Esta guerra mediática ganémosla a pensamiento (I Parte)

El pensamiento de nuestro José Martí&nbsp trasciende su contexto histórico para acompañarnos ahora en esta&nbsp lucha para enfrentar&nbsp una&nbsp desmesurada y criminal guerra mediática contra la Revolución cubana.

Camino a Cuba para ingresar en “la guerra necesaria”&nbsp que había organizado y convocado, &nbsp José Martí&nbsp escribía desde Cabo Haitiano a sus amigos Benjamín y Gonzalo, el 10 de abril de 1895: “ De pensamiento es&nbsp la guerra mayor que se nos hace: ganémosla a pensamiento”.

(Obras Completas. Tomo 4, página 121)

Ahora la alegría no puede ser mayor, pues los grupúsculos&nbsp contrarrevolucionarios pagados como mercenarios desde la Oficina de Intereses &nbsp del Gobierno de los Estados Unidos en Cuba &nbsp tienen un preso común convertido en su mártir.&nbsp La contrarrevolución &nbsp asentada en Miami, su guía espiritual y financiera está de plácemes.

(http://www.cubadebate.cu/opinion/2010/02/26/orlando-zapata-tamayo-la-muerte-util-de-la-contrarrevolucion/)

La Europa culta, y aliada incondicional de los Estados Unidos, &nbsp lanzó el pasado día 11 la primera piedra con la Resolución, &nbsp &nbsp casi unánime de su Parlamento,&nbsp “sobre la situación de los presos políticos y de conciencia en Cuba” donde &nbsp “pide al Gobierno cubano la liberación inmediata e incondicional de todos los presos políticos y de conciencia; se expresa su profunda solidaridad con todo el pueblo cubano, y lo apoya en su avance hacia la democracia y el respeto y fomento de las libertades fundamentales, &nbsp y&nbsp insta a la Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad y a la Comisaria responsable de Cooperación a que entablen de inmediato un diálogo estructurado con la sociedad civil cubana y con aquellos sectores que apoyen una transición pacífica en la isla, de acuerdo con las conclusiones aprobadas sucesivamente por el Consejo de la UE, utilizando los mecanismos comunitarios de cooperación al desarrollo, en particular a través de la Iniciativa europea para la democracia y la protección de los derechos humanos”.

(http://www.europarl.europa.eu/sides/getDoc.do?type=TA&reference=P7-TA-2010-0063&format=XML&language=ES)

No cabe dudas de que esa &nbsp Resolución &nbsp es una &nbsp intromisión en los asuntos internos de Cuba, &nbsp pero lo que no saben &nbsp esto señores, y sus aliados por el mundo, es que &nbsp también hay una tradición de lucha en el enfrentamiento a tergiversaciones y mentiras contra la Revolución.

En el articulo &nbsp El periodismo en la Revolución Cubana , los periodistas&nbsp Juan Marrero, Ernesto Vera y Roberto Pavón , puntualizan: ”En la tercera semana de enero de 1959 la revolución libra su primera gran batalla contra la desinformación. Se trata de lo que se llamó Operación Verdad, que reunió en La Habana a casi 400 periodistas del continente. Pudieron ver una gigantesca manifestación frente al viejo Palacio Presidencial y, además, asistir a los juicios contra algunos criminales de guerra. También sostuvieron un encuentro con Fidel en el Hotel Riviera. Como resultado de la Operación Verdad nace la agencia informativa latinoamericana Prensa Latina, cuyo primer director fue el periodista argentino Jorge Ricardo Masetti, uno de los organizadores de la Operación Verdad. Prensa Latina fue la primera ventana abierta en el continente para romper el monopolio de la información hasta entonces ejercido por las grandes agencias noticiosas norteamericanas. Tiempo después, e inspirado también en el propósito de dar a conocer la verdad sobre Cuba, nacería Radio Habana Cuba.

http://www.upec.cu/prensa/periodismo_revolucion.html

Es así, cuando comienzan los juicios sumarísimos contra los criminales de la dictadura de Batista, causantes de más de 20 000 muertos, &nbsp que se inicia &nbsp toda una campaña mediática para desacreditar al Ejército Rebelde y a sus&nbsp líderes.

El día antes de la conocida&nbsp Operación Verdad, ante 380 periodistas, fundamentalmente de América Latina y de los Estados Unidos, para exponer las causas de esos juicios y de la limpieza moral del Ejército Rebelde durante la lucha y ya con el triunfo, Fidel Castro participa de una concentración popular de más de millón y medio de cubanos, el 21 de enero de 1959, desde el Palacio Presidencial.

Allí expresó&nbsp que la Operación Verdad&nbsp : &nbsp “No es una victoria por las armas —no se ha disparado un solo tiro—, es una victoria mucho más hermosa, es una victoria de la razón, es una victoria de la justicia, es una victoria de la moral.

“Los que creyeron que nosotros éramos unos simples guerrilleros, los que creyeron que no sabíamos más que tirar tiros, los que creyeron que después de nuestras victorias militares nos iban a aplastar en el campo de la información, nos iban a aplastar en el campo de la opinión pública, se han encontrado con que la Revolución Cubana sabe también pelear y ganar batallas en ese campo.”

Aún cuando no se había &nbsp aplicado &nbsp la Ley de la Reforma Agraria y otras medidas enérgicas y radicales en beneficio del pueblo y contrario a los interés de la oligarquía criolla y&nbsp de los apoderados norteamericanos, Fidel alerta en ese propio discurso que&nbsp esta intensa campaña difamatoria tiene como causa&nbsp el que se&nbsp quiere ser libre “sí, porque no solo quiere ser libre políticamente, sino económicamente libre también; campañas contra el pueblo de Cuba, porque se ha convertido en un ejemplo peligroso en toda la América.

Nuestra Revolución hay que defenderla como se defiende, no algo de Cuba, sino algo de América.”

(http://www.cuba.cu/gobierno/discursos/1959/esp/f210159e.html)

Y en este medio siglo no se ha perdonado el prestigio, los valores, la integralidad, la unidad de principios, la solidaridad, la dignidad, el patriotismo, el ejemplo &nbsp y el antiimperialismo &nbsp de la revolución cubana.

Nuevamente la revolución &nbsp saldrá victoriosa. Decía nuestro José Martí: “Se pelea cuando se dice la verdad”.&nbsp La convocatoria está en pie.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS