Enésimo preso cubano en estado “agónico” (ninguno se muere)

Ahora llegó el turno del preso Orlando Zapata Tamayo, hijo de la Dama de Blanco, Reyna Luisa Tamayo Dánger. El Nuevo Herald de Miami ha reportado que este señor lleva 60 días en una huelga de hambre iniciada a mediados de diciembre “y sólo ha tomado agua ocasionalmente, en protesta contra lo que ha descrito como palizas y otras condiciones brutales en la prisión de Kilo 7 en Camagüey” (sic).&nbsp

Cada cual es libre de iniciar voluntariamente una huelga de hambre. En la democracia burguesa -que tanto anhelan los “disidentes”- los obreros las realizan para reclamar el trabajo que les roban los millonarios. Lo que sorprende en este caso, es que después de tantos días sin comer, el tipo demuestre una capacidad física fuera de lo común, en una persona supuestamente apaleada y mal alimentada, extremos éstos, sólo “confirmados” por su progenitora. Pese a tan sospechosos detalles, el Nuevo Herald ni se molesta en contrastar que la historia sobre el estado de salud&nbsp del «agonizante» sea cierta.

Y es que hay precedentes. Durante el pasado verano surgieron noticias sobre el estado de salud de Ariel Sigler Amaya, otro preso de “conciencia con tarifa” y, curiosamente, también su madre pertenecía a las Damas de Blanco. Ariel enfermó en la cárcel y “le negaban atención médica”. Sobre este otro caso pude leer titulares como “Agoniza Ariel Sigler Amaya”. Sin embargo, hace aproximadamente un mes, el “moribundo” asistía al entierro de su madre, fallecida a los 82 años de edad.

Tanto Orlando como Ariel, fueron detenidos y condenados a penas de prisión en el año 2003. En aquel proceso judicial, los sancionados reconocieron que conspiraban para derribar la democracia popular cubana, e instalar una dictadura burguesa, y todos- igual que las Damas de Blanco- se definieron como pacíficos, lo cual no constituye problema alguno cuando ponen la mano para recoger dinero manchado de sangre, que le envían conocidos criminales contrarrevolucionarios.&nbsp

La mayoría de los condenados-, en lo que la mafia cubana llama “Primavera Negra de 2003”- recibieron apoyo económico de Ángel De Fana, colaborador de la CIA, vinculado con la organización criminal Alpha66, y amigo del anciano terrorista Luis Posada Carriles. En cuanto a las Damas de Blanco son subvencionadas por Santiago Álvarez Fernández Magriñat, el terrorista que ayudó a ingresar ilegalmente en Estados Unidos a Posada Carriles. Es