España: Podemos, el Milagro terrenal

Ante la carencia de obra alguna de los Partidos políticos tradicionales para disminuir la desgracia creciente de españoles/as, puja la organización que abre los horizontes de las mayorías.

A mediados de Noviembre del 2011, escribí España: el PP, el PSOE y Los Indignados, de cara a las elecciones que entonces tuvieron lugar en aquella latitud. Allí, de la mano de Lenin, reafirmé que el movimiento contestario no coronaría su éxito si la clase revolucionaria careciera de capacidad para llevar a cabo acciones de masas suficientemente fuertes para romper (o quebrantar) el viejo gobierno, que nunca, ni siquiera en épocas de crisis, “caerá” si no se le “hace caer”; y, en correspondencia, realicé unos apuntes acerca de lo que para mí era y es indispensable.

Puntualmente, en esa altura precisé que ni por asomo se vislumbraba que Partido alguno que llegara al poder político en España estaba en capacidad/voluntad de representar a Los Indignados. Por ello, retumbaba en mi memoria la siguiente  máxima expresada por Carlos Marx en el Manifiesto Inaugural de la Asociación Internacional de los Trabajadores: “La clase obrera posee ya un elemento de triunfo: el número. Pero el número no pesa en la balanza si no está unido por la asociación y guiado por el saber”. Tal era para mí el presupuesto ante la posibilidad/necesidad de construir la indispensable alternativa que condujera a los desposeídos/as a su emancipación definitiva.

Sin embargo, por fortuna, el panorama ha cambiado para bien en la Madre Patria.

A tono con los nuevos vientos, en Mayo último en AL-UE: ¿impacta el Nuevo en el Viejo Mundo? redacté que ciertas huellas deja América Latina, específicamente Cuba y Venezuela, en aquellos predios, y que “la calidad/acogida del sujeto emergente denominado Podemos, es la señal más visible de tales impactos en España, en particular, y en la Unión Europea, en un plano general. ¡Enhorabuena!”. No obstante, hoy encuentro elementos que enriquecen todavía más el contexto español.

Desde hace apenas unas horas, circula Podemos ya encabeza la intención de voto que alude a una encuesta publicada en Madrid que mostró que el joven partido de izquierda lidera nuevamente las preferencias para las próximas elecciones generales en España, lo que podría dejar la vía libre para la formación de alianzas entre los grupos políticos, o incluso una coalición de Gobierno. Se trata de un sondeo de Metroscopia realizado a mil personas que evidenció que esa organización política obtendría un 28,2 por ciento de los votos, por encima del 25 por ciento alcanzado el pasado Diciembre cuando había caído al segundo lugar detrás de los socialistas.

Es decir que estamos hablando de casi un 20 por ciento más de la intención de voto, respecto a cuando la agrupación de marras fue incluida por primera vez en los sondeos en el Agosto anterior; de la perspectiva en la cual las elecciones generales tendrán lugar hacia fines del año y se esperan comicios regionales y municipales en Mayo; y de que la mayoría de quienes dijeron que votarían por Podemos, consideran que el país necesita deshacerse del sistema de administración unipartidista.

Ahora recuerdo cinco razones que hacen que Podemos sea una amenaza para el sistema electoral establecido en España, y de ellas comparto con mis lectores/as las siguientes: una, Podemos ha llegado a la política de su nación con ansias de poder y la sorpresa electoral de las europeas abre una cierta vía para que el proyecto se consolide. No nos conformamos con llegar hasta aquí, ni con llegar segundos en las generales. Salimos a ganar” —son palabras de su líder Pablo Iglesias.

A la anterior razón, incorporo otra meditación de Iglesias: “Nos miran porque saben que podemos ganar, aquí está naciendo una fuerza política para gobernar”. Además, él sostiene que su organización está “cambiando de fase” y dejando de ser un movimiento ciudadano para convertirse en un partido político, y que la clave de este temor es en buena medida el cuerpo ideológico que defiende un mayor peso de la intervención del Estado en la económica y no pueden descartarse por tanto incluso procesos de nacionalización en determinados sectores de servicios básicos y la banca, por ejemplo.

Asimismo, destaco que Iglesias ha apostado por ocupar la “centralidad del tablero”, en el que antes “todas las cartas estaban repartidas”, con una mayoría social que apuesta por la decencia. También, que él piensa: “El problema de la crisis es que estamos gobernados por golfos y mangantes” y “los que rompen España son los que tienen cuentas en Suiza o en Andorra, sean de CiU, del PP o del PSOE, no tienen bastante con las cuentas bancarias”. “Patria es hablar de la dignidad del pueblo, independientemente de la lengua que se hable, o trabajar por las escuelas, los hospitales y los profesionales sanitarios, para no hacer el ridículo. Esto es sentirse orgulloso de tu país”.

Entretanto, John Müller, escritor y periodista de origen chileno que ha trabajado en su país, Venezuela y España —en ese territorio de Europa, participó en la fundación de El Mundo, del que es columnista, y La Gaceta de los Negocios; por ende, no es uno de la Izquierda—, haciendo un balance general de los últimos años, asevera que “a la salida de la crisis España estará peor que en 2007 porque las familias serán más pobres”, y que “el segmento entre 20 y 49 años se va a reducir en la próxima década en 4,7 millones de personas. En el año 2015, por cada persona que vendrá a vivir a España, dos se van a ir”; al tiempo que considera que “el número de personas que tiene más de 64 años aumentará en 1,5 millones” lo que devendrá “un desequilibrio que nos va a costar mucho recuperar”.

E, insisto, las anteriores son palabras de un individuo afiliado a la Derecha.

Entonces, ante la carencia de obra alguna de los Partidos políticos tradicionales que en los últimos años haya tendido a disminuir la desgracia creciente de españoles/as, puja la organización de marras como nuevo ente que abre los horizontes de las mayorías. Por tanto, en España Podemos es/debe ser el Milagro terrenal que necesita el grueso de sus ciudadanos/as. ¡Amén!

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS