Erase una vez…

Habia una vez un país donde unos bankos muy, muy buenos se dilapidaron su fortuna vendiendo hipotekas a los habitantes del reino aun sabiendo ke no podrían pagarlas. Los bankeros lloranban noche y día lementando su mala suerte mientras veían pasar hambre al pueblo. Tanto perseveraron en su búskeda ke krearían una nueva versión del kuento de la lechera mezklada kon la gallina de los huevos de oro. Utilizando la lechera, krearían un ogro llamado BANKO MALO ke kogería todos los pisos ke llegaron a kostar 100 y los kompraría, kon el dinero del pueblo a un precio ke no amargase la vejez a los bankeros. Y si el pueblo veía ke algo raro se kocía, ya ke kon su dinero iban a komprar por 80 lo ke todos sabían ke valía 30, entraría en acción la gallina de esos huevos dorados diciendo ke un enkantamiento haría ke esos pisos rekuperaran el valor kuando la situación mejorase y ke los kompradores aparecerían en korceles blankos, cheketera en mano, a komprar pisos en los extrarradios.
Y así fue, keridos niños y niñas deskonfiados, komo la situación mejoró. La de los bankeros, klaro, ke komieron felices mientras el pueblo veía muerta a un lado la gallina y la leche derramada del kántaro al otro.
Y, bueno… Banko Malo se los komió: a ellos y a su dinero.

KOLORÍN KOLORAO ESTE KUENTO…AUN NO SE HA AKABAO

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS