Éxodo guatemalteco: 185 mil familias y 30 mil niños se entregaron a la Patrulla Fronteriza en el año fiscal 2019

Publicidad

Guatemala lidera la triste lista de los países de la región con mayor cantidad de personas que huyen a EE.UU. y son detenidas en la frontera sur.

El año fiscal 2019 de EE. UU. —del 1 de octubre 2018 al 30 de septiembre 2019— cerró con la cifra más elevada de la historia de guatemaltecos que se entregaron a las autoridades fronterizas de ese país, no obstante que los números bajaron sustancialmente desde junio pasado debido a las medidas restrictivas que la potencia mundial acordó con México.

La Patrulla Fronteriza de EE. UU. (CBP, en inglés) contabilizó en el referido año fiscal que 185 mil 233 unidades familiares guatemaltecas fueron detenidas al cruzar la línea fronteriza con México. Cada una de estas la integraban uno de los padres, o los dos, más uno o varios de los hijos.

El número es un 267 por ciento superior que lo reportado en el 2018, e incluso supera por mucho la suma de los cinco años previos y comprueba que los guatemaltecos migraron en familia a pesar de los riesgos y de las amenazas del gobierno de Donald Trump.

Pero las cifras del 2019 también cerraron con un alarmante incremento de menores de edad no acompañados.

La CBP contabilizó la detención de 30 mil 329 niños, niñas y adolescentes que viajaban sin ninguna compañía y que se entregaron a las autoridades estadounidenses. Acá, Guatemala también lidera a los países de la región. Le siguen, Honduras, 20 mil 398; El Salvador, 12 mil 21 y México 10 mil 487.

La cifra es un 36 por ciento más que el total de detenciones de infantes del año fiscal 2018.

La gran cantidad de migrantes centroamericanos que llegó a EE. UU. a mediados de año hizo colapsar los centros de detención. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
La gran cantidad de migrantes centroamericanos que llegó a EE. UU. a mediados de año hizo colapsar los centros de detención. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Medidas fuerzan reducción

El incremento vertiginoso de los primeros meses del año fiscal, que alcanzó su pico en mayo cuando fueron detenidas 38 mil 950 unidades familias y menores no acompañados, obligó al Gobierno de EE. UU. tomar medidas para reducir la migración irregular.

De esa cuenta comenzó a negociar y presionar a México para alcanzar acuerdos migratorios que le garantizaran que ya no llegarían más migrantes a su frontera sur.

Así, ambos países convinieron que los solicitantes de asilo serían devueltos a las ciudades fronterizas mexicanas bajo el Protocolo de Atención al Migrante, más conocido como Quédate en México, además este país movilizó a su Guardia Nacional para impedir el paso de centroamericanos.

Y las presiones han dado resultados, hasta la fecha 47 mil 313 solicitantes de asilo han sido devueltos a México en donde esperan la resolución de sus peticiones; además este país aumentó abrumadoramente las deportaciones de centroamericanos, y de enero a octubre se contabilizan 120 mil 44, un 45% más que en el mismo periodo del año pasado.

Logro

Debido a las medidas coercitivas impulsadas por EE. UU. y cumplidas por México, la migración bajó en los últimos meses del año fiscal, 92% de unidades familiares y 84% de menores no acompañados.

Un agente de la patrulla fronteriza estadounidense habla a un grupo de jóvenes migrantes centroamericanos tras ser detenidos en la orilla del Rio Bravo, en la fronteriza Ciudad Juárez. (Foto Prensa Libre: EFE)

 

Esta disminución es considerada como un logro por el presidente Jimmy Morales, quien en una actividad que tuvo en Petén el martes de esta semana destacó que ningún otro país de la región registró descensos tan marcados en la detención de sus migrantes.

“Antes de su partida de Homeland Security, —Kevin McAleenan, secretario de Seguridad Interna—me decía que muchas gracias por todo lo que habíamos trabajado porque gracias a todo el trabajo que habíamos hecho había descendido casi un 87% el índice de migrantes irregulares de Guatemala. Imagínense ustedes, 87%, ningún otro país tiene esa reducción”, subrayó Morales en Petén.

Pero contrario a que ser un logro, la Pastoral de Movilidad Humana de la Iglesia Católica considera vergonzoso que se destaque como tal la reducción del número de guatemaltecos detenidos en EE. UU. cuando miles siguen huyendo del país, y prueba de ello es la gran cantidad de connacionales que han sido detenidos en México.

Juan Luis Carbajal, secretario ejecutivo de la Pastoral, expuso que las declaraciones de Morales se deben a la ingenuidad por creer que hacer el trabajo que encomienda EE. UU. es lo mismo a que los guatemaltecos no tienen necesidad de migrar.

“Tienen que presumir el día que la gente ya no tenga necesidad de salir de sus países, ese día que presuman y que se sientan orgullosos, no cuando están haciendo bien la tarea de EE. UU. no hay nada de que presumir aquí sino al contrario es de avergonzarse”, puntualizó Carbajal.

Añadió que la situación en los países de origen de los migrantes no ha cambiado y mientras eso siga así los ciudadanos de esas naciones continuarán huyendo hacia EE. UU. y estarán más vulnerables puesto que utilizarán rutas más riesgosas y a mayor costo.

El presidente Jimmy Morales calificó como logro la disminución de migrantes guatealtecos detenidos en EE. UU. aunque no se refirió a los que han sido deportados desde México, cuyo número aumentó vertiginosamente. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

 

.

Éxodo guatemalteco: 185 mil familias y 30 mil niños se entregaron a la Patrulla Fronteriza en el año fiscal 2019

 

Publicidad

También podría gustarte

Publicidad

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More