Especial Honduras: La caída de los Rosenthal, el poderoso clan hondureño acusado de lavado de dinero y narcotráfico

Por Resumen Latinoamericano

Como una de las familias más ricas e influyentes de Honduras, los Rosenthal estaban acostumbrados a ocupar importantes puestos de gobierno y su apellido figuraba regularmente entre los aspirantes a la presidencia. Pero en lugar de pelear por la máxima magistratura sus energías ahora están puestas en tratar de evitar una cárcel en Estados Unidos, […]

Como una de las familias más ricas e influyentes de Honduras, los Rosenthal estaban acostumbrados a ocupar importantes puestos de gobierno y su apellido figuraba regularmente entre los aspirantes a la presidencia.

Pero en lugar de pelear por la máxima magistratura sus energías ahora están puestas en tratar de evitar una cárcel en Estados Unidos, país que les acusa de haber estado lavando dinero proveniente del narcotráfico durante al menos diez años.

La acusación, que cayó como bomba entre la élite hondureña, se hizo pública el martes de la semana pasada, cuando el empresario Yankel Rosenthal, de 46 años, fue arrestado a su llegada al aeropuerto de Miami.

Y el hombre que hasta junio pasado se desempeñaba como ministro de Inversiones y todavía figura como presidente de Marathón –uno de los equipos de fútbol más populares del país– no es el único Rosenthal implicado.

En la mira de las autoridades estadounidenses también está su primo Yani, de 50 años, ministro de la Presidencia de Honduras en 2006 y 2007, congresista hasta el año pasado y varias veces precandidato a la presidencia de la nación centroamericana.

Y, sobre todo, EE.UU. también presentó cargos contra su tío Jaime, el patriarca del clan, eterno candidato presidencial, dirigente del poderoso Partido Liberal, ex vicepresidente de Honduras, excongresista y fundador del Banco Continental.
Grupo Continental

El banco es una de siete compañías vinculadas a los Rosenthal que, según la justicia estadounidense, “proveyeron durante una década de servicios de lavado de dinero, y otros, para apoyar actividades de (…) traficantes de drogas centroamericanos y organizaciones criminales”.

Y aunque la acusación es disputada por la familia, la Comisión Nacional de Banca y Seguros de Honduras (CNBS) ya ordenó la liquidación forzosa de la institución bancaria, aumentando el nerviosismo de sus 220.000 ahorristas.

La decisión terminó llevando el caso Rosenthal a las calles, pues centenares de cuentahabientes se presentaron el lunes en sucursales en varias partes del país para exigir la devolución de su dinero.

Pero aunque la CNBS garantizó la devolución de los depósitos –hasta un máximo de US$9.400– las potenciales ramificaciones de la caída de los Rosenthal van mucho más allá, pues sus intereses incluyen una aseguradora, una cementera, empresas agroexportadoras, urbanizaciones y varios medios de comunicación, además del equipo Marathón.

Todas estas empresas están agrupadas en el Grupo Continental, fundado en 1929; es decir, cinco años después de que el padre de Jaime Rosenthal –también llamado Yankel– llegara a Honduras proveniente de Rumania para establecerse en la ciudad de San Pedro Sula.

Y fue precisamente en la capital industrial de Honduras –donde ahora hay un estadio que lleva su nombre– donde este electricista de origen judío empezó a construir la que luego se convertiría en una de las principales fortunas del país.

80 años de negocios

“Los orígenes de mi familia son como los de muchos inmigrantes que vinieron a Honduras a principios de siglo huyendo de la violencia y la guerra”, le contó Jaime Rosenthal a la revista Mercados & Tendencias en agosto de 2009.

Según varios registros, la primera piedra de su fortuna sería el almacén “Siga la flecha”, dedicado a negociar “con mercaderías en general” pero especializado “en artículos para caballeros y ropa hecha”.

Aunque, como le relató a la publicación centroamericana su hijo Jaime, el primero de los Rosenthal no se quedó ahí.

