superior a 1.300.000 euros. Una medida que le reportará al Estado 2.300 millones de euros.

La UMP, que presentó 460 enmiendas a la treintena de artículos que integran la rectificación del presupuesto diseñado por la propia UMP en 2011, acusó al gobierno de atacar el poder adquisitivo de los franceses y calificó de “confiscatorio” la contribución excepcional instaurada para las fortunas francesas.

Otras medidas que votaron los Diputados fueron el endurecimiento en los derechos a la sucesión; la reducción del 30% del sueldo del presidente; el descenso del IVA a los espectáculos y la cultura (regresa al 5,5% histórico); y un impuesto adicional al stock petrolero.

En septiembre, luego del periodo de vacaciones en el Parlamento, el gobierno presentará el presupuesto de 2013 donde está previsto reformar nuevamente el impuesto sobre la fortuna (ISF), que subiría más del 140% para quienes cuenten con un patrimonio de entre 2,7 y 4 millones de euros.

Pero la reforma fiscal más controvertida es la promesa de campaña de Hollande de gravar en un 75% a todos los franceses cuyos ingresos anuales superen el millón de euros.

El fijar en el 45% el impuesto a los más ricos y del 75% de impuestos para quienes superen el millón de euros anuales, podría generar un éxodo de ricos a Bélgica, Suiza, Inglaterra y Luxemburgo, según afirman numerosos especialistas económicos.

Un artículo del sitio de información Slate.fr de esta semana, sitúa entre 2.500 y 4.000 el número de familias que podrían emigrar a paraísos fiscales o los países vecinos con políticas fiscales más leves.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS