Publicado en: 9 enero, 2019

Este es el color de un filtro después de aspirar 24 horas el aire de Granada

Por Clemente Álvarez

La foto compara un filtro sin utilizar con otro recogido el pasado 2 de enero por el Grupo de Investigación de Física de la Atmósfera en la ciudad andaluza.
Esta contaminación por hollín captada por una bomba de aspiración equivaldría a lo que respira una persona en 100 días.

A la izquierda, un filtro sin utilizar. A la derecha, otro igual después de bombear durante 24 horas aire de la calle de Granada el pasado 3 de enero con un captador de alto volumen, una bomba de aspiración. En concreto, de una estación de medición ubicada a 15 metros del suelo, en la terraza del Centro Andaluz de Medio Ambiente (CEAMA), en la periferia de la ciudad andaluza.

Como explica  Gloria Titos, que junto a Sonia Castillo se ocupa de los muestreos que realiza semanalmente el Grupo de Investigación de Física de la Atmósfera, la capa negra que aparece en el filtro de la derecha está formada por partículas finas PM-1, de menos de 1 micrómetro (μm) de diámetro, es decir, más pequeñas que la milésima parte de un milímetro. Los integrantes de este equipo de investigación llevan tomando muestras del aire para medir la contaminación por partículas PM-1 y las PM-10 de Granada desde 2005, pero nunca habían visto un filtro tan negro, motivo por el que decidieron subir la imagen a las redes sociales hace unos días.

Como explica la investigadora, esto no corresponde realmente a lo que respiraría una persona durante 24 horas, pues la bomba de succión hace pasar mucho más aire por el filtro de lo que harían unos pulmones. Según recalca, “teniendo en cuenta que una persona respira unos 7200 litros/día, el filtro sería equivalente a lo que respira una persona en 100 días”. En cualquier caso, sí visibiliza de forma muy clara las partículas invisibles para el ojo humano que se están respirando en Granada.

A diferencia de las PM-10 y PM-2,5, las partículas PM-1 no están reguladas. Estas por debajo de 1 micrometro son todavía más pequeñas que las otras y por ello resultan muy importantes para la salud, ya que tienen todavía más capacidad para penetrar en el organismo humano.

¿Por qué está tan negro el filtro por el que pasó aire de Granada del pasado 2 de enero?  Según explica Titos, todavía no han analizado la composición de ese filtro concreto, pero consideran que se trata del resultado de la acumulación de contaminación en la ciudad andaluza. “La situación anticiclónica de estos días provoca que las emisiones del tráfico y de la quema de biomasa se acumule cerca de la superficie”, incide la investigadora.

Como detalla, el color del filtro es ya un presagio de la composición química de las partículas que hay depositadas en él y que se encontraban suspendidas en la atmósfera. “Durante el verano, el color de los filtros es de tonos marrones indicando la presencia de polvo mineral, mientras que en invierno es predominantemente gris, y en este caso, completamente negro. Es el color del hollín o carbono negro, emitido por la combustión de combustibles fósiles y la quema de biomasa”.


enlace

COLABORA CON KAOS