[Finalizado el XI Congreso Confederal] Entrevista de ALB al nuevo secretario del Comité Confederal (CC)

Publicidad

Te estamos muy agradecidos de que hayas tenido unos momentos para dejarnos entrevistarte dentro de tu apretada agenda, y más que como persona queremos que nos respondas como la cara visible de una organización…

Por supuesto, como dirigente de CNT de España estoy encantado de representar sus acuerdos.

Pues empecemos sin más dilación. Finalizado el XI Congreso Confederal, ¿puedes decirnos qué vais a trasmitir a los trabajadores, que viven una situación de paro e inseguridad?

Pues este comité se dirige a los trabajadores españoles para transmitirles los acuerdos que hemos tomado, de cara a que en nuestras vidas tengamos viviendas confortables, sueldos dignos y tiempo libre que nos permita viajar, pernoctar en buenos hoteles y disponer de vehículos particulares y segundas y terceras residencias.

¿Puedes explicar cómo vais a conseguir esos cambios tan sustanciales?

En primer lugar, hemos decidido abandonar el lenguaje arcaico que nos caracteriza, adecuándolo a los deseos de los actuales trabajadores. Por lo tanto hemos iniciado una reforma de nuestros estatutos, que implica el abandono de los llamados principios tácticas y finalidades, convertidos en simples dogmas vacíos, jaculatorias de beatas de iglesia. En segundo lugar, a partir de ahora, la CNT se convierte más que en una organización sindical, en un club de lujo, donde los operarios, convenientemente vestidos, dispondrán de todos los servicios que deseamos para una futura sociedad. Hacemos política prefigurativa, y entrar en CNT implicará, por ejemplo, disponer de buenos sofás, coñac de marca y camarero uniformado mientras se discuten los temas del orden del día. Aspiramos a que este despacho en el que estáis, sea igual en todos los sindicatos de CNT de España.

Bueno, la verdad es que no estamos acostumbrados a este derroche… Es la primera vez que entramos en una oficina de la CNT adornada con colmillos de elefante…

Tendréis que acostumbraros al lujo. Hemos tenido que limpiar el sindicato de grupúsculos seudolibertarios y de anacronismos, pero… ¡qué ganancia cualitativa! No nos importa la cantidad, si no ganar en calidad. Tendréis que estar de acuerdo en esto. Por ejemplo, en el CC tenemos prohibido fumar cigarrillos, pero está aconsejado degustar un Cohiba diariamente.

¿Puedes explicarnos cómo ha quedado el capítulo de relaciones con otras organizaciones?

Pues exento de ordinariez. De ahora en adelante la CNT no mantendrá relaciones más que con gente de caché. Hemos comprobado que relacionarnos con personajes como Cañamero, Gordillo…, es cutre que no te puedes hacer una idea. Ya no es que sean unos autoritarios, bordes y sin un duro. Es que tienen un aspecto antiestético que tira para atrás. ¡Y cómo sudan! Personalmente, me he entrevistado ya con el rey Don Felipe, que tiene una familia encantadora. Ha mostrado mucha sintonía con nosotros. Es un tío majísimo. Hemos llegado a diversos acuerdos para que solucione casos del sindicato con una simple llamada. Esto va a suponer un gran ahorro de tiempo y dinero para nuestro gabinete técnico. Y simplemente, a cambio de apoyar a la monarquía.

¿Que la CNT apoya a la monarquía?

Por supuesto [muestra el retrato oficial del rey y la reina, al lado del escudo de la CNT]. Es mejor tener un monarca con mano que conoce a mucha gente y tiene plaza fija, que a un presidente que además de ser más caro, es interino.

Hablemos del Gabinete Técnico. El Gabinete Técnico Confederal es uno de los puntos de litigio dentro del sindicato. Los sectores más libertarios de la CNT han criticado su existencia y el dinero que se les destina…

Eso es porque desconocen totalmente que los gabinetes técnicos son acuerdos de la CNT desde 1936. Estos acuerdos imponían que los diferentes organismos de la CNT se dotarían de cuantas secciones de estadística y gestión fuesen necesarias para el riguroso cumplimiento de sus responsabilidades. Eso está escrito, y quien no lo crea que se lea los acuerdos del Congreso de Zaragoza de 1936. Por eso, que tengamos un GTC bien dotado de recursos, no es un motivo de controversia, si no que es una obligación ineludible. Más aún ahora cuando, liberado el GTC de la responsabilidad de estar lidiando con despidos, ahora está dedicado a realizar operaciones financieras de altísimo nivel. Hemos invertido en condones para prevención de SIDA, plantas potabilizadoras de agua, paneles electrotérmicos… Estos tres proyectos de la UNESCO están destinados a Camerún, e intervenimos en ellos como entidad colaboradora. Hemos aportado tres millones de euros y ya tenemos devueltos seis de los propios pobladores, sin apenas haber tenido que mover un dedo. Es más, los colmillos de elefante que ves, son un regalo del pueblo dowayo a la CNT. Estas manos de gorila, en cambio, vienen de Ruanda…

Veo que tenéis las relaciones internacionales bien cubiertas.

Totalmente. Hemos roto de facto relaciones con la AIT. Una organización internacional que llegó a tener un secretario serbio que además se llamaba “Rata”… Por favor, eso no es serio.

Otros puntos conflictivos: elecciones sindicales y liberados, ¿qué puedes decirnos de eso?

Vamos a ver… ¿Quién necesita elecciones sindicales en España, teniendo contactos? Es ridículo ese esfuerzo que hace la izquierda presentándose a esa lotería electoral, cuando amarrando desde arriba buenos pactos con gentes de las finanzas, de la banca, de inmobiliarias, del clero, cae una lluvia de millones en forma de comisiones y transferencias, a poco que uno sepa moverse bien. En este sentido la aportación del Instituto de Ciencias Económicas Autogestionarias (ICEA) ha sido fundamental. Amarraron un contrato con el DAESH en Siria, que nos ha reportado pingües beneficios. Ahora mismo disponemos de una estructura que nos proporciona respeto. Ya sabes que es fundamental el respeto. Un hombre sin respeto, no es nada.

¿Y los liberados?

Lo mismo te digo. Ya no tenemos liberados. No existe esa figura en la CNT. Ahora mismo los cargos que tenemos, son los de emprendedores. El que quiere ganar algo, tiene que ganárselo. Porque en CNT no se paga ni un sueldo, no pongas eso en duda. Queremos acabar con el salario, que es una ofensa al género humano. Un hombre, aparte de respeto, ha de saber ganarse la vida sin ser esclavo del salario.

Me dejas sin palabras.

Es natural, hasta ahora el anarquismo solo ha prometido utopías vacías, como asambleas, discusiones estúpidas y piquetes. Nosotros ofrecemos hechos tangibles, calidad, lujo. quiero acabar esta entrevista con las palabras de Francisco Ferrer: “queremos hombres nuevos, capaces de lo mejor y de lo peor, que se adapten a las circunstancias para modificarlas”. No sé si esa cita es exacta, pero dijo algo así.

Pero, ¿y la ética?

Nuestra obra en CNT, ahora mismo, no es ética, si no que tiene que ver con la moral. La moral se ocupa de lo bueno, de lo malo y de lo regular. Nosotros ahora mismo estamos, –siguiendo las enseñanzas de Francisco Ferrer– en el ámbito de lo malo y lo regular para conseguir estar instalados en lo bueno. Lo hemos conseguido, porque llevamos un mundo nuevo en nuestros corazones.

http://www.alasbarricadas.org/noticias/node/35470

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More