“Existe un modelo alternativo a las candidaturas del odio y la xenofobia”

Publicidad

Por Jonathan Celdran

Desde el año 1996 comenzó a trabajar con los niños de la calle en Guayaquil – Ecuador. Inmigrante en Catalunya desde 2003 ha trabajado en la defensa de los derechos humanos y la mediación intercultural. Biólogo por la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) y perteneciente al movimiento ecologista y animalista de Ecuador por la defensa del Amazonas contra las petroleras, actualmente es integrante del Procés Constituent de Sant Cugat donde ha podido aportar su experiencia adquirida en la Asamblea Constituyente de Ecuador. Defranc piensa que se tiene que romper con el modelo de odio y xenofobia que plantean algunos partidos de derecha desde propuestas políticas nuevas.

“Queremos instituciones que representen el 99% de la población y no al 1% de los poderes financieros “@dimitricevallos

¿Has notado rechazo a la hora de participar de la vida política y asociativa de tu ciudad de acogida?

Actualmente los extranjeros según el permiso que tengan tienen limitados los derechos políticos llegando solo a ser partícipe el 5% de la migración total en las decisiones políticas de una ciudad.

En cambio el mundo asociativo en lo que he podido ser testigo acoge al inmigrante como uno más sobretodo las entidades reivindicativas y de lucha. Las entidades deportivas muchas veces llegan a ser ejemplo de como deben funcionar las cosas yo actualmente estoy en el Club Kárate Sant Cugat y la acogida e integración es más que perfecta.

¿Crees que es más difícil para un inmigrante conseguir relevancia política?

El colectivo inmigrante al tener personas que no posen redes fuertes en la sociedad tienen problemas para normalizarse en muchos aspectos uno de ellos es la política y hemos sido excluidos de la participación al igual que muchos colectivos. Uno de los aspectos de la propuesta de la candidatura a la que pertenezco es poner en manifiesto este hecho no solo desde la migración sino desde varios colectivos como pueden ser los desalojados de sus viviendas, los precarizados en el trabajo…

¿Piensas que la inmigración participa en política igual que en otros ámbitos o que lo haría en su país de origen?

Definitivamente al principio no. Aunque es un fenómeno complejo y se tiene que analizar nacionalidad por nacionalidad y caso por caso, los inmigrantes han llegado a Catalunya por motivos tan diferentes como la vida misma, desde perseguidos políticos hasta gente que viajó para reencontrase con su amor.

Esto da una variedad muy grande de los perfiles de participación y de carácter.

Generalmente cuando una persona llega lo hace en circunstancias muy adversas tratando de adaptarse al tipo de sociedad que se encuentra más que pensando en mejorarla o cambiarla, es con el pasar del tiempo, con el arraigo y con la adquisición de derechos negados que te puedes ir planteando estas cosas.

¿Qué significado tiene que una candidatura independentista acoja una persona inmigrante?

Creo que es una oportunidad importante para romper tópicos y leyendas urbanas sobre el independentismo y los catalanes.

Ha existido máximo respeto e igualdad en el trabajo desde el momento cero, se ha respetado al máximo mi lengua materna y la de muchas personas que componen la candidatura que es el castellano y eso no solo ahora sino en estos tres años que he participado en el Procés Constituent.

La diferencia verdadera viene dada en si es una candidatura de izquierda o de derechas. Recordemos que PP, PSOE y CIU votaron juntos una ley de migración que espanta a cualquier defensor de los derechos humanos, que dieron pie a los CIEs (Centros de Internamiento de Extranjeros) llamados los “Guantánamos Españoles” que se han cobrado ya varias vidas y por la que algún día sus dirigente tendrán que responder ante los organismos de derechos humanos, porque lograr que exista prisión por una falta administrativa por el hecho de ser pobre cuando vemos a diario como sus cargos se libran de la cárcel por robos millonarias nos retrae a los tiempo de la Europa que inspiro a Víctor Hugo a escribir “Los Miserables”.

¿Qué puede aportar un inmigrante a una candidatura de izquierda asamblearia?

En este sentido creo que lo mismo que una persona nacida en Catalunya o España siempre aportando la riqueza de su colectivo. También lo hacen las personas que luchan por la igualdad de género por poner un ejemplo.

Lo importante de la Asamblea es que todos podamos ser capaces de ponernos en el lugar del otro y enriquecernos de las experiencias de vida para hacer una sociedad mejor.

¿La visibilidad de un inmigrante en la política puede favorecer al colectivo en su integración?

Por supuesto, pero siempre y cuando este inmigrante no caiga en los vicios que han desprestigiado tanto a la política. Sería nefasto ver a un inmigrante desfilando por los tribunales para el conjunto de la población.

También creo que puede ayudar a desmontar candidaturas basadas en el odio y la xenofobia, demostramos así que mientras unos nos llevan al pasado del odio, a nosotros nadie nos detendrá en la construcción de una sociedad de paz y futuro.

¿Crees que se hace un uso electoral de la figura del candidato inmigrante?

A los políticos tradicionales les encanta la foto en campaña con todo el mundo, una foto que queda muy colorida es con colectivos inmigrantes vistos desde una óptica clientelar y del mero folclore.

Usar algo en lo que uno no cree solo porque queda bonito es demagogia, electoralismo y populismo.

¿Si no fueras inmigrante estarías en esa lista?

Creo que promover la participación del inmigrante fue mi principal motivación en esta ocasión, pero ser inmigrante es solo uno de los aspectos de mi vida, antes soy padre, compañero, ecologista, animalista…

Ya como inmigrante tengo la seguridad de que en otra lista no podría estar, como no pueden estar miles de personas que no son hijos de, amigos de o que no pertenecen ni son cercanos a un grupo de poder.

¿La xenofobia es cosa de los autóctonos o también desde la inmigración se puede trabajar para reducir esas actitudes?

Definitivamente es un mal transversal, no solo aquí sino en los países de origen, la clave está en la información, en el conocimiento mútuo, en la empatía y en la implicación de ciudadanos y autoridades.

Definitivamente es una pregunta de la cual han salido cientos de libros y de tesis académicas sin una sola respuesta, pero creo importante que nos comencemos a ver simplemente como personas y como vecinos para dar el primer paso a la interculturalidad.

¿Alguna apunte que quieras destacar en el aporte de vuestra coalición de cara a la ciudad?

En estos meses hemos construido propuestas con la gente para elaborar el programa electoral, una de ellas que considero clave para la integración de los inmigrantes es la de la “Ciudad interconectada 3.0” que trata de conectar a todos los integrantes de la ciudad ya sea empresas, personas, inmigrantes, comercio… tanto desde la lógica de la familia, el barrio como de las TICs.

Al conocernos entre todos sin hacer distinción comenzaremos a romper muchas barreras, y aportaremos en gran medida a la construcción de la sociedad democrática que anhelamos, es un proyecto ambicioso y requerimos del apoyo del mayor número de ciudadanos para llevarlo adelante y de poder llevarlo a cabo será un ejemplo para muchos municipios.

Por Jonathan Celdran

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More