El Sistema de Seguimiento Integral de los Casos de Violencia de Género (conocido como Viogén) tiene registrados en estos momentos 554.554 expedientes, según datos del Ministerio del Interior. La cifra ha sido dada esta mañana en la rueda de prensa ofrecida por organizaciones feministas convocantes de las manifestaciones que se celebran esta tarde en todo el país contra la violencia machista y el negacionismo de la ultraderecha.

Este viernes, están confirmadas más de 200 convocatorias en toda España. En Madrid, la manifestación será a las ocho y media en la Puerta del Sol; en Barcelona, a las 20:00 horas en la plaza de la Universidad; en Valencia, a las 20:00 horas en la Plaça Mare de Deu; en Bilbao, a las 20:30 en la Plaza del Ayuntamiento; y en Sevilla, a las 19:00 en el Palacio de San Telmo.

Vox «legitima» a los asesinos

La presidenta de Mujeres Progresistas, Yolanda Besteiro, ha afirmado que «todas las organizaciones convocantes» de esta convocatoria, que han nombrado «Emergencia feminista», ven una relación clara entre «el discurso de legitimación» del machismo desde las instituciones, de la extrema derecha y sus principales dirigentes, con el incremento de los casos de asesinatos machistas. No sólo eso, la ultraderecha ha condicionado en los pactos de gobierno «la limitación de los recursos y medios que se destinan a las mujeres víctimas y a sus hijos».

«Es un tema sensible porque los mensajes de la ultradecha también lo reciben los agresores, que se ven legitimados», ha añadido la presidenta de Mujeres Progresistas.

«Tiene toda la pinta de que retrocedemos»

La Asociación Madrileña de Mujeres Separadas y Divorciadas, Ana María Pérez del Campo, ha llamado a las mujeres a salir a las calles a defender los derechos conseguidos en la democracia frente al «patriarcado, enmascarado,  quesigue siendo nuestro principal enemigo».

«Ni un paso atrás porque esto es una emergencia feminista. Tiene toda la pinta de que retrocedemos. Es intolerable que cuando un hombre asesina a una mujer en presencia de sus hijos, a los que ha destruido por completo sus vidas, algo que ocurre continuamente», los representantes de Vox «se atrevan a sacar una pancarta contra la víctima asesinada, contra esos niños que han visto el horror», ha señalado Ana María Pérez del Campo, que ha recordado que, desde 1999, un total de 120 niños han sido asesinados, y muchos más han tenido que presenciar un acto tan violento».

La presidenta de Mujeres Separadas y Divorciadas ha hecho un «llamamiento a todas las mujeres para que en unidad luchemos porque en este país no vuelva a aparecer la sombra de un dictador. No salgamos de la democracia.Estoy haciendo política, sí, porque lo que ellos hacen es política de la destrucción. Lo primero que han dicho es que hay que destruir a las organizaciones de mujeres, nos han llamado chiringuitos.Nunca hemos sido chiringuitos. Luchamos por las ideas, por la igualdad. La que este país no ha conocido ni desde lejos. Hemos avanzado durante años luchando. Ustedes pueden estudiar, nosotras necesitábamos el permiso de papá o del marido para abrir una cuenta».

La ultraderecha ha tocado el poder

Ana María Pérez del Campo ha recordado que «en Francia, Reino Unido y Alemania, teniendo partidos de la extrema derecha, ninguno ha tocado el poder, y en España, con una dictadura de casi 40 años y unos pocos votos han llegado, en Andalucía y en Madrid.  Por eso es una obligación de los ciudadanos saber a quién votan. Que nadie se quede en casa, es muy importante que las mujeres defiendan la democracia. Yo convoco a las mujeres a dar la batalla para que podamos vivir en paz, los unos con las otras, equiparando los poderes del saber, los conocimientos y las responsabilidades. Yo les prometo que daremos la batalla y acalleremos la voz de los que mienten y falsean la realidad, y los que nos llaman feminazis por defender la vida de las mujeres».

Pérez del Campo ha recordado el recorte del 75% de la financiación de la asociación, que atiende de forma directa a las víctimas de violencia machista en un centro de recuperación para estas mujeres, que está en funcionamiento desde 1992 y es único en España. «Es el recorte más grande que hemos tenido. Hace 27 años creamos un centro integral para atender a las víctimas porque necesitan algo más que un refugio, necesitan atención psicológica». La organización que preside Pérez del Campo pidió 237.661,29 euros en 2018 para el equipo que atiende de forma directa a las víctimas en el centro y la Comunidad de Madrid le concedió sólo 53.557,59 euros.

La activista por las mujeres ha dado un dato llamativo sobre el trabajo de este centro: «Durante 27 años no podíamos trabajar con los niños sin el permiso del agresor, que, claro, que no nos daban».

La cifra de asesinadas son sólo parte de la verdad

La presidenta de la Asamblea Abolicionista de Madrid, Ana de Blas, ha afirmado que «las cifras oficiales, 42 mujeres asesinadas, son sólo parte de la verdad porque no se contabilizan todos los feminicidios. En esa lista no están ni Laura Luelmo, ni Diana Ker, ni la hermana ni la madre de Sandra Boquete Jamardo. Hay que comprender la dimensión de lo que estamos diciendo».

España, tercer país en turismo sexual

Según ha indicato Ana de Blas, los delitos sexuales han aumentado un 12% en el primer semestre, las violaciones, un 43%, y cada vez hay más menores de 14 años implicados. La portavoz de la Asamblea ha apuntado a la pornografía en las redes sociales y ha puesto el acento en que «la explotación sexual vulnera la integridad de las mujeres. Una verdadera sociedad democrática exige su demolición, amparada en la legalidad internacional».  Ha recordado que las Naciones Unidas cifra «en 250.000 las mujeres prostituidas en España, que se sitúa como el tercer país en turismo sexual en el mundo, después de Tailandia y Brasil».

Grandes dosis de educación en los colegios

La Plataforma Universitaria de Estudios Feministas y de Género, Rosa San Segundo, ha subrayado que su organización condena «haya diputados que hayan apología de la violencia y no condenen los asesinatos de las mujeres y no podemos seguir permitiendo esta situación».

Rosa San Segundo ha defendido que se imparta «educación sexual y afectiva» a los alumnos. «Se soluciona con grandes dosis de educación sobre derechos humanos, filosofía, ética, educación para la ciudadanía, todos esos temas que se han ido quitando en todos los niveles».

enlace