“Mi papá Yankel Rosenthal se dedicó al negocio de la representación de empresas extranjeras y a la importación, desde Seguros Lloyd’s y AIG”, le dijo el empresario a Mercados & Tendencias.

“Y varias empresas fueron saliendo por necesidad y otras por conveniencia o coyuntura, pero la verdad que no hubo ningún plan preconcebido de crear el Grupo Continental”, explicó.

Ya luego fue el mismo Jaime el que introdujo a la familia en el mundo de la política, intentando en tres oportunidades ser candidato a la presidencia de la república por el Partido Liberal.

Y aunque al empresario le gusta presentarse como un “revolucionario” con tendencias de izquierda, a lo largo de los años a su familia también se la ha señalado de utilizar su influencia para favorecer a sus numerosas empresas.
Presunción de inocencia

Los Rosenthal, sin embargo, siempre han rechazado esos señalamientos, tal y como ahora rechazan las acusaciones del departamento de Justicia de EE.UU.

“El pueblo Hondureño conoce de nuestra dedicación al trabajo y al ahorro y saben perfectamente que estas acusaciones que se han presentado contra nosotros son falsas”, se lee en un comunicado emitido por el Grupo Continental.

“Jamás hemos estado involucrados en actos ilegales y mucho menos en actividades de narcotráfico o lavado de activos”, agrega la comunicación.

Y ahí también le piden “al pueblo de Honduras, a las autoridades y especialmente a nuestros amigos” apoyo para poder defenderse y demostrar su inocencia ante las autoridades del país.

Esa inocencia ha sido puesta en duda fundamentalmente por los lazos entre el Grupo Continental y la familia Rivera Maradiaga, identificada por el gobierno de EE.UU. como el principal grupo de narcotraficantes de Honduras.

Aunque los Rosenthal insisten en que no tenían como saber que tan buenos clientes “eran tan pícaros como resultaron ser”.

Y, por el momento, la justicia hondureña no parece haber iniciado acciones en contra de Jaime y Yani Rosenthal, a pesar de que su designación como “narcotraficantes” por una corte de Nueva York.

En los últimos meses, miles de hondureños se movilizaron para protestar contra la corrupción y la impunidad.
Esta decisión contrasta con la rápida extradición de muchos otros acusados de narcotráfico y da una buena idea del peso político de los Rosenthal.

Y, más allá de la presunción de inocencia a la que tiene derecho la familia, también es un muy buen ejemplo de por qué muchos en Honduras habían estado demandando el establecimiento de una comisión internacional contra la impunidad, como la que terminó provocando la caída del presidente de la vecina Guatemala.

Después de meses de protestas, la creación de una misión de la OEA con ese propósito fue anunciada a fines de septiembre.

Pero su puesta en funcionamiento tomará tiempo.

Y, mientras tanto, la justicia hondureña tendrá una nueva oportunidad para demostrar que está preparada para garantizar justicia cuando de por medio está uno de los apellidos más poderosos del país.

____________________________________________
Embargan bienes de la poderosa familia Rosenthal, acusados en Estados Unidos de narcotráfico

El Ministerio Público (MP Fiscalía) de Honduras realizó el embargo preventivo de 20 sociedades comerciales, bienes muebles e inmuebles, entre ellos el liquidado Banco Continental, de la poderosa familia Rosenthal, acusada en Estados Unidos de lavado de dinero y narcotráfico.

Los bienes “asegurados” (embargo preventivo) pertenecen a Jaime Rosenthal, Yani Rosenthal y Yankel Rosenthal a partir de la acusación por lavado de activos y soborno que la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York le imputó a los tres miembros de la familia.

Jaime, líder histórico del grupo, fue vicepresidente de Honduras entre 1986 y 1990; Yani es el, actual jefe del clan, y Yankel, sobrino del primero, fue ministro del actual gobierno hasta junio último.

“En cumplimiento que Honduras hace a la Convención de las Naciones Unidas Contra el Tráfico Ilícito de Drogas, donde establece la obligación de los estados partes de propiciar el decomiso del producto del delito, así como el decomiso de bienes en los cuales se haya transformado dicho producto”, señala un comunicado del MP.

A raíz de esta acusación en Nueva York del 7 de octubre, en la que se denuncia los reiterados préstamos del hondureño Banco Continental a la familia mafiosa Rivera Maradiaga alias “Los Cachiros” – los mayores transportistas de drogas del país centroamericano-, la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS) ordenó la semana pasada la liquidación forzosa de esa entidad financiera.

Tras esa liquidación del Banco Continental, de la familia Rosenthal, sus ahorrantes comenzarán a recibir desde hoy sus depósitos menores a 208.860 lempiras (menores a 10.000 dólares), informó el gobierno, que no aclaró que ocurrirá con los de mayor monto.

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, aseguró que la liquidación del Banco Continental “es un caso aislado y no afectará al sistema financiero nacional”, informó el diario local El Heraldo.

También está en la mira de las autoridades estadounidenses su primo Yani, hijo de Jaime Rosenthal, de 50 años, ministro de la Presidencia de Honduras en 2006 y 2007, bajo el gobierno del presidente Manuel Zelaya antes de su rompimiento con el PL, también congresista hasta el año pasado y varias veces pre candidato a la presidencia de la nación centroamericana.

EE.UU. también presentó cargos contra su tío Jaime, el patriarca del clan, eterno candidato presidencial, dirigente del Partido Liberal, ex vicepresidente de Honduras, ex congresista y fundador del Banco Continental.

Las potenciales ramificaciones de la caída de los Rosenthal van mucho más allá, pues sus intereses incluyen una aseguradora, una cementera, empresas agroexportadoras, urbanizaciones y varios medios de comunicación.

Por eso, el Colegio de Periodistas de Honduras (CPH), por medio de un comunicado, manifestó su profunda preocupación ante las repercusiones que podría tener en la plantilla de periodistas, fotógrafos y demás personal administrativo un eventual cierre de Canal 11 y Diario Tiempo, que integran el grupo Rosenthal.

Todas estas empresas están agrupadas en el Grupo Continental, fundado en 1929; es decir, cinco años después de que el padre de Jaime Rosenthal –también llamado Yankel– llegara a Honduras proveniente de Rumania para establecerse en la ciudad de San Pedro Sula.

Y fue precisamente en la capital industrial de Honduras –donde ahora hay un estadio que lleva su nombre– donde este electricista de origen judío empezó a construir la que luego se convertiría en una de las principales fortunas del país.

Por su parte, un grupo de ex diputados y dirigentes del Partido Liberal publicó hoy un comunicado de apoyo a la familia Rosenthal, “nuestros correligionarios y amigos” y reconocen su “trayectoria empresarial y política, quienes desde hace más de 80 años se han constituido en elementos de estabilidad y desarrollo económico, político y social de nuestro país”.

No mencionan, sin embargo, la activa participación del PL y los Rosenthal en el golpe de Estado que dieron al presidente Zelaya en el 2009, cuando fue expulsado militarmente a Costa Rica, lo que desató un largo proceso de resistencia popular al gobierno dictatorial de Roberto Micheletti, también del Partido Liberal, que lo sustituyó.
______________________________________________________

Reabren en Honduras debate sobre políticos ligados al narcotráfico
15 octubre, 2015
En Honduras se reabrió el debate sobre políticos y empresarios de ese país ligados al narcotráfico, esto luego que una de las familias más poderosas de esa nación fuese señalada como “lavadores de activos” por EE.UU.

En Honduras existen más de 5 partidos políticos, dentro de estos miles de militantes y postulantes a cargos de elección popular, muchos de estos obtienen sus recursos de campaña del crimen organizado; pero la legislación hondureña no tiene herramientas para evitar que esos dineros entre a la arena política.

Esta discusión resurge luego de la detención en los Estados Unidos del empresario Yankel Rosenthal, tras ser señalado como lavador de activos provenientes del narcotráfico. Rosenthal también fue secretario de inversiones del Gobierno del presidente Juan Orlando Hernández y uno de sus principales financistas.

En julio del 2014 fue detenido Arnaldo Urbina Soto, alcalde de un pequeño municipio de Honduras tras ser señalado de narcotraficante. Otro impacto a la clase política hondureña fue el arresto de Fabio Lobo Lobo, hijo del expresidente hondureño Porfirio Lobo Sosa; hecho ocurrido en el mes de mayo del presente año. EL hijo del mandatario también fue detenido por el tráfico de drogas.

En esta supuesta lucha contra el narcotráfico Estados Unidos mantiene una fuerte presencia militar en Honduras, sin resultados.

En la opinión del analista Jorge Luis Oviedo, referente a los señalamientos del Gobierno norteamericano a Honduras por lavado de activos y narcotráfico es de hipocresía, ya que según el escritor la nación norteamericana es la que mas promueve el lavado de activos y narcotráfico a nivel mundial.

Un gran sector de la sociedad hondureña exige fuertes reformas electorales para evitar dineros provenientes del lavado de activos en la política de su país.

Dassaev Aguilar, Tegucigalpa.+++

_________________________________________________________

Impunidad e hipocresía en el texto del comunicado de Yani Rosenthal al pueblo hondureño

“No hemos huido, por una simple y sencilla razón, somos inocentes”, cita en el comunicado.

A mi familia, a todos los empleados de grupo continental, a nuestros inversionistas, y a la opinión pública Como ya es de conocimiento estos son momentos difíciles para todos los que somos parte de Grupo Continental, y muy particularmente para mi padre, Jaime Rosenthal, y para mí. Es fundamental para nosotros hacer algunas precisiones a lo que está ocurriendo. En primer lugar, estamos aquí, en nuestra ciudad, en nuestro país, no hemos huido, por una simple y sencilla razón, somos inocentes. Sabemos y asumimos la profunda responsabilidad que tenemos, en lo particular, con mi esposa, mis hijos, y toda mi familia, a quienes agradezco el apoyo y acompañamiento en estos momentos, pero también como parte integral del sistema financiero y económico del país.
Hoy estamos haciendo frente de manera calmada y ordenada a esta situación y lo seguiremos haciendo así, pues nos asiste la razón. Es importante que mi familia y la opinión publica sepa, sin ninguna duda, que ni mi padre, Jaime Rosenthal ni yo, hemos sido señalados por trafico de drogas, delito que deploramos y condenamos enérgicamente y que ha ocasionado mucho y grave dolor al pueblo hondureño.

Por eso es importante señalar que una autoridad extranjera señala que el Banco Continental y sus directores deberán aclarar transacciones de terceros que pudieran haber sido utilizadas para lavar activos, no que estémos involucrados en esta actividad. Esto también se resolverá en su debido momento y por los canales judiciales pertinentes, en cuanto tengamos información al respecto se las haremos llegar puntualmente.

Me dirijo también a todos los trabajadores del Grupo Continental y a quienes directa o indirectamente participan o han participado con nosotros a lo largo de mas de 80 años, primero que nada gracias, gracias por ser parte de esta empresa, que sigue y seguirá fuerte, por ustedes y en buscando el bienestar de quienes nos rodean. No los vamos a dejar solos, es un mismo empeño y vamos a salir adelante, necesitamos mantener la calma, considerar cada una de nuestras acciones y pronunciamientos para que reflejen nuestro gran objetivo, probar nuestra inocencia y continuar trabajando por nuestro Honduras.

Hoy me siento orgulloso y agradecido de ser hondureño, de vivir en un país donde todos somos inocentes hasta que se demuestre lo contrario, por lo que hago un llamado a que las autoridades reconsideren las medidas que se han tomado el día de hoy. No me queda duda que nuestra inocencia quedará demostrada, conservo la confianza en que tendremos un juicio justo con las garantías procesales que merecemos todos los ciudadanos de este país, apegado al debido proceso, libre de revanchas políticas pero sobre todo, de presiones extranjeras.
Atentamente, Yani Rosenthal Hidalgo.

-->
COLABORA CON KAOS