Enterrada el ALCA en Mar del Plata y después le vendrá el turno al capitalismo, aseguró Hugo Chávez.

III Cumbre de los Pueblos de América

Enterrada el ALCA en Mar del Plata

• Después le vendrá el turno al capitalismo, aseguró Hugo Chávez. Más de 80 000 personas participaron en la marcha contra Bush. Impresionante acto en el estadio Mundialista

MAR DEL PLATA, Argentina, 4 de noviembre.—Al ALCA la derrotamos los pueblos de este continente y hoy le tocó su entierro en Mar del Plata; pero esto no quiere decir que el capitalismo esté muerto; al próximo que vamos a enterrar es al capitalismo, y para eso habrá que luchar mucho más duro, afirmó el Presidente de Venezuela, Hugo Chávez, a los más de 80 000 participantes en la marcha de repudio al mandatario estadounidense W. Bush y a su proyecto imperialista de dominación.

Luego de casi tres horas de caminata por la céntrica avenida Independencia hasta el estadio Mundialista, los manifestantes, procedentes de diversas partes de nuestro hemisferio, compartieron sueños e ideas comunes con Chávez, a quien identificaron como la voz de Nuestra América en la otra Cumbre, la organizada por la Casa Blanca, cuya cuarta edición comenzó en la tarde de este viernes.

FIDEL EN EL COMBATE

Antes de adentrarse en el análisis de la situación actual de la región, el líder bolivariano comunicó una noticia que despertó prolongados aplausos y vítores. Poco antes de entrar en el estadio, le había contestado una llamada a Fidel. El Comandante en Jefe, quien había visto en vivo la marcha y seguía el acto por las transmisiones de TELESUR, enviaba un saludo a todos.

Chávez contó que se despidió del amigo con una frase habitual: «Hasta la Victoria Siempre. Patria o Muerte, Venceremos», y «Fidel, con voz emocionada, como un trueno que cruzó el Caribe, el Orinoco, el Amazonas, el río de La Plata y llegó hasta aquí, me dijo: `Chávez, viva el Che'».

RETOS Y ALTERNATIVAS

En el Mundialista casi repleto de personas, que colmaron gradas y el terreno de la instalación deportiva, el Presidente de Venezuela aseguró que para triunfar en el empeño mayor frente al imperialismo debemos seguir la fórmula ofrecida por el Libertador Simón Bolívar: Constancia y más constancia; paciencia y más paciencia; trabajo y más trabajo; unidad y más unidad para hacer posible la utopía, para lograr la salvación de nuestros pueblos.

No se trata solo de decirle No al Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), sino de construir el camino alternativo. Y es ahí donde se inscribe nuestra propuesta del ALBA (Alternativa Bolivariana para las Américas), el cual es continuidad del proyecto de 200 años iniciado por nuestros próceres, recalcó.

Venezuela y Cuba, comentó, hemos avanzado con paso firme, mucha voluntad política y participación popular en la construcción del ALBA, con gran esfuerzo en lo político, social, económico y tecnológico.

Como resultado del acuerdo estratégico entre ambos países, ilustró, Venezuela logró derrotar el analfabetismo en menos de dos años. En ese corto tiempo aprendieron a leer y a escribir un millón y medio de ciudadanos, que ahora continúan estudios para alcanzar el sexto grado.

Esa, informó, es la propuesta que llevo a la Cumbre de los Presidentes: que dejemos de andar de Cumbre en Cumbre, de discursos en más discursos, y vayamos directo a derrotar el analfabetismo en América Latina, donde hay cerca de 40 millones de iletrados y si se incluye a los analfabetos funcionales la cifra asciende a unos 200 millones.

Para enfrentar el analfabetismo, el hambre y mejorar la atención médica de los latinoamericanos, el pueblo de Venezuela ofrece 10 mil millones de dólares, esa es otra de las propuestas que presentará Chávez a los mandatarios de la región en la presente Cumbre de las Américas. Según afirmó, tiene total seguridad de que para realizar ese empeño se podrá contar con Fidel y el pueblo cubano. Esto, subrayó, es el ALBA; pongamos por delante lo social, seamos profundamente humanistas.

La Alternativa Bolivariana, consideró, debe ser construida desde abajo, con la participación de los trabajadores, campesinos, indígenas, estudiantes, mujeres, profesionales, artistas…; todos tenemos nuestras tareas. No será construida por las elites, sino desde nuestras propias raíces, advirtió.

Chávez también incluyó entre esos protagonistas necesarios a los soldados, a quienes llamó a recuperar las banderas originales de los libertadores. El imperialismo, recordó, penetró las fuerzas militares de nuestros países, que formaron dictadores, enseñaron a reprimir y a desaparecer personas, al actuar casi siempre como ejércitos de ocupación en contra de sus propios pueblos.

Yo pertenezco al ejército que rescató las banderas de Bolívar y se lanzó a hacer revolución, y en la medida en que los pueblos sigan avanzando serán más acompañados por nuestros soldados, quienes son y siempre deben ser parte del alma de un pueblo como lo fueron San Martín y Bolívar, sentenció.

Se trata de hacer la segunda independencia, y necesitamos a todos: hombres y mujeres conscientes; unidos de verdad, resumió.

A la multitud, llena de rostros jóvenes, Chávez le dijo que en esta lucha debemos ser radicales, radicalmente revolucionarios, humanistas, patriotas en la Patria Grande, comprometidos con la vida y los pueblos.

Según argumentó no hay otra opción, pues en nuestra región cada día hay más hambre y miseria, gracias al modelo capitalista neoliberal, el cual ha azotado a los pueblos sin clemencia.

Prometió que se encargará de llevar los acuerdos y resoluciones de la III Cumbre de los Pueblos al encuentro de Presidentes. Esos documentos, dados a conocer en el acto por Blanca Chancoso, dirigente del movimiento indígena en el Ecuador, me servirán de inspiración, afirmó.

EL IMPERIO NO SE SALDRÁ CON LA SUYA

El Presidente venezolano denunció nuevamente que el Pentágono tiene en marcha planes militares para agredir a su país, pues el imperio en su desesperación actúa como tigre acorralado; pero no hay que tenerle miedo; a lo largo de la historia los pueblos han terminado derrotando a todos los imperios.

El Gobierno de los Estados Unidos desde hace varios años está tratando de ponerle fin a la Revolución Bolivariana, pero como mismo ha fracasado en su empeño de destruir la Revolución cubana, fracasará en el caso de Venezuela, indicó.

A cada cochino, enseña un refrán popular, le llega su sábado, y a cada imperio le llega su sábado también; y no digo que estemos ya en sábado, pero podríamos estar en jueves o viernes, afirmó Chávez, quien exhortó a las generaciones actuales a proponerse la desaparición del imperialismo estadounidense o por lo menos dejarlo como un tigre de papel, porque los pueblos se levantaron como tigres de acero defendiendo la vida.

Sostuvo, además, que el conflicto de hoy es el mismo de hace 200 años: el enfrentamiento entre la nación del Norte que, nacida con ansias de dominación, se ha convertido en gran potencia empeñada, como desde el inicio, en tragarse a los pueblos de América.

La esperada intervención del mandatario bolivariano estuvo antecedida por el concierto de destacados trovadores del continente, entre ellos Silvio Rodríguez, Daniel Viglietti, Amaury Pérez, Francisco Villa y Vicente Feliú, quienes probaron otra vez el poder de la canción para defender el amor, la vida, los anhelos de los pueblos.

Hebe de Bonafini, la legendaria líder de las Madres de Plaza de Mayo; Evo Morales, Diego Armando Maradona y un pionero cubano (Lazarito), invitado por Chávez a hablar en la tribuna, también transmitieron en sus palabras la profundidad y las emociones que se viven hoy en Nuestra América.

No importó la lluvia incesante y gélida, los participantes en la gran marcha se levantaron de madrugada, para no faltar al deber con la Patria Grande. No en balde, Chávez confesó al final, ante la multitud enardecida. «Termino con el alma; con la frase de Martí: llegó la hora de la segunda independencia de los pueblos de América. Me voy a la otra Cumbre a llevar la voz de ustedes».


Click aqui para escuchar en audio del Discurso del Presidente Chávez (I)

PEQUEÑO RESUMEN DEL DICURSO

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, definió hoy a esta ciudad como la sepultura del Area de Libre Comercio de las Américas (ALCA), iniciativa estadounidense que los pueblos del continente se resisten a aceptar.

'Aquí en Mar del Plata está la tumba del ALCA', afirmó el mandatario en un fuerte discurso ante más de 50.000 personas que se congregaron en el Estadio Mundialista de este afamado balneario argentino.

Chávez, quien llegó este viernes para asistir a la IV Cumbre de las Américas de la OEA, habló durante dos horas en un acto organizado
El presidente Chávez en el Estadio Mundialista de Mar del Plata durante el acto organizado por la III Cumbre de los Pueblos.
 
por la III Cumbre de los Pueblos (alternativa a la oficial), que cerró la víspera tres días de intensos debates.
Dijo que fueron precisamente los pueblos latinoamericanos los que enterraron el proyecto anexionista de Estados Unidos, el cual debió entrar en vigor en enero último.

Precisó, sin embargo, que además de sepultar el ALCA, los hombres y mujeres del siglo XXI tienen un desafío de mayor dimensión: convertirse en los enterradores del modelo capitalista neoliberal que arremete desde Washington contra Latinoamérica.

'Ganamos la batalla del ALCA, pero tenemos que enterrar el neoliberalismo y ser los parteros del ALBA (Alternativa Bolivariana para las Américas), la verdadera integración liberadora', enfatizó el estadista en alusión a la contrapropuesta de su gobierno.

Instó, además, a que entre los desafíos, los pueblos de la región se transformen en los sepultureros del modelo desarrollista para parir el socialismo del siglo XXI.

Esa nueva aspiración ha engendrado en el vientre de las Américas y somos nosotros ahora quienes tenemos que pujar para llevarlo a la vida.

En esa misma línea consideró que la construcción del socialismo debe ser la razón de vivir.

Se trata de salvar el planeta y la supervivencia del ser humano, porque la sociedad consumista que desde el Norte nos tratan de imponer está acabando con la Tierra, aseveró Chávez, interrumpido varias veces por la multitud en señal de respaldo a sus conceptos.

Lamentó que la ambición y la carrera desesperada por las ganancias cieguen a los países ricos hasta el punto de que no logren ver el nivel de destrucción, el cual, sostuvo, para nada es exagerado y mucho menos la visión de científicos enloquecidos.

El fututo está en riesgo, porque las aguas de los océanos se recalientan, los huracanes endemoniados arrasan con pueblos enteros y la capa de ozono sigue abriéndose, y de eso debemos convencerlos.

No obstante, se mostró optimista en que con la unidad de todos los pueblos de América Latina 'salvaremos la vida y tendremos un mundo mejor'.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS