Falcón dejó de ser chavista.. ahora es simplemente Light

La arremetida mediática en defensa de Henri Falcón parece una puesta en escena de la sinfónica de Londres, todos los foros tienen a contestadores&nbsp y opinadores atacando y acusando de borregos a quienes ponemos distancia ante las actuaciones actuales del señor Falcón.&nbsp Más provoca entonces profundizar el debate. La jugada de renunciar al PSUV para pedir asilo político en el PPT está siendo utilizada tal cual como la diseñaron, mantener a Falcón con un perfil de izquierda para no perder a los simpatizantes que tiene dentro del PSUV y específicamente en&nbsp Lara es la estrategia obvia de esta defensa, que amenaza con tender a dividir el partido y a desconocer el mando de nuestra revolución, por lo tanto mis expresiones sobre Falcón se basan en estas actuaciones de hoy, sobre su pasado me referiré en este escrito.

Quiero citar un artículo de la genial Carola Chávez, publicado en Aporrea recientemente: Tapar el sol con un Henri, que expresa perfectamente mi posición en relación a su renuncia y de donde parto en pensar, luego de sus declaraciones que como revolucionarios debemos sospechar el iceberg que se esconde debajo de esa puntica que todos vimos. Decía&nbsp Carola con su espontáneo y sabroso escribir lo siguiente:

“No les tengo que contar que Henri Falcón renunció al PSUV. Tampoco tengo que contarles el chaparrón de opiniones que esto desató. Y como llueven opiniones y yo también tengo la mía, pues, de ella no se van a salvar.”

“Para empezar debo aclarar que, a estas alturas, me importa un pepino si Falcón es un enviado de Dick Cheney, un carmonista disfrazado, o lo que él alega ser: un revolucionario cansado de las incoherencias del PSUV. De su persona sólo me queda claro que es &nbsp un mal combatiente, que prefiere arrugar a dar la pelea dentro, cosa que lo deja muy mal parado ante un pueblo que no arruga ni a balazos. Decía que me importa un pepino porque centrarme en la figura del Gobernador sería hacer exactamente lo que a algunos les conviene que hagamos: chapotear en la superficialidad de la orilla.”

Solo me queda claro que es un mal combatiente y que ese olvidarse de lavar los trapos sucios dentro de casa, esconde, para mi, no se si para Carola aclaro, mucho que ver con aquellas declaraciones donde el mismo Henri&nbsp autoproclamó ser un “chavista Light”.&nbsp Ya dejó de ser chavista, aun sin atreverse a decirlo, pues tan solo ha tenido cojones para decir que dejó de ser psuvista, pero ante alguien a quien califica de autoritario, de&nbsp no escuchar y de autócrata,&nbsp es lo único que uno puede suponer, si me equivoco que el señor hable, pues tampoco ha dado declaraciones que nos permitan hacer un mejor juicio.

Yo no quiero ni puedo decir que Henri Falcón es un mal político, no, todo lo contrario, si lo ha sido, su labor como alcalde es algo que le reconozco y que solía poner como ejemplo. Pero hasta allí. Ser un buen político no siempre quiere decir que signifique ser un hombre de izquierda y para mi entender y muy de acuerdo con Carola Chávez, es un mal combatiente de izquierda, que no se entrompó en la lucha interna del PSUV, justo además cuando luego de largos meses se está realizando un Congreso en el que todos los que le hemos criticado cosas a nuestro partido, tenemos cifradas esperanzas de que por fin se consolide una organización tan indispensable. Creo que la escogencia de candidatos para la Asamblea de las forma como quedó decidida es un claro ejemplo de que el PSUV está asumiendo su papel por tantos años esperado por todos los revolucionarios. Que en esta marcha hay problemas, críticas que hacer y cosas que corregir es algo que reconozco y que reitero ante todos, que no pienso dar ese debate sino dentro de mi organización a la que le debo respeto. Yo si creo que los trapos sucios se lavan dentro de casa y así lo hago.

