Entre buitres anda el juego: Soros vende a Blackstone su pedazo en Hispania un día antes de que el banco malo juegue en Bolsa con los alquileres

Publicidad

Por Femenino Rural

Así, el banco malo sigue inflando aún más la burbuja del alquiler a través de su propio instrumento carroñero, la SOCIMI Témpore Properties.

¿Qué relación hay entre Soros, Blackstone, Hispania y el banco malo, aparte de que entre buitres anda el juego? La relación se llama Azora, una buitrecilla local que fue la que adquirió junto con Goldman Sachs las viviendas protegidas del IVIMA de la Comunidad de Madrid, en una operación que la propia Fiscalía de Madrid calificó como “un procedimiento de contratación trufado de irregularidades”. Aún más: El pasado 23 de marzo, el Tribunal Supremo confirmó mediante Sentencia el derecho de los inquilinos afectados por la venta de 2.935 viviendas del IVIMA a los buitres Azora-Goldman Sachs a recurrir dicha venta. Azora, una córvida local que lleva desde 2003 sacando provecho de la vivienda de protección oficial, gestiona la SOCIMI Hispania, dedicada a especular con la vivienda desde el mercado continuo.

Pues bien, a pesar de todo ello, el banco malo (SAREB), en vez de ser el gran parque de vivienda pública en alquiler que el pueblo necesita y que además ya ha pagado a través del milmillonario rescate de la banca con la complicidad de la Troika, harto ya de engordar a los buitres, ha decidido convertirse en uno de ellos. Comenzó a cotizar en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) el pasado 3 de abril a través de su propia SOCIMI poniendo el dinero y los activos inmobiliarios públicos en las garras de Azora. (Ver ‘El banco malo quiere ser un buitre…’)

 

En la SOCIMI del banco malo se esconde ladrillo de ‘Pocerolandia’, icono de la burbuja inmobiliaria

Cabe recordar que los 50.781 millones de euros en activos inmobiliarios del banco malo computan como deuda pública -que pagamos todos, que no se olvide-, que dichos activos inmobiliarios proceden o bien de daciones en pago de inmobiliarias o de viviendas de familias desahuciadas a las que no se dio la misma oportunidad. Tampoco les ofrecieron los pisos a los mismos precios que a los buitres. Entre las 1383 viviendas de la SOCIMI del banco malo hay ladrillos de Pocerolandia, el monstruo levantado por Paco el Pocero en medio de un secarral de Seseña, uno de los iconos de la burbuja inmobiliaria que seguimos padeciendo. En concreto, posee 32 activos en Seseña valorados por Richard Ellis (CBRE) en 3.690.293 euros y 108 en Yebes por valor de 10.842.252 euros.

He aquí la declaración de la estrategia de Témpore, que no deja lugar a dudas: “El apoyo de Sareb (el mayor proveedor de activos residenciales en España) a través del Acuerdo Marco, la existencia de un equipo directivo experimentado y potenciales expectativas macro, contribuirán a que Témpore se convierta en uno de los principales vehículos de inversión residencial con una gran vocación de aumentar su tamaño y una clara alternativa para el destino de los ahorros privados”.

Sucede que un día después de que comenzara a cotizar la SOCIMI del banco malo, el 4 de abril, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) suspendió de cotización a Hispania Activos Inmobiliarios SOCIMI, SA por “retención de información privilegiada”. Dos horas y media más tarde se sabía que la Junta de Accionistas de Hispania había aprobado la reelección de todos los miembros de su consejo salvo la de Benjamin Barnett, el peón de Soros en Hispania. Al día siguiente, 5 de abril, a las 8:23 de la mañana, la CNMV publicaba un hecho relevante en el que Alzette Investment, sociedad de Blackstone radicada en Luxemburgo, se hacía con el 16,56% de Hispania en manos de QP Capital Holdings Limited y QPB Holdings a 17,45 euros por acción, haciendo ganar a Soros 315,375 millones de euros. Dos minutos más tarde, Blackstone anunciaba una Oferta Pública de Adquisición (OPA) sobre el100% de Hispania. El 6 de abril, la CNMV daba cuenta de la dimisión del ‘mandao’ de Soros en Hispania, Benjamin David Barnett.

 

Presentación de la Plataforma contra los Fondos Buitre en Madrid

Este martes, 10 de abril, a las 19:00 horas, se presenta la Plataforma Contra los Fondos Buitre en el Teatro Del Barrio de Madrid. L a Plataforma está formada por diversas asociaciones, colectivos, movimientos sociales y plataformas tales como ATTAC Madrid, Audita Sanidad (Auditoría Ciudadana de la Deuda en Sanidad), Asamblea de Afectados por la Venta de Viviendas del IVIMA (AVVI), CADTM (Comité por la Abolición de las Deudas Ilegítimas), Ecologistas en Acción, FRAVM (Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid), Observatorio CODE, PAH Alcobendas-Sanse, PAH Fuenlabrada, PAH Madrid, 15M Vivienda Usera, 15M Vivienda Latina y Sindicato de Inquilinas que han decidido unir fuerzas para denunciar y dar alternativas frente a la creciente actividad de los fondos buitre.

La Plataforma Contra los Fondos Buitre revindica:

Informar y explicar a la ciudadanía los graves perjuicios y enormes daños que los fondos buitre pueden causar en nuestras vidas.

La adopción de medidas que eviten la entrada de fondos especulativos en el ámbito de los servicios básicos, de carácter público o privado, como la vivienda, la sanidad o los cuidados a la tercera edad, y que promuevan una gestión orientada a la satisfacción de las necesidades de la ciudadanía.

Impulsar una Ley contra los fondos buitre en el territorio del Estado español, inspirada en la ley belga, que además impida operar a estos fondos que se enriquecen destrozando los derechos básicos de la población.

Impulsar el desarrollo de una normativa similar de alcance internacional, empezando por la Unión Europea, ya que los fondos buitre suelen recurrir a tribunales de países “amigos” para eludir las leyes estatales.

Priorizar siempre el interés general antes del pago de la deuda.

La desaparición de los Paraísos Fiscales.

Martes 10 de abril, 19h, Teatro del Barrio, calle Zurita, 20, Madrid.

 

http://www.femeninorural.com/?p=687

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More