Estados Unidos tiene la oportunidad histórica de sepultar bloqueo contra Cuba

Estados Unidos tiene hoy la oportunidad histórica de sepultar definitivamente el cruel y prolongado bloqueo que impone a Cuba desde hace casi medio siglo, reclamo que innumerables voces en el mundo han reiterado, y solicitado en los últimos días al nuevo presidente electo norteamericano, Barack Obama.

Tras la victoria de Obama en los recientes comicios estadounidenses, connotados intelectuales, políticos y empresarios de diferentes países, además de organizaciones internacionales, han convidado al próximo inquilino de la Casa Blanca a poner fin a esa agresiva política contra la isla caribeña.

En tal sentido, se pronunció el afamado escritor portugués y del mundo José Saramago, quien llamó al entrante mandatario norteamericano a levantar el bloqueo, al cual calificó de “garrote con que inútilmente se ha pretendido doblegar al pueblo de la mayor de las Antillas”, del que –dijo- “resiste patrióticamente desde hace casi 50 años”.

Saramago además invitó a Obama a visitar algún día a Cuba para que conozca a sus habitantes, y le prometió que en esa pequeña nación latinoamericana nadie le hará daño.

En similares términos profirieron los jefes de Estado de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, de Venezuela, Hugo Chávez, y de Bolivia, Evo Morales, al igual que el presidente pro tempore de la Comunidad del Caribe (CARICOM) y primer ministro de Antigua y Barbuda, Baldwin Spencer, quienes exhortaron al electo mandatario estadounidense a acabar con la política de cerco que Washington impone a Cuba.

“Todos nos sentiríamos complacidos si Obama comenzara a comprometerse de manera rápida y razonable con mecanismos encaminados a mejorar las relaciones con la mayor de las Antillas, añadió el alto dignatario regional caribeño.

Por su parte, empresarios norteamericanos que asistieron a la XXVI edición la afamada Feria Internacional de La Habana celebrada esta semana coincidieron en repudiar la guerra económica que sucesivas administraciones de la Casa Blanca han aplicado a Cuba, sobre la que -afirmaron- perjudica a los pueblos de ambos países.

Al respecto, el presidente de la naviera norteamericana Crowley, Jay Brickman apuntó en declaraciones a la prensa que el futuro gobierno de Washington “debe darnos una ventana de oportunidades” para hacer negocios con Cuba.

Ejemplificó que el comercio agrícola entre los dos países podría duplicarse si no existieran las restricciones impuestas por el bloqueo, citando un estudio realizado el pasado año por una delegación norteamericana que visitó la Isla.

Al mismo tiempo, la secretaria general de organización Amnistía Internacional (AI), Irene Khan, exhortó a Obama a levantar las sanciones contra Cuba porque constituyen una negación de los derechos humanos a su pueblo, aseguró.

La dirigente de AI aseveró en Santiago de Chile que un cambio en la conducta de Washington hacia Cuba podría ayudar al electo presidente norteamericano a restablecer la autoridad moral de su país, que –aseveró- ha sido dañada por su predecesor George W. Bush.

Los llamados a Obama siguen a la aprobación el pasado día 29 por la Asamblea General de Naciones Unidas de una nueva resolución que condenó la guerra económica, comercial y financiera que Washington mantiene contra la isla caribeña.

El dictamen de la ONU, adoptado por decimoséptima ocasión en igual número de años, recibió el respaldo casi unánime de todas las naciones del mundo, que exigieron a las administraciones norteamericanas enterrar la frustrada política de asedio contra Cuba.

Sin duda alguna la historia le ha dado la oportunidad a Estados Unidos de acabar de una vez por todas con su agresividad hacia al pueblo cubano, el cual persiste en su empeño de preservar su independencia y soberanía, pese a la continua hostilidad de su poderoso vecino del norte.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS