Fascismo se impone en Brasil

Publicidad

Jair Bolsonaro ganó elecciones presidenciales en Brasil con más del 55% de los votos. El triunfo pone en duda la democracia en este país debido a las medidas que Bolsonaro anunció durante la campaña. Fernando Haddad, candidato del Partido de los Trabajadores dijo que iniciará férrea oposición.

Las elecciones presidenciales de segunda vuelta realizada en Brasil el 28 de octubre dejó como ganador, al candidato de extrema derecha Jair Bolsonaro, quien logró sacarle ventaja a Haddad por 11 puntos de ventaja.

Bolsonaro asumirá la presidencia el 1 de enero de 2019 y genera preocupación por sus propuestas de campaña, las cuales dependen de la capacidad del nuevo gobierno para ganar mayorías en el congreso y del Tribunal Supremo de Brasil, el cual revisará la constitucionalidad de las mismas en caso de ser aprobados.

Varios análisis sobre el triunfo del Bolsonaro coinciden en afirmar que el triunfo radica por un lado en las llamadas fake news usadas por el candidato de la extrema derecha, el cual supo comunicar, algo en lo cual los seguidores de Haddad se quedaron cortos, incapaces de contrarrestar dichas mentiras. Por otro lado, los propios errores del Partido de los Trabajadores, la corrupción y la forma como desde la izquierda se desconectaron del sentir de la población brasileña.

El sociólogo y catedrático Atilio Borón dijo: “En Brasil, el WhatsApp se convirtió en el vehículo preferente, si no excluyente, mediante el cual gran parte de las clases populares se informa sobre los asuntos públicos y, con la ayuda de los evangélicos, decide su voto a favor de candidatos hiperconservadores”.

Por otro lado, el profesor brasileño de filosofía Gustavo Bertoche Guimarães público en sus redes sociales sus propias reflexiones sobre la victoria de Bolsonaro y dijo: “¿De dónde surgió Bolsonaro? De nuestra propia incapacidad de hacer la necesaria autocrítica”.

¿Qué propuestas buscará realizar Bolsonaro en Brasil?

-Licencia para matar. Con esta medida los policías podrán asesinar ya que tendrán inmunidad. De esta forma, si un policía comete un crimen, este no será punible pues será considerado como una acción propia del servicio.

-Crear campos de concentración para venezolanos y venezolanas inmigrantes.

-Privatización de la empresa estatal Petrobras.

– Disminuir y restringir derechos de las comunidades LGBTI.

– No más tierras para pueblos indígenas. No solo impedirá que indígenas reciban más territorios, sino que busca revocar hasta 129 concesiones dadas por otros gobiernos.

– Las recuperaciones o liberaciones de territorios considerados como propiedades privadas tanto rurales como urbanas serán considerados delitos equiparables al terrorismo. Por ejemplo, aquellas personas que ocupan residencias o edificios deshabitados, llamadas “personas sin tierra” en Brasil, serían tratadas de igual forma que un terrorista y tendrían que enfrentarse a penas de hasta 30 años de cárcel, la mayor que existe en el código penal brasileño.

-Reducir las restricciones al porte de armas.

-Dar mayor protagonismo a los militares.

Aunque el panorama se ve complejo para el pueblo de Brasil, es evidente la fuerza que en las calles tendrá las protestas y movilizaciones populares, las cuales ya se han hecho evidentes contra la extrema derecha y es liderada por estudiantes, mujeres y el conjunto de la población que se opone al fascismo.

CI FC/FC/29/10/18/7:40

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More