Fin del orden occidental y el mundo que se avecina

Que Europa y USA tienen miedo del futuro es algo obvio y lo vemos día a día en su toma de decisiones tan contraria a los intereses del progreso y la humanidad.

El progreso occidental material se ha basado hasta el día de hoy en la explotación de otros pueblos y de sus riquezas, pero hoy en este siglo vemos que este sistema llega a su fin.

El traspaso de la tecnología occidental a otros pueblos a conllevado un cambio brusco en las relaciones internacionales ya que la supremacía blanca y occidental sobre los otros pueblos se debía en su mayor parte a la revolución militar que por un lado hacía de occidente el conquistador y por otro lado imponía su cultura y su lengua a otros pueblos.

El Estado-Nación, estructura en sí contraria a la solidaridad humana ha sido el motor del orden actual y del desorden escondido en este sistema que ha llevado a pueblos enteros a su confrontación y a su exterminio.

A mayor división mayor control de la élite occidental a nivel mundial. Hoy por hoy comienza a emerger nuevos modelos de estados, como el estado civilización chino o Indio, mas fuerte y superior al raquítico estado-nación, tan ligado al orden capitalista.

China e India supone un super-poder que cuestiona a la élite occidental, pero aparece en el escenario también Brasil. Brasil hoy se perfila como motor de Iberoamérica o amerindia.

Un nuevo Estado-civilización está por nacer en este siglo y junto a el otro estado-civilización africano que rompa con la actual actitud de sometimiento de los pueblos negros hacia el hombre blanco occidental.

El multilateralismo en las relaciones internacionales significa el fin de la supremacía blanca occidental en el mundo yel principio de un concierto de estados-civilizaciones como base de un nuevo orden mundial (5 o 6 estados a nivel mundial) previo paso a la futura república mundial Kantiana

Marco Terranova Tenorio. Director del diario UNIDAD

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS