Extremadura alcanza la cifra de 412.000 personas en situación de pobreza y exclusión social

El informe de EAPN Extremadura indica que, entre 2011 y 2012, se ha reducido el número de personas en riesgo de pobreza o exclusión, aunque el Coordinador de la Red en la región explica que es porque “todos somos más pobres en general”.
 
La Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión (EAPN) Extremadura publicó, el pasado mes de abril, su informe técnico anual en el que revela que un total de 412.000 extremeños se encuentran en situación de vulnerabilidad, lo que supone el 40% de la población total de la comunidad.
 
Los datos del informe, correspondientes al ejercicio de 2012, indican que de los 412.000 extremeños en situación de vulnerabilidad, el 36% (unos 387.333) están por debajo del umbral de la pobreza, según el indicador europeo Arope.
 
Además, más de 15.000 personas sufren una privación de materiales en Extremadura y 75.147 tienen una baja intensidad de trabajo por hogar, es decir, la relación entre el número de personas que trabaja y las que están en edad de trabajar.
 
El informe técnico de EAPN Extremadura, con los datos de 2012, ha revelado que el número de personas en riesgo de pobreza o exclusión ha disminuido en más de 40.000 extremeños, respecto de 2011. Al igual que con la pobreza severa, que ha pasado de 54.000 personas a 15.000 de un año para otro.
 
Según ha explicado el coordinador de EAPN Extremadura, Javier Segura, “Esto no quiere decir que se esté erradicando la pobreza, sino que todos somos más pobres en general. Uno de los factores que se mide para este indicador es la renta media de la población, una renta que está disminuyendo en los últimos años en la región y se acerca a los niveles de pobreza, por eso salen menos pobres de un año a otros, porque se está empobreciendo toda la clase media”.
 
Perfil de la pobreza en Extremadura
 
El perfil de la pobreza en la región se ha visto modificado por la crisis económica. Por un lado se pueden ver los grupos de personas que normalmente forman parte de él, como son mayores con pensiones bajas, mujeres del ámbito rural, menores bajo tutela pública, personas sin hogar, con discapacidad, afectadas por problemas de salud crónicos y adicciones, inmigrantes, personas con experiencias de fracaso escolar o minorías étnicas.
 
Por otro lado, la recesión económica ha añadido nuevos sectores de la población a este grupo. Tal es el caso de familias con rentas bajas e inestabilidad laboral, hogares sin empleo regular, familias monoparentales, jóvenes sin acceso a un primer empleo, desempleados de larga duración sin prestaciones, desahuciados por impagos hipotecarios o trabajadores no cualificados procedentes de sectores en plena crisis.
 
”Dos Extremaduras”
 
Javier Segura señala que han sido la recesión y la mala situación económica las que han propiciado la creación de “dos Extremaduras”; una “normalizada”, formada por personas que mantienen su trabajo y apenas tienen deudas, por lo que aún pueden “afrontar su futuro con normalidad”, explica Segura.
 
Por otro lado, se encuentra la Extremadura “vulnerable”, formada por personas que entran y salen del mercado laboral constantemente, por lo que carecen de unos ingresos estables y tienen “dificultades para llegar a fin de mes”.
 
En este segundo grupo también se incluye la “expulsión”, formado por personas que en los últimos años han sido expulsadas de las empresas en las que trabajaban, del sistema de dependencia o del sistema sanitario, como es el caso de los inmigrantes.
El informe de EAPN Extremadura indica que, entre 2011 y 2012, se ha reducido el número de personas en riesgo de pobreza o exclusión, aunque el Coordinador de la Red en la región explica que es porque “todos somos más pobres en general”. La Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión (EAPN) Extremadura publicó, el pasado mes de abril, su informe técnico anual en el que revela que un total de 412.000 extremeños se encuentran en situación de vulnerabilidad, lo que supone el 40% de la población total de la comunidad. Los datos del informe, correspondientes al ejercicio de 2012, indican que de los 412.000 extremeños en situación de vulnerabilidad, el 36% (unos 387.333) están por debajo del umbral de la pobreza, según el indicador europeo Arope. Además, más de 15.000 personas sufren una privación de materiales en Extremadura y 75.147 tienen una baja intensidad de trabajo por hogar, es decir, la relación entre el número de personas que trabaja y las que están en edad de trabajar. El informe técnico de EAPN Extremadura, con los datos de 2012, ha revelado que el número de personas en riesgo de pobreza o exclusión ha disminuido en más de 40.000 extremeños, respecto de 2011. Al igual que con la pobreza severa, que ha pasado de 54.000 personas a 15.000 de un año para otro. Según ha explicado el coordinador de EAPN Extremadura, Javier Segura, “Esto no quiere decir que se esté erradicando la pobreza, sino que todos somos más pobres en general. Uno de los factores que se mide para este indicador es la renta media de la población, una renta que está disminuyendo en los últimos años en la región y se acerca a los niveles de pobreza, por eso salen menos pobres de un año a otros, porque se está empobreciendo toda la clase media”. Perfil de la pobreza en Extremadura El perfil de la pobreza en la región se ha visto modificado por la crisis económica. Por un lado se pueden ver los grupos de personas que normalmente forman parte de él, como son mayores con pensiones bajas, mujeres del ámbito rural, menores bajo tutela pública, personas sin hogar, con discapacidad, afectadas por problemas de salud crónicos y adicciones, inmigrantes, personas con experiencias de fracaso escolar o minorías étnicas. Por otro lado, la recesión económica ha añadido nuevos sectores de la población a este grupo. Tal es el caso de familias con rentas bajas e inestabilidad laboral, hogares sin empleo regular, familias monoparentales, jóvenes sin acceso a un primer empleo, desempleados de larga duración sin prestaciones, desahuciados por impagos hipotecarios o trabajadores no cualificados procedentes de sectores en plena crisis. la recesión económica ha añadido nuevos sectores de la población a este grupo. Tal es el caso de familias con rentas bajas e inestabilidad laboral, hogares sin empleo regular, familias monoparentales, jóvenes Extremadura alcanza la cifra de 412.000 personas en situación de pobreza y exclusión social,Extremadura.-Economía y empresa Expansión.com ”Dos Extremaduras” Javier Segura señala que han sido la recesión y la mala situación económica las que han propiciado la creación de “dos Extremaduras”; una “normalizada”, formada por personas que mantienen su trabajo y apenas tienen deudas, por lo que aún pueden “afrontar su futuro con normalidad”, explica Segura. Por otro lado, se encuentra la Extremadura “vulnerable”, formada por personas que entran y salen del mercado laboral constantemente, por lo que carecen de unos ingresos estables y tienen “dificultades para llegar a fin de mes”. En este segundo grupo también se incluye la “expulsión”, formado por personas que en los últimos años han sido expulsadas de las empresas en las que trabajaban, del sistema de dependencia o del sistema sanitario, como es el caso de los inmigrantes.

Extremadura alcanza la cifra de 412.000 personas en situación de pobreza y exclusión social,Extremadura.-Economía y empresa Expansión.com

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS