Enfermedad Renal Crónica sigue propagándose en Centroamérica

Los trabajadores rurales de distintos países centroamericanos han expresado su preocupación ante la propagación de una misteriosa enfermedad que ha causado la muerte a varios campesinos. Especialistas afirman que la causa del mal, que afecta principalmente los riñones, pueden ser los químicos empleados por transnacionales azucareras.

En una entrevista desde Nicaragua con un medio internacional, el doctor Victor Penchaszadeh, epidemiólogo clínico de la Universidad de Columbia en Estados Unidos y asesor de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), expresó que «es importante que la enfermedad renal crónica renal (ERC)  sea reconocida como lo que es: una gran epidemia con un impacto tremendo en la población».

El especialista advirtió que la enfermedad ha llevado a la muerte a varios campesinos del país y por ende, pidió ayuda internacional para investigar las causas del mal.

En cuanto a los síntomas, Maudiel Martínez, un habitante de la comunidad de La Isla de la nación centroamericana, explica que la enfermedad “puede atacar súbitamente», provocando un debilitamiento prematuro como el que él mismo padece; que obliga caminar más lento y causa palidez.

“La forma como esta enfermedad surge es que usted me ve ahora, pero en un mes me habré ido”, afirma el joven de 19 años al decir que sus riñones han dejado de funcionar y que por la misma causa fallecieron su padre, su abuelo y dos de sus hermanos.

Región azotada

La ECR ha transcendido las fronteras nicaragüenses y azotado otros países. Ante el hecho, la ministra de salud de El Salvador, María Isabel Rodríguez  recientemente pidió ayuda a la comunidad internacional para enfrentar la epidemia que «está consumiendo a nuestras poblaciones».

En una clínica de El Salvador, en la región agrícola de Bajo Lempa (centro sur) el doctor Carlos Orantes recientemente encontró que 25 por ciento de los hombres de la zona sufrían la enfermedad.

“Se cree que las condiciones de trabajo pueden ser responsables de la enfermedad (…) pero su causa era desconocida (…) Lo que los hombres de la región tenían en común es que todos trabajaban en el campo”, afirmó el especialista.

El doctor Orantes cree que una de las principales causas del daño renal son los tóxicos químicos -pesticidas y herbicidas- que son utilizados de forma rutinaria (e incluso excesiva) en la agricultura pese que están prohibidas en Estados Unidos, Europa y Canadá.

Sin embargo, no descarta que pueda haber otras causas. Por ejemplo, el uso excesivo de analgésicos puede dañar los riñones, igual que tomar mucho alcohol.

Investigaciones

Ante la propagación del mal, se han iniciado estudios para analizar las condiciones laborales de los trabajadores de esta zona, quienes siguen quejándose de malestares corporales a causa de la ERC.

Un conglomerado que posee varias plantaciones azucareras en Centroamérica, el Grupo Pellas, señala que ha comenzado a dar a sus trabajadores un descanso de una hora para el almuerzo y ahora emplea a personal para asegurarse de que los hombres beben agua, a fin de fortalecer sus organismos; así como también llevan a cabo pruebas rutinarias renales en sus empleados.

Para los hombres, lo que empeora la situación es la poca cantidad de mercado, pues aseguran que trabajar en las azucareras es su única opción; a su vez, también denuncian la poca asistencia de las autoridades competentes.

«Si se lo pides al ministerio de salud te dicen que ellos no tienen el dinero. Si le preguntas a la compañía de azúcar si ellos son responsables, te dicen ‘no'», dijo otro de los trabajadores.

Por su parte, las compañías azucareras afirman que no están convencidas de que las sustancias químicas que se usan en sus plantaciones son responsables de la epidemia. Aún así, dicen, tratarán de proteger la salud de sus empleados.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS