Euskal Herria: En una gigantesca marcha de apoyo a Askapena, el internacionalismo declara al Estado español culpable de «oprimir pueblos”

Por Resumen Latinoamericano

Miles de personas se han dado cita en Iruñea con motivo de la movilización Herriak Libre convocada en apoyo a Askapena, que a partir de la semana que viene afrontará, junto a cinco de sus miembros, un juicio en la Audiencia Nacional española. Sin embargo, en la jornada de hoy el juzgado ha sido el Estado […]

Miles de personas se han dado cita en Iruñea con motivo de la movilización Herriak Libre convocada en apoyo a Askapena, que a partir de la semana que viene afrontará, junto a cinco de sus miembros, un juicio en la Audiencia Nacional española. Sin embargo, en la jornada de hoy el

juzgado ha sido el Estado por 492 muertes en Euskal Herria, negar el derecho de los pueblos, ocupar el Sahara, «genocidio» en Abya Yala e imponer la OTAN.

FOTOS: Gato
VER VIDEO

La marcha Herriak Libre ha ocupado las calles de Iruñea este mediodía. Miles de personas han mostrado su apoyo a Askapeña y Askapena, que se enfrentan a la ilegalización, y a cinco miembros de esta última, que a partir del próximo lunes 19 serán juzgados en la Audiencia Nacional española y se enfrentan a peticiones de cárcel de seis años.

Al finl de la misma, Itsaso Lekuona, detenida durante la misma redada y en representación de los encausados, ha declarado al Estado español «culpale de oprimir pueblos». Así, ha dado a conocer que llevarán la sentencia popular a la Audiencia Nacional.

La movilización ha arrancado con un acto al que se han sumado mensajes de apoyo de mucho lugares del planeta como los Països Catalans, Bretaña, Argentina y otros pueblos del Estado español.

Aritz Ganboa, vecino de Arruazu que será juzgado a partir del lunes, ha formulado las acusaciones contra el Estado español por las que la ciudadanía ha realizado su juicio. Así, ha acusado al Estado español de provocar 492 muertes en Euskal Herria. Del mismo modo, ha apuntado que «niega derechos colectivos a los pueblos», poniendo como ejemplo el referéndum de Catalunya. Igualmente, ha recordado que el Estado «ocupó Sahara occidental y fue cómplice de su entrega a Marruecos». En cuarto lugar, le ha acusado de «genocidio de los pueblos de Abya Yala», remarcando que «la conquista y expolio continúa». Por último, el diputado de Amaiur, Sabino Cuadra, ha tomado la palabra para acusar al Estado de «imponer la OTAN pese al rechazo en referéndum en Euskal Herria, Catalunya y Canarias».

Coincidiendo con el 12 de octubre, la marcha ha estado encabezada por representantes de pueblos del mundo que «han conocido el imperialismo español». Durante la misma, han arrojado zapatos, de forma simbólica, contra personajes «símbolo del Estado», acompañados de proclamas como «Estado español, estado terrorista».

______________________________________________
Con Askapena, contra la excepcionalidad permanente
POR Garazi Arrula Ruiz y Daniel Gonzalez Alonso
En representación de Eleak

El 19 de octubre comienza el juicio contra el colectivo internacionalista Askapena, la Comparsa Askapeña, la asociación para el comercio justo Elkartruke y contra Unai, Walter, Dabid, Aritz y Gabi. Nuevamente peticiones de años de cárcel para quienes practican derechos teóricamente reconocidos y amenazas de ilegalización de organizaciones políticas, sociales y culturales.

2015/10/11

Y apenas ha comenzado el curso político. Un buen momento quizás para compartir una mirada global desde nuestras lentes de defensa de los derechos civiles y políticos.

Desde Madrid (con la inestimable colaboración francesa) nos llegarán juicios contra personas acusadas de militar en Batasuna o Ekin, contra alcaldes o vecinas de distintos pueblos por organizar comidas populares o pregones donde se apoya de una u otra forma a personas encarceladas, contra personas que expresan sus opiniones mediante tuits. O sentencias-venganza ad hoc como la reciente contra Santiago Arrozpide.

No nos cansaremos de repetirlo: los tribunales y las leyes de excepción de Madrid juzgan –y condenan– ideas y prácticas legítimas sin respetar las más elementales garantías procesales. Ninguna persona, ningún supuesto delito debería ser juzgada en esos tribunales y bajo esas leyes contrarias a derecho. Simplemente, son ilegítimos.

La derogación de la Audiencia Nacional y de la legislación antiterrorista ha sido exigida por agentes sociales y políticos de nuestro pueblo, ayuntamientos, Parlamento vasco y organismos internacionales de salvaguarda de derechos básicos. Desde que ETA abandonara la lucha armada, incluso algunos jueces del Tribunal Supremo o  a la Audiencia Nacional se han manifestado en este sentido. Hace escasas semanas lo ha hecho la Fiscalía del País Vasco, que en su memoria anual proponía que los delitos de «terrorismo» sean juzgados en tribunales del País Vasco. Aun siendo demasiado escasos, bienvenidos sean estos nuevos posicionamientos.

No parece cercano el momento de dichas derogaciones. En cualquier caso, ¿en qué situación se encontrarían nuestros derechos civiles y políticos en caso de desaparición de las leyes y tribunales de excepción? Veamos. Policías autonómicas fuertemente militarizadas y de carácter represivo; policías locales con tics de las anteriores en las capitales; policía privada de seguridad con más competencias y más represivas; ordenanzas cívicas dirigidas a negar a la población el espacio público; juzgados sin garantías que aplicarán el Código Penal reformado que ahonda en la criminalización de la protesta social y de la pobreza; dirigentes políticos con mentalidad de política de excepción, medios de comunicación que inciden en la criminalización… No son conceptos abstractos. En breve serán juzgados varios jóvenes gasteiztarras acusados de atentado a la autoridad por realizar una sentada el 3 de marzo del 2014; la consejera de Interior defiende al ertzaina al que una sentencia judicial culpa de mentir deliberadamente para imputar por agresión, lo que podría suponer cárcel; la Policía Municipal de Donostia recurre a la Ley de Seguridad para prohibir tomar imágenes del derribo de Kortxoenea. Por ejemplo.

Décadas de políticas de excepción cada vez más intensas y el miedo que las acompaña han calado poco a poco en nuestra sociedad, generando una cultura represiva que asume con naturalidad la contradictio in terminis que supone la «excepción permanente». Solo desde esta cultura se puede entender que tras años de desaparecer la causa que en teoría justificaba dicha «anomalía» –las expresiones de violencia política no institucionales– ningún pilar de su arquitectura jurídico-policial haya sido derribada. Que en este tiempo se haya profundizado en la excepcionalidad mediante la enésima reforma del Código Penal, las leyes de Seguridad Ciudadana y de Seguridad Privada, el Plan Estratégico Nacional de Lucha Contra la Radicalización Violenta (¿alguien ha oído hablar de ella?) o el aumento del número de policías autonómicos antidisturbios.

Necesitamos reducir a polvo todo ese edificio y la cultura política que lo sustenta. Necesitamos recuperar nuestros derechos civiles y políticos, el derecho a la disidencia. Para mitigar las consecuencias de las injusticias ya cometidas y evitar nuevas. Para que la disidencia y la lucha social no salga tan cara en el futuro y disponer de herramientas que nos permitan plantar cara a las injusticias sociales y crear nuevas realidades.

Ese reto tiene muchos frentes. Uno, sin duda, es el de proteger a toda persona o asociación reprimida legal pero ilegítimamente por sus prácticas de lucha ilegales pero legítimas. Por eso, por Gabi, Dabid, Aritz, Unai y Walter. Por Askapena, Askapeña y Elkartruke. Por solidaridad y por nuestro propio interés, este lunes estaremos en Iruñea.

________________________

Recuperan la libertad militantes independentistas

“Nuestra única venganza será una Euskal Herria libre”

«Se han vengado, no querían la paz»

Sonia Jacinto, Miren Zabaleta y Arkaitz Rodríguez vuelven a Euskal Herria seis años después, dejando atrás las cárceles de Estremera, Valladolid y Logroño. Tras agotar completamente la represalia por su apuesta política, Rodríguez reiteró la validez de la estrategia de la izquierda abertzale ante «un Estado que no quiere la paz y prefiere el conflicto».

Ainara LERTXUNDI
11 de octubre 2015
1012_eg_miren

Vuelven libres a un país que ha cambiado mucho en estos seis años, debido precisamente a la iniciativa política por la que han sufrido este castigo político. Sonia Jacinto, Miren Zabaleta y Arkatz Rodríguez abandonaban a primer ahora de la ayer las cárceles de Estremera (Madrid), Valladolid y Logroño, donde se vivieron momentos de emoción, un torrente de abrazos, sonrisas y también lágrimas contenidas.

Nada más traspasar los muros, Jacinto se abrazó a su hijo y otros familiares y amigos que la aguardaban, entre aplausos y visiblemente emocionados. Zabaleta hizo lo propio con sus allegados en una mañana gris en Valladolid, y otro tanto Rodríguez, esta vez en Logroño, donde no tardó en dirigirse a los medios: «Nos han robado seis años de nuestras vidas por haber hecho una apuesta por la paz». «Esto nos lleva a corroborar el análisis que ya hicimos entonces; que estamos ante un Estado que no desea la paz, porque la paz le hace parecer más débil», añadía para GARA, ya de camino a Donostia.

Arkaitz Rodriguez, Logroñoko espetxetik irten berri.

«El peor favor al Estado»

Arkaitz Rodríguez analizaba también otros elementos de su cautiverio, que no cabe tomar por anecdóticos: «Que lo hayan prolongado hasta el último minuto, que ni siquiera nos hayan reconocido los días que estuvimos en comisaría, algo que por ley deberían de haberlo hecho, nos ratifica una vez más en que esto ha sido un castigo. Ha sido una venganza política en toda regla, porque este Estado se encontraba bastante más cómodo en la guerra, no desea la paz».

De hecho, los seis años han acabado totalmente sin que la Audiencia Nacional haya respondido a la reclamación presentada hace meses por la defensa de Jacinto y Rodríguez, para que les descontaran de este cumplimiento de condena los días que estuvieron detenidos por sumarios anteriores de los que resultaron absueltos.

Retrotrayéndose una y otra vez a aquel 2009, Rodríguez incidió en que el giro estratégico adoptado por la izquierda abertzale fue «el peor favor que le pudimos haber hecho al Estado, porque se sentía más cómodo en un escenario de confrontación armada en el que en los últimos años estaba cosechando réditos políticos, electorales y hasta económicos. La izquierda abertzale fue capaz de hacer ese cambio».

Sobre el futuro próximo, el ya exprisionero donostiarra consideró que «este pueblo no puede permanecer a la espera frente a la nula voluntad por parte del Estado de abordar el conflicto en términos democráticos, políticos y de sentido común. Evidentemente, tiene que seguir sosteniendo una oferta de paz, pero al mismo tiempo debe avanzar en su proceso de liberación», hizo hincapié.

Profundizando en esta idea, subrayó que «con la misma determinación que entonces, ahora decimos que debemos dar un nuevo salto y pasar de reivindicar el derecho a decidir a ejercerlo y materializarlo. En pocas palabras, tenemos que empezar a sentar las bases de un proceso independentista propio y de construcción de un Estado propio y socialmente avanzado».

Dirigiéndose a Madrid, aseguró que «al igual que hace seis años no pudo impedir el cambio de estrategia y que la paz se fuera abriendo paso, no va a poder impedir que Euskal Herria ponga en marcha ese proceso y, por supuesto, que traiga de una vez a casa a todos y cada uno de los presos y refugiados».

MIREN ZABALETA AL SALIR DE PRISION

«Un líder para todo el pueblo»

Rodríguez también tuvo sentidas palabras de recuerdo y elogio para Arnaldo Otegi, con quien ha compartido cinco de estos seis años de prisión.

«Antes de salir, Arnaldo me ha dado el encargo de decirles que, aunque nos han robado seis años, no les guardamos rencor. Como dijo Bobby Sands, nuestra venganza será la sonrisa de nuestros hijos en una Euskal Herria libre y en paz».

«Y quisiera aprovechar el momento para decirle a Arnaldo que ha sido un honor haber compartido con él militancia política y prisión», añadió por su parte. «Es un líder al que necesitamos en la calle; un líder no de la izquierda abertzale, sino de todo un pueblo, que ve reflejados en él la honestidad, el compromiso, la determinación y la dignidad que tanto se echa en falta en la clase política de este país. Que nadie se equivoque, es por eso por lo que nos encarcelaron y han conseguido quitarlo de circulación durante seis años», apuntó.

Rodríguez, quien también llamó a acudir el sábado a Donostia, reclamó «la puesta en libertad tanto de Otegi como de Rafa Díez –condenados en el mismo proceso– y del conjunto de presos independentistas vascos». Exigió, especialmente, la excarcelación de los presos con enfermedades graves e incurables. A él también le tocó «vivir la que, probablemente, sea una de las caras más duras de la cárcel»: sufrir una enfermedad dentro de los muros de la prisión y a kilómetros de distancia de la familia. «La cárcel siempre es dura, pero aún lo es más para aquellos presos aquejados por algún tipo de dolencia, ya sea física o síquica. En mi caso, ha sido un problema físico. No voy a engañar a nadie; he vivido momentos muy duros».

«Las trabas son conocidas. Madrid no hace sino tratar de obstaculizar derechos tan básicos como que podamos recibir esa asistencia. Sientes una gran angustia e incertidumbre por no saber si te autorizarán o no la salida con el especialista; si,podrás ser operado… Es como tener una espada de Damocles sobre tus espaldas, una espada que también pesa sobre los familiares, que se ven impotentes, una y otra vez contra un muro», añadió Rodríguez, apoyándose en su propia experiencia.

«Deseo de seguir trabajando»

Por la tarde, ya en Errenteria, Jacinto reiteraba sus ansias de retomar la actividad política que «quisieron truncar, primero con nuestra detención y, después, con la cárcel». Tras una primera toma de contacto con su localidad, se mostraba satisfecha de «comprobar que, pese a intentarlo y a su actitud de bloqueo permanente, el Estado no logró su objetivo. Me alegra ver el respaldo del pueblo a la estrategia emprendida por la izquierda abertzale».

«En prisión, en mi caso en Madrid, estás incomunicada; no te permiten tener contacto directo con la realidad de Euskal Herria y las comunicaciones con el exterior tampoco dan para mayores profundidades. Mi deseo ahora es salir, hablar con la gente, escucharles, palpar el sentir de la calle», manifestaba.

Jacinto ponía el proceso independentista catalán como ejemplo del camino a seguir en Euskal Herria, «un camino que nos conduzca hacia un proceso de construcción de un Estado propio». Y en el plano personal, admitía que han sido «seis duros años», sobre todo por la imposibilidad de estar cerca de su hijo y de que él «no haya podido tener a su madre en el día a día».

«En estos seis años ha habido algo que me ha mantenido en pie y me ha dado gran fuerza interior; la convicción en la apuesta que hicimos y en que gracias a ella en Euskal Herria se abrió un nuevo ciclo y una nueva situación. Y la convicción de que estábamos en prisión por querer un contexto en paz y de que estábamos haciendo lo correcto para que no solo mi hijo, sino todos los demás, no conozcan más ciclos de violencia», subrayaba mientras repartía saludos.

Convocan manifestación por la libertad de Otegi y el dirigente sindical Rafa Diez

Relevantes apoyos políticos de Euskal Herria y otros puntos del Estado a la marcha del sábado

La plataforma Arnaldo Askatu, Politika Askatu presentó ayer la manifestación convocada el próximo sábado en Donostia (Boulevard, 17.30) para reclamar la puesta en libertad de Arnaldo Otegi y Rafa Díez. En la presentación de la movilización, que tuvo lugar ayer en un hotel de Donostia, estuvieron presentes, entre otros, Ainhoa Beola, Pernando Barrena, Naike Díez (hijo de Rafa Díez), Rubén Ardiles, Jesús Uzkudun, Jon Albizu y José Luis Úriz.

Ángel Ugarteburu, portavoz de la plataforma, explicó que la movilización cuenta con el apoyo de las formaciones Sortu, Alternatiba, Aralar, EA, BNG, CUP y Ezkerra-Berdeak, los sindicatos ELA y LAB y adhesiones personales como las de Jesús Eguiguren, David Fernández, Joan Tardá y Doris Benegas.

«Se han cumplido seis años desde que los implicados en el caso Bateragune fueron condenados y ya tenemos entre nosotros, con la condena cumplida y la libertad recuperada, a Miren, Sonia y Arkaitz. ¡Bienvenidos a la libertad! Os necesitamos como compañeros de viaje en esta tarea. A Arnaldo le restan unos meses hasta abril y bastantes más a Rafa, porque, al parecer no le van a perdonar el tiempo que estuvo cuidando a su madre», destacó Ugarteburu.

El portavoz de la plataforma hizo un balance positivo del trabajo que han realizado durante estos años. «No hemos sacado a los presos de la cárcel, pero es seguro que todo el mundo, por los medios de comunicación habituales y las redes sociales, sabe que el empecinamiento en mantener en prisión a quienes no pretendían sino buscar la libertad por el camino de la paz no es sino el reflejo de la miseria de un Estado reacio a resolver el conflicto por la vía del diálogo y el consenso», añadió Ugarteburu, quien subrayó que la plataforma Arnaldo Askatu, Politika Askatu «ha querido ayudar en el proceso de paz y libertad que se merece este pueblo».

«No se trata de un tema reciente. Han pasado bastantes años desde que los representantes de los partidos que se reunían en Txillarre comenzaron a diseñar el camino de una política que discurriera por la vereda de la paz. El camino iniciado en Elgoibar y en el entorno de Arnaldo ha dado frutos evidentes, aunque todavía el Gobierno de España no hace otra cosa que poner obstáculos», destacó el portavoz de la plataforma.

Recordó que en estos seis años, «tomando el nombre de Arnaldo, natural de Elgoibar, como símbolo de un proceso», han recibido el apoyo de personas de todos los partidos políticos salvo el PP. En este periodo, desde la plataforma han organizado actividades como sesiones de cine y documentales, un concierto, mesas redondas y conferencias, visitas a la cárcel de Logroño y manifestaciones en Elgoibar.

Declaraciones

«Hace seis años el Estado no pudo impedir el cambio de estrategia y que la paz se abriera paso, y ahora tampoco podrá impedir un proceso hacia un Estado propio»

ARKAITZ RODRÍGUEZ

«Mi deseo ahora es salir, hablar con la gente, escucharles, palpar el sentir de la calle»

SONIA JACINTO

fuente: Martxelo DÍAZ / Naiz
________________________________________________________________
CARTA DE ARNALDO OTEGI
«El 17 de Octubre todos/as a Donostia»
 
Este día 11 de Octubre de 2015es un día muy especial para mí. Hoy –por ayer– saldrán en libertad tras cumplir integra su sentencia de 6 años Arkaitz, Sonia y Miren. No voy a extenderme en las razones que condujeron al Estado a detenernos y encarcelarnos.

Sencillamente su único objetivo era impedir que el independentismo socialista vasco hiciera una transición hacia una estrategia de carácter exclusivamente democrático y popular.

No les gusta la paz, nunca les gustó y 6 años después es algo que a los ojos de nuestro Pueblo y de la Comunidad Internacional ha quedado absolutamente acreditado.

Pagar una condena de cárcel es muy duro… pero hacerlo por haber traído un trocito de paz a tu país (el otro trocito que falta para hacerla plena le corresponde al Estado y sencillamente no cabe esperar dicha contribución a la paz de quienes son sus más hostiles enemigos) , es algo que permite una cierta satisfacción , la mayor de las satisfacciones podríamos decir…si no fuera porque sin duda la mayor será alcanzar nuestra independencia.

Traer ese trocito de paz fue una hermosa tarea. Adquirimos un compromiso con nuestro pueblo (el único actor político con el que nos comprometimos) y sencillamente cumplimos. Dimos nuestra palabra y la cumplimos.

Nuestra tarea no fue fácil ni sencilla… y algunos fuimos señalados como los principales responsables de la misma y de su éxito… y eso siempre es algo discutible.

En cualquier caso, hoy os quiero volver a recordar que en esa tarea hubo gente absolutamente imprescindible… y esos fueron Sonia, Arkaitz y Miren… ¡sin ellas no hubiera sido posible!

Así que quiero pediros desde la cárcel de Logroño un pequeño favor… acudir el próximo día 17 de octubre a la manifestación de Donostia y agradecérselo como se merecen. Ese homenaje será pleno cuando más temprano que tarde saludemos al sol con la mejor de nuestras sonrisas… en el amanecer del día en que hayamos alcanzado nuestra independencia, no haya ningún compatriota en la cárcel y hayamos empezado a construir los pilares de una sociedad hecha a la medida de los seres humanos y no de las cuentas de resultados.

Porque nuestra única venganza será la sonrisa de nuestros hijos/as y nietos/as en una Euskal Herria Libre.

Arnaldo OTEGI

(Logroñoko espetxean. 2015.ko Urriaren 11an.)

1347753011_740215_0000000000_noticia_normal

Euskal Herria: PODEMOS critica que Otegi y sus compañeros «quieran pasar por grandes pacifistas»

Resumen Latinoamericano /Naiz / 12 de octubre 2015.- El secretario general de Podemos Euskadi, Roberto Uriarte, ha anunciado que su formación no acudirá a…

______________________

Exigen la Amnistía para la prisionera comunista vasca Arantza Díaz

Arantza Diaz Villar presa política de la localidad de Vitoria-Gasteiz y militante del PCE(reconstituido) se encuentra ‘secuestrada’ por el Estado español desde el 2006.

El año pasado le detectaron cáncer de colon y ha tenido que pasar un largo periodo de quimioterapias dentro de la cárcel, con todos los impedimentos y dificultades que eso conlleva. Ya en Marzo debían informarle de los resultados y parece ser que Instituciones Penitenciarias se ha empeñado en retrasarle la información varios meses alargándole la agonía sin dar explicación alguna.

Hoy ha llegado del hospital a las 1 de la madrugada. Con los resultados: ¡El cáncer se ha reproducido!. En tres semanas la operan y le dan quimio nueva.

¿Diran ahora que el retraso de las pruebas no ha afectado?

Han alargado el resultado, alargando la agonía de Arantza dentro de la carcel y permitiendo que la enfermedad se desarrolle.

Ya en el 2014 sufrimos el exterminio de la histórica militante madrileña del PCE(r) Isabel Aparicio, muerta en la prisión de Zuera (Zaragoza) por desatención médica.

¡¡Impidamos otro crimen de Estado!!
¡¡NO PERMITAMOS QUE EL ESTADO LOS ASESINE EN SILENCIO!!
¡¡LA SOLIDARIDAD ES IMPRESCINDIBLE!!

Fuente: Amnistia Garrasia
-->
COLABORA CON KAOS