Es urgente construir la letra adecuada para una música que sigue sonando bien.

Publicidad

Decíamos en nuestra última editorial (balance de las elecciones generales del 26 J) que la música era atractiva pero que la letra resultó horrible.

Construir un proyecto de confluencia lo suficientemente amplio, articulado con el absolutamente imprescindible movimiento popular en las calles, para tener la capacidad de llevar adelante un auténtico cambio de Régimen que afecte al conjunto de países que coexistimos bajo la jurisdicción del Estado español, no es tarea fácil, tal cómo llevamos comprobando desde hace años, pero en absoluto imposible y desde luego es una tarea absolutamente necesaria. Para ello hay que partir de varias premisas: no hay atajos ni fórmulas mágicas, tal como PodemosLa Sexta, han hecho creer a algun@s.

Es imprescindible madurar para poder ofertar a la sociedad un proyecto de cambio, que realmente lo sea y que responda a las necesidades reales de las clases trabajadoras y Pueblos del Estado español; y que además sea factible en el momento histórico actual. Esto no se puede demorar más de dos años.

Unidos Podemos dio un cierto paso en esa dirección pero ciertamente muy defectuoso en el contenido, en el formato y en el discurso. Y ahí radica la parte más sustancial de que no se hayan conseguido los objetivos electorales-políticos planteados.

El lenguaje de Unidos Podemos fue absolutamente monofónico y en su peor versión posible.

El lenguaje, el discurso, la letra de un proyecto de confluencia de unidad popular para el cambiotiene que ser claramente polifónico, como el lenguaje cervantino. Todas las voces tienen que tener la opción de ser oídas y escuchadas con la mayor nitidez; eso reflejará la riqueza de la confluencia, en absoluto será expresión de debilidad.

Obviamente esa polifonía tiene que articular un relato coherente. De eso partimos.

Desde IzCa consideramos que hay que seguir impulsando el proyecto de Unidos Podemos, pero introduciendo aquellas correcciones para que realmente se convierta en lo que teóricamente dice querer ser. En esta dirección hay unas cuantas cosas que nos parecen imprescindibles:

– Reforzar la corriente de Unidad Popular (UP) dentro de Unidos Podemos. Para ello hay que revitalizarla ya.

– Convocar la reunión del órgano de gobernanza de Unidos Podemos, que por cierto hasta ahora no se ha reunido. Parece de pura exigencia democrática y además está previsto en el pacto de coalición; y ello para hacer una evaluación conjunta de la actual situación y del futuro.

– Buscar la colaboración y coordinación en la acción política con las izquierdas soberanistas de los diversos Pueblos del Estado español.

– Rectificar aquellos métodos de trabajo en la coalición que impidieron que se pudieravisualizar la pluralidad en ésta. Tenemos varias opciones para el futuro de Unidos Podemos, una es por ejemplo aprender del Frente Amplio Uruguayo y su exquisito respeto a las diversascorrientes ideológico-políticas que coexisten en su seno, cuestión que les ha llevado a los éxitos políticos y electorales por tod@s conocidos. Otra, seguir manteniéndose en el sectarismo, el chauvinismo de grupo y la prepotencia por encima de cualquier otraconsideración. En este caso, como algunos pronostican, “la hostia” para para los que desarrollen tales practicas será de dimensiones bíblicas.

Izquierda Castellana

Castilla a 7 de julio de 2016.

 

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More