Fidel Castro: otra evidencia de su Eternidad

Publicidad

Con el título “Fidel en el corazón de Pakistán” (1), Marylín Luis Grillo hizo circular desde Juventud Rebelde la grata noticia de que este viernes la República Islámica de Pakistán entregó la máxima distinción que otorga su Gobierno por el servicio distinguido a quien se convirtió en discípulo sin par de José Martí Pérez, nuestro Héroe Nacional de Cuba (2). Ello deviene pretexto para compartir las ideas que continúan.

El embajador en La Habana de esa nación asiática, Kamram Shafi, al hacer entrega de la Nishan-i-Pakistán (Orden de Pakistán, en lengua urdu) manifestó: “En esta ocasión, mi país honrará al líder de la Revolución Cubana” como homenaje póstumo al “ícono de la resistencia contra el imperialismo y contra el neocolonialismo”.

Shafi refirió además que Fidel es admirado por su credo internacionalista con el cual benefició a múltiples personas en todo el planeta, incluyendo a muchos pertenecientes a su Estado, y agregó que con la premisa de que “Cuba ofrece lo que tiene y no lo que le sobra” abrió el corazón de la Isla al mundo y logró que fuese amada por miles de personas.

El Viceministro de Relaciones Exteriores, Rogelio Sierra Díaz, en nombre del pueblo y del Gobierno cubanos, manifestó en ese acto que recibía con orgullo la distinción que trae a colación el imperecedero recuerdo y ejemplo del Comandante en Jefe, aspecto que marca un hito más en la historia de las relaciones entre Cuba y Pakistán; al tiempo que precisó: “En el desarrollo de nuestros vínculos, la impronta de Fidel ha desempeñado un papel fundamental”.

En ese ambiente, a mi mente vino la enorme tragedia vivida en aquel país a partir de décimo mes de 2005. Desde Islamabad la agencia de prensa Reuters reportaba que médicos, personal de enfermería y paramédicos cubanos/as habían llegado a Pakistán preparados para trabajar en la asistencia a los supervivientes del seísmo que había asolado el Norte de esa nación, cuya avanzada hizo el viaje de 26 horas desde La Habana e inmediatamente comenzaron a prestar sus servicios. “Estamos felices de estar aquí para ayudar a nuestros hermanos y hermanas de Pakistán y estamos listos para trabajar más allá del largo viaje”, dijo Francisco Rivera, enfermero de Santa Clara (3).

Trece meses después, BBC Mundo reportaba que la ayuda cubana al pueblo pakistaní se traducía en: personal médico enviado, 2.378; áreas cubiertas, 44; hospitales de campaña, 30; vidas salvadas, 1.315; consultas, 601.369 —solo entre octubre 2005 y enero 2006. Asimismo, divulgó el siguiente comentario de la prensa local sobre los médicos cubanos: “Llegaron sin hablar una palabra de urdu, y elaboraron poco a poco su propio cuaderno de ‘urdu básico’. Se ganaron sin duda la confianza de la población local” (4).

“A más de un año de su desaparición física, Fidel sigue presente, no solo en Cuba sino también en aquellas tierras hermanas hasta donde llegó su abrazo solidario” —escribió Marylín en el Periódico de la juventud cubana, con sobradas razones. Así, apenas me permito acotar que con la Orden de Pakistán recientemente otorgada al Comandante en Jefe de la Revolución Cubana asistimos a otra evidencia de su Eternidad (5). ¡Enhorabuena!

Referencias:

1.- http://www.juventudrebelde.cu/cuba/2018-04-27/fidel-en-el-corazon-de-pakistan.

2.- http://cubainformacion.tv/index.php/la-columna/249-noel-manzanares-blanco/74798-jose-marti-el-maestro-de-fidel-castro.

3.- https://www.20minutos.es/noticia/58622/0/PAKISTAN/TERREMOTO/CUBA/.

4.- http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/forums/blogs/newsid_6147000/6147170.stm.

5.- http://cubainformacion.tv/index.php/la-columna/249-noel-manzanares-blanco/72004-ifidel-vivira-por-siempre.

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More