Escatología electoral

Publicidad

Por Luís Ronda

El “sistema” y su Ley Orgánica del Régimen Electoral General, en nombre de la “democracia” y en el día de su “fiesta”, designa y obliga al ciudadano formar parte de la Mesa Electoral a cuyo Distrito y Sección de la misma corresponda. Su no cumplimiento implica pena de prisión de tres meses a un año o multa de seis a veinticuatro meses. Finalizada la jornada y recuento de papeletas, en caso de conflicto por este menester, la Ley debe reparar en un plazo de no más de cinco días a través del Juez correspondiente, tal incidencia para “garantizar la voluntad del pueblo”.

Analicemos: la libertad de conciencia de la persona es sagrada, si verdaderamente viviésemos una democracia, ésta se respetaría. No puede “obligarse” a nadie que “no cree” en el sistema (sobretodo testigos en estos últimos tiempos de continuas corruptelas), a pasarse 14 horas sentado en la silla del servilismo empresarial… casos Gürtel, Noos, Palma Arena, Brugal, los Ere, Andratx, Noos, Umbra, Poniente, Astapa, Minutas, Malaya,  Voltor, Unió Mallorquina, Carlos Fabra, Emarsa, Cooperación, Pretoria, Palau, Mercurio, Clotilde, ITV, Baltar, Conde Roa, Pokémon, Emperador, Amnistía fiscal, Papeles de Bárecenas, etc.

Por otro lado, pude ocurrir y ocurre, que se impute a políticos honestos que “no recaudan” para sus partidos a través del sujeto “tránsfuga” emprendedor de mociones de censura, y ocurra lo siguiente: 1- Que un señor, el tránsfuga, el cual ningún ciudadano ha votado, consiga mantener su acta, entre en el “grupo mixto” y tenga voz, voto y sueldo en el Ayto. de turno. 2- Que ni a la Ley ni al Juez le interese un comino “reparar” esta “usurpación” del voto ciudadano en un plazo de menos de cinco días, sino que las falsas acusaciones contra Alcaldes y Concejales “honrados” duerman durante cinco, seis, siete… años y años encerradas en el cajón de la vergüenza y el descrédito de la justicia y la democracia, en tanto los sinvergüenzas contentan a sus “promotores”, los medios de comunicación “patrocinados” crucifiquen y sepulten los íntegros, y la ciudad quede arruinada por los henchidos bolsillos que enriquecen tal gentuza. 3- Cuando, al fin la justicia llega tarde, los honestos quedan absueltos y las falsas acusaciones se evidencian, ¿Quién se responsabiliza del mal causado ya sin reparación?

Sólo hay que ver lo que está ocurriendo con el dinero público dilapidado en infraestructuras inútiles, con los centenares de miles de euros de sueldo al año de políticos indecentes del pluriempleo, puerta giratorias, sobres, financiaciones ilegales, sueldos vitalicios, pensiones de privilegio, etc., etc… en tanto bancos en manos de ministros estafan a los contribuyentes, las familias en paro son desahuciadas, miles de personas desesperadas se suicidan cada año, los niños pasan hambre y la pobreza en España ya llega casi a los trece millones de personas. Y a tal situación hemos llegado “obligándonos” durante treinta y ocho años a formar parte de las Mesas Electorales en la “fiesta de la democracia” bajo “pena de prisión” si no acudimos voluntariamente. Me entran ganas de vomitar.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More