Fidel Castro se aleja con un gran manto de dignidad y patriotismo

Castro entendió que la presencia en el poder de una persona tan corrupta y tan entreguista como Fulgencio Batista no podía continuar, por lo que organizó y armó un ejército que desde México partió hacia las costas y terminó haciéndose fuerte en la Sierra Maestra.

Para conocer y entender las razones de este patriota y de otros que optaron por el camino de las armas, hay que conocer la injusta historia de la República de Cuba. Fue la última en independizarse del yugo español y eso fue posible solamente porque España, potencia ocupante de la patria cubana, perdió la guerra con los Estados Unidos, así que parte de lo que tuvo que entregar, entro otras grandes colonias en el mundo, fue el territorio de la Isla de José Martí.

Desde la salida de los españoles, Cuba se convirtió en una sucursal corrompida de los Estados Unidos. Allí instalaron sus casinos y sus burdeles, y manejaron la economía de una manera tan bárbara que desde Washington se determinaba lo que debía hacerse en materia monetaria, cambiaria, industrial y comercial. Los gobiernos eran unos títeres y uno de ellos incluso entrego de manera perpetua una parte de Cuba llamada Guantánamo, que ahora es un enclavo con armas atómicas dentro del territorio cubano.

Se entiende entonces las razones por las cuales los patriotas al mando de Fidel Castro tuvieran que escoger las armas para liberar una nación que ya no soportaba tanta vergüenza y explotación. Quizá por eso mismo que la comunidad mundial apoyaba la guerrilla revolucionaria de los barbudos porque sabía que frente al latrocinio de Batista y de los Estados Unidos.

Al mando de este operativo de suma peligrosidad estuvo Fidel Castro y tuvo como ayudantes varios valiosos revolucionarios al lado de los cuales estuvo siempre el comandante Ernesto Che Guevara.

Castro ha construido una sociedad completamente&nbsp diferente. Es allí donde no existe&nbsp el problema de la salud o de la alimentación, sino más bien enormes y amigables hospitales y centros de salud. Es decir una pléyade de realizaciones revolucionarias, aunque lo haya hecho en las narices mismas de los Estados Unidos.

Pero lo más valioso de su legado es efectivamente la profunda honestidad y dignidad que supo imprimir a su vida desde los primeros años de poder del movimiento 26 de julio y luego del Partido Comunista Cubano. Eso es así porque después de que los Estados Unidos declararan las hostilidades contra la revolución cubana en razón de haberse declarado socialista y antiimperialsta, no ha dejado de enseñar a su pueblo a ser combativo y patriota, pero también profundamente humanista, franco, sensible y digno.

Luego de cuarenta años de bloqueo militar contra la isla, y ahora que Fidel ha resuelto ponerse a un lado para que le suceda alguien que el Congreso decida, queda claro el papel de gran conductor de los destinos del pueblo y de su ejército. Porque a pesar de las penurias que vive gran parte del pueblo cubano, por culpa del bloqueo y de la acción de algunos gobiernos en el mundo, se ha mantenido como un Presidente honesto, comprometido, valiente y leal con los que le acompañaron.

No ha ocurrido como en otros países que sus el presidentes deben renunciar o ser

defenestrados, y que han debido fugarse en helicópteros, aviones a refugiarse en Miami,&nbsp porque los pueblos les piden cuentas.&nbsp No, este hombre incorruptible y marxista revolucionario, deja un sistema que pese a provenir de un pueblo pequeño y pobre, es un monumental ejemplo para todo el mundo.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS