Publicado en: 7 enero, 2019

Estereotipos

Por androide

Nuestra apariencia y nuestra forma de pensar, nuestros gustos y estilo de relacionarnos con los demas, nuestras expectativas y nuestros deseos, lo que pensamos de otras personas o comunidades, no es mas que una construccion socioeconomica destinada a acumular poder en la dirección “correcta”…

Cada día, abrimos los ojos y caminamos hacia un estereotipo, es mas facil, menos trabajoso que razonar o pensar, o mas comodo, o simplemente encaja en nuestra necesidad de inmediatez.
Así funcionamos, así funciona nuestra mente social, así somos dirigidos y automanipulados para brindar nuestra energia util y nuestros pensamientos a la construcción de la hegemonía dominante de nuestra época y nuestro lugar, facilitando una tabla fija de clasificaciones que acentue los efectos de la propaganda, que facilite las tareas de la publicidad, la direccion y el control.
Entonces dividimos o cuadriculizamos totalmente a la poblacion en fotos fijas, en imagenes estandarizadas de acuerdo a caracteristicas o rasgos dominantes -reales o imaginarios, eso no importa, porque lo esencial es clasificar y jerarquizar- que pueden ser territoriales o étnicos, etarios o laborales, ideológicos, económicos, culturales o de cualquier otro tipo, y su superposición en un mismo ser humano no lo enriquece sino que, al contrario, salvo necesidades puntuales de enfatizacion, seran tomados en forma individual como si cualquier otro rasgo no existiera.
Y asi adquirimos o asignamos prejuicios y preconceptos positivos y negativos, de acuerdo a una dinámica de atracción o repulsion aprendida por herencia y repetición,  que se nutre de los valores dominantes puestos en juego, y estos a su vez de las necesidades momentaneas de la  filosofía de la construcción del poder actual.
En ese orden de cosas,  luego de estratificar las capas sociales de acuerdo al modelo de sociedad buscado, se puede, si resulta util y necesario, invertir el foco de análisis, ir un paso mas allá, y asignar a un colectivo o grupo de personas las caracteristicas de uno de sus miembros,  reconocido o desconocido, verdadero o falsificado, segun las intenciones o necesidades estratégicas.   Con la tecnología de medios actual y las posibilidades de adquirir espacios masivamente en los mismos a traves del desembolso economico nos enfrentamos permanentemente entonces, a fenomenos como la viralización y la sobreexposición, la desinformacion y el fraude, que manipulan los puntos de vista y los hechos, ensalzan o desprestigian, fabrican y mantienen tendencias, arrastran a una masa social desinformada y apática hacia cualquier pensamiento o resultado.
Claro que la base de todo sigue siendo el ser humano, un ser humano distorsionado o fabulado, pero nunca real y presente: los estereotipos se alimentan del aislamiento, la soledad y la incomunicacion, y solo desde esa base pueden proyectarse sobre la siempre cambiante tela del mundo real, que en sus interacciones personales libres y desreguladas, derribaría el poder de los preconceptos para convertir a cada persona en un abanico de intereses y conductas imposible de reducir a un par de facetas…
Claro, es bastante trabajoso asumir la complejidad propia y ajena, que reduce nuestras vias de escape y nuestros refugios conceptuales para dejarnos expuestos a un mundo donde la libertad y las propias decisiones fundan el presente: sin marcos ni barreras que nos protejan de los demas, permitiendonos tomar decisiones anticipadas!
Entonces nos hicimos esclavos! Primero aceptando el estereotipo que la sociedad y el mercado proponen para ĺos demas (porque antes que seres sociales somos seres economicos, como definicion: consumidores) y despues adaptandonos nosotros mismos a los estereotipos vigentes, corrigiendo gustos y conductas, afinando y rectificando valores, formatos de relación, expectativas y posibilidades a un andamiaje prefijado, angosto pero cómodo, predecible, autogratificante y seguro.
Entonces… cada día recortamos nuestras vias de acceso al mundo real,  y de esta manera nuestras posibilidades de tomar decisiones propias y elaborar pensamientos basados en hechos verificables.  Al igual que niños, seguimos aprendiendo lecciones desde artefactos de manipulacion masiva como el televisor, las redes sociales y los infames formadores de opinión, que solo les queda el trabajo de reforzar y enfatizar a su gusto los conceptos largamente aprehendidos y estratificados internamente en nuestra construcción social, modificando, quitando o agregando alguno de vez en cuando para brindarnos la ilusion de la autodeterminación que, a todas luces,
no es mas que una pintoresca farsa….
Ahora mismo, podriamos levantar la vista de la pantalla y percibir,  en todo el sentido de la palabra, el entorno y la realidad que nos rodea,  el intenso e impredecible desarrollo de los hechos que creemos consumados de antemano, el color de los matices en que se multiplica cada rincon del mundo y cada ser humano, cada entidad viviente y cada objeto.
  No lo haremos!
  Es mucho mas facil vivir agarrados a una cuerda que asomarnos a la oscuridad del precipicio donde se desbarrancan los conceptos conocidos y las ideas familiares, aunque tal vez, veamos una fosa donde solo hay una sombra…No deberiamos tener miedo, nosotros, somos la luz
COLABORA CON KAOS