[#EscandaloMarcaEspaña] Censuran la obra de Santiago Sierra que denuncia la existencia de presos políticos

Por Kaos. Estado español

ARCO retira la obra de Santiago Sierra sobre los presos políticos. La galería Helga de Alvear lo ha hecho a petición de IFEMA | El controvertido artista presentaba una serie con 24 retratos de los que llama «presos de conciencia», entre los que se reconocía a Oriol Junqueras.

La galerista Helga de Alvear ha decidido retirar de su stand la serie de 24 fotografías de Santiago Sierra titulada «Presos Políticos en la España Contemporánea», en la que aparecen, pixeladas, imágenes de Oriol Junqueras o los jóvenes detenidos por la acusación de agresión a dos guardias civiles en Alsasua.

Fuentes de la galería han indicado a EFE que han decidido, a petición de ARCO, retirar la obra de Sierra, valorada en 80.000 euros, y protagonizada por “reconocidos encarcelados” de los que solo se ve la cara pixelada aunque se les puede poner nombre gracias a los textos que acompañan a cada uno de los retratos.

Oriol Junqueras, los tres jóvenes acusados de agresión o simpatizantes del 15M aparecen sin rostro en esta serie fotográfica de Sierra, que en 2010 rechazó el Premio Nacional de Artes Plásticas aduciendo que él era “un artista serio”.



ARCO retira la obra de Santiago Sierra sobre los presos políticos

Por Miguel Lorenzi desde Madrid

Santiago Sierra y polémica van siempre de la mano. Fiel a su credenciales, el controvertido artista madrileño (1966) vuelve a acaparar el protagonismo de ARCO antes de su apertura con su pieza ‘Presos políticos en la España contemporánea’. Es una serie de 24 retratos que conforman una colección de «reconocidos encarcelados» que aparecen con sus rostros pixelados, pero no es difícil identificarlos gracias a los textos explicativos que acompañan a cada uno de las imágenes.

Sin embargo, ahora la galería Helga de Alvear ha retirado de ARCO la obra de Santiago Sierra sobre los presos políticos a petición de IFEMA. “La institución ferial, desde el máximo respeto a la libertad de expresión, entiende que la polémica que ha provocado en los medios de comunicación la exhibición de estas piezas, está perjudicando la visibilidad del conjunto de los contenidos que reúne ARCOmadrid 2018, y por tanto, es su responsabilidad, como organizadora, tratar de alejar de su desarrollo los discursos que desvíen la atención del conjunto de la feria”, explica ARCO en un comunicado.

Por su parte, Santiago Sierra habla de “censura” en un comentario en su página de Facebook. “Más allá de la relativa sorpresa y decepción con que hemos recibido la noticia, consideramos que esta decisión daña seriamente la imagen de esta feria internacional y del propio estado español”, ha añadido el artista.

Todos aparecen con el rostro pixelado con grandes cuadrados en tonos grises. Muchos de los retratos figuran en un vídeo sobre el mismo asunto, accesible en la web sobre la serie editada por Ediciones El Garaje.

«Seguramente en este proyecto no están incluidos todos los presos políticos que hay, pero a través de esta selección de muy claros ejemplos queremos registrar su existencia y denunciar las leyes y su aplicación distorsionada, pero sobre todo, la alienación social que permite y justifica esta realidad y mira para otro lado», dice el texto que acompaña las fotos.

«El recurso universal a la institución penitenciaria es en sí mismo un indicador del fracaso y la impotencia de las sociedades para construir un ambiente saludable de convivencia que respete la soberanía personal», asegura el texto de Sierra. «La presencia de políticos presos dentro de las cárceles es también la piedra de toque que desacredita a cualquier gobierno que trata de definirse a sí mismo como democrático», agrega.

«En consecuencia, ningún gobierno reconoce su existencia, disfrazándola con descripciones criminales como ataques al orden público, terrorismo, rebelión, etc. El Estado español no es una excepción», agrega.

A través de esta serie se pretende «hacer visible la existencia de presos políticos en el Estado español, a pesar de lo que se mantiene institucionalmente». «Sin enfocar sobre cualquier ideología particular, porque se trata de demostrar que la política española contemporánea los presos abrazan una amplia gama de posiciones políticas, especialmente de izquierda, pero con una selección muy clara criterios: personas encarceladas por tratar de hacer públicas y efectivas sus ideas sin ningún tipo de violencia», asegura Sierra.

No es la primera vez que este artista se ve envuelto en la controversia. En 2010 fue galardonado con el Nacional de Artes Plásticas, al que renunció argumentando que «el premio instrumentaliza en beneficio del Estado el prestigio del premiado» y asegurando que «el Estado no somos todos: El Estado son ustedes y sus amigos. Por lo tanto, no me cuenten entre ellos, pues yo soy un artista serio. ¡Salud y Libertad!».

enlace

-->
COLABORA CON KAOS