Todo el lenguaje de sus defensores, a falta de su expresión que no se ha visto,&nbsp tiende a lo que yo sospecho y denuncio, ser Light, ahora que&nbsp ya no es chavista ni psuvista, suena mucho a discursos muy conocidos, muy parecidos a los de Vladimir Villegas: conciliación de todas y todos los venezolanos, expresión de la diversidad,&nbsp no autoritarismo, etc, etc. Y que sus respuestas y ataques a quienes enfrentamos su actual posición, acusándonos de borregos y casi ya dicen como los escuálidos que somos focas que obedecemos al dictador diga lo que diga, me suena a talanquera, les guste o no a quienes siguen pensando que es solo una crítica al PSUV, es un ataque a nuestro partido y cuando digo “nuestro” no es porque la “militancia me pertenezca a mi” sino porque yo si siento a mi partido como mío, aun con sus fallas y pienso que se debe seguir dando la lucha por crearlo y que sea el partido del pueblo y se que lo va a ser, que lo está siendo. Que sus ataques de que soy asalariado de Diosdao, a quien no conozco y de quien siempre digo, cuando se le acusa de corrupto, que se presenten pruebas contundentes de su corrupción para juzgarlo,&nbsp que de ser tan obvias, no podrían dejar de ser demostrables, no son más que armas de guerra sucia y descalificadoras como las que sus defensores dicen que se usan para atacar a Falcón.

Yo, señoras y señores, soy de los que pienso&nbsp que en la lucha revolucionaria, en la lucha entre pobres y ricos, entre explotadores y explotados no hay conciliación posible. Como decía Gramsci, uno de los dos terminará muriendo y el otro naciendo, aquí es una guerra revolucionaria, sin conciliación señor falcón, no es una revolución Light, eso no existe.

Que esta guerra revolucionaria, inédita y nacida de la sublevación del Comandante Hugo Chávez Frías&nbsp y el triunfo que todos le dimos sin romper el “hilo constitucional” tenga que pasar por estos años turbios en los que hay que convivir con el capitalismo de antaño y hasta con el capitalismo boliburgues, representado por aquellos que hicieron empresas capitalistas para no trabajar con el enemigo y la mayoría se transformaron en enemigos, eso no desvirtúa la lucha, la debe acentuar. Hay que luchar contra ese boliburguesismo creando economías socialistas, hay que luchar a fondo contra la corrupción y el burocratismo, es decir hay que demoler la maquinaria que ganamos cuando ganamos las elecciones,&nbsp esa es la gran lucha que debe dar el PSUV que está naciendo y esa lucha jamás se ganará con fraccionalismo ni ataques al líder fundamental gracias a quien este proceso sigue su marcha. Será larga y dura la lucha, es verdad, pero es el camino que elegimos cuando decidimos tomar el poder político en las elecciones, ahora, el económico, el poder económico se toma creando&nbsp socialismo y combatiendo a ese capitalismo que nació de nuestras propias filas que todos conocemos y que llamamos boliburguesía.

Para estas luchas no se puede ser Light, señor Falcón. Todo lo contrario hay que ser más arrecho, hay que ser honestos, incorruptibles y empezar a demostrar la dignidad de revolucionarios que superan el concepto del enriquecimiento y la ganancia. Que falta que jode, si es verdad, falta, pero está naciendo una juventud ardorosa y consecuente que traerá esos nuevos valores, se creará la mujer y el hombre nuevo necesarios para seguir venciendo. Si una revolución por las armas, como Cuba, aun tiene por hacer después de 51 años, ahora que nos queda en el resto de países de Suramérica y el Caribe.

Para vencer hay que fortalecer la unidad, Para fortalecerla hay que darle apoyo al líder que, aunque le duela reconocerlo, señor Falcón, es el líder de la revolución bolivariana: Hugo Rafaél Chávez Frías. Usted ya no lo reconoce, lo ataca, lo desdice y lo descalifica. ¿No es un deber acusarlo a usted de traición y de fraccionalismo? ¿No es lógico suponer hacia donde van sus intenciones Light? ¿No es fácil intuir con quien conciliará usted para las elecciones del 2.012?

Solo le digo que todos los que han apostado al chavismo sin Chávez, han terminado en las filas del enemigo. Hay que encomendarse a dios, no al diablo, para hacer la revolución.

CON CHÁVEZ TODO, SIN CHÁVEZ NAAADDAAAA!!!!

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS