Familiares y amigos despiden al joven apuñalado en Legazpi

27
El menor apuñalado el domingo en el metro de Madrid será incinerado este martes en el crematorio del cementerio de la Almudena. El cuerpo de Carlos Javier Palomino Muñoz ha sido trasladado al Instituto Anatómico Forense para la identificación del cadáver.

Vecinos del barrio de Vallecas donde residía el joven se han acercado hasta el Anatómico Forense en apoyo a los familiares. La madre y la abuela de la víctima han permanecido allí casi dos horas para identificar el cuerpo.

Uno de los vecinos del menor ha comentado que el joven "no se metía en líos" y lo que ocurrió fue que "estaba en el sitio equivocado en el momento equivocado".

Carlos Javier Palomino Muñoz, de 16 años, fue atacado por un joven de ideología nazi cuando se dirigía a apoyar a los inmigrantes del distrito de Usera. Allí, Democracia Nacional había convocado una protesta "contra el racismo antiespañol, contra la inmigración".

La delegada del Gobierno en Madrid, Soledad Mestre, ha afirmado que el asesinato del menor no se debió a una agresión racista al ser una víctima española. Por su parte, los colectivos antifascistas han denunciado que hoy en día en Madrid "hay manifestaciones racistas permitidas y protegidas por las autoridades".