Euskadi: ‘Las y los trabajadores no podemos apoyar opciones políticas que no recojan compromisos para evitar muertes en el trabajo’

Publicidad

Garbiñe Aranburu y Xabier Ugartemendia, secretaria general de LAB y secretario de Acción Sindical, han comparecido para analizar el contexto político y socioeconómico posterior a la Huelga General del 30 de enero. Llegamos a la huelga tomando como eje las luchas por una vida digna y en contra de la precariedad. No obstante, y desde el 30 de enero, las condiciones de vida y trabajo de las y los trabajadores han seguido empeorando. Desde inicio de año son 12 las y los trabajadores que han muerto y, en estos momentos, hay dos que se encuentran desaparecidos. «Las y los trabajadores ya hemos llenado las calles, ya hemos mandado un mensaje muy claro en la calle y ahora lo tenemos que hacer en las urnas», ha señalado Garbiñe Aranburu, en referencia a la fecha electoral del 5 de abril recién anunciada.

En palabras de Garbiñe Aranburu, «han pasado solo 11 días desde la última Huelga General y hoy tenemos más razones pero también más fuerza y mayor convencimiento para seguir luchando por un Trabajo, unas Pensiones y una Vida dignas. Tenemos nuevas razones, porque desde el día de la huelga han fallecido dos trabajadores y hay dos más que están desaparecidos. Quiero mostrar todo el apoyo y toda la solidaridad de este sindicato a las familias de los desaparecidos».

Durante los últimos días, el conflicto capital-vida ha quedado muy patente: «En pleno siglo XXI, en Euskal Herria, ir a trabajar supone poner en riesgo nuestras vidas. Esto no es ni fruto de la mala suerte, ni ninguna fatalidad, ni son catástrofes naturales. No vamos a permitir que se naturalicen estas situaciones, porque esto es una forma de violencia patronal hacia las y los trabajadores. Estos accidentes se pueden y se deben evitar».

Tal y como ha explicado la secretaria general de LAB, «para nosotras como sindicato, nuestra principal preocupación es que la gente vuelva con vida a su casa y lo que estamos viviendo durante los últimos días es una situación excepcional. Hasta encontrar a esas dos personas no se puede seguir con el día a día de forma normalizada. Por eso exigimos que se agilicen, que se intensifiquen las labores de búsqueda».

El día 30 de Enero es un día que ha quedado marcado en el calendario de Euskal Herria. «pero para el señor Lehendakari fue un día más. Lo de Zaldibar también es un día más por lo visto. Tenemos un Lehendakari que cada vez que tiene ocasión muestra su apoyo a la patronal, pero que nunca ve la oportunidad de estar con las y los trabajadores».

Después de 4 días sin aparecer en público, «el Lehendakari reapareció ayer, pero, sorpresa, no lo hizo para solidarizarse con las familias de los desaparecidos, ni para depurar responsabilidades políticas. Hay dos trabajadores sepultados y aquí la vida sigue y la principal preocupación del Lehendakari son las elecciones. Esto es muy grave».

El Gobierno Vasco, no puede eludir su responsabilidad política alegando que la empresa que gestionaba el vertedero de Zaldibar era una empresa privada: «Todo lo que está pasando es un cúmulo de despropósitos. Una vez más, la vida y la salud de las y los trabajadores, ni la salud pública de las y los vecinos de la zona, ha estado en el centro; una vez más, han primado otros intereses, la economía por delante de las personas».

Aquí están fallando muchas cosas:

-Es conocido que no se ha hecho el seguimiento previo adecuado para evitar esta catástrofe y las consecuencias son nefastas.

-Hay dos personas desaparecidas, y es muy duro percibir que la prioridad principal no está siendo encontrar a esos trabajadores.

– Se conocía la existencia de amianto, pero durante horas se ha expuesto a unos cuantos trabajadores sin las medidas de protección adecuadas y todo esto porque se ha priorizado abrir la autopista lo antes posible.

-Se está intentando ocultar información y esto es una falta de respeto enorme hacia las familias de los desaparecidos y hacia los vecinos de la zona, que no conocen los efectos que puede tener todo esto en su salud.

Según Garbiñe Aranburu, «la mayoría sindical y social de este país se está movilizando de manera muy activa durante los últimos años en contra de la precariedad y de la pobreza, nos estamos movilizando para evitar que haya más muertes en el trabajo, nos estamos movilizando para garantizar una vida digna a toda la ciudadanía. Y tenemos propuestas. En el curso de la huelga hemos interpelado a la patronal y hemos interpelado a las instituciones. Ahora que las elecciones de la CAV ya están lanzadas, desde LAB pensamos que es el momento para intensificar la interpelación política».

Ahora es el momento para situar en la agenda política nuestras reivindicaciones. «Exigimos a los partidos políticos que integren en sus programas políticos las reivindicaciones que nos llevaron a la huelga. Las y los trabajadores ya hemos llenado las calles, ya hemos mandado un mensaje muy claro en la calle y ahora lo tenemos que hacer en las urnas. Debemos de actuar en consecuencia, las y los trabajadores no podemos apoyar a las opciones políticas que no integren en sus programas compromisos claros para evitar nuevas muertes en el trabajo, compromisos claros para garantizar un trabajo, unas pensiones y una vida dignas; porque priorizar las necesidades de las personas y avanzar hacia otro modelo económico y social, basado en la justicia social y en un reparto más equitativo del trabajo y de la riqueza, es cuestión de voluntad política», ha remarcado la secretaria general.

Fuente: LAB

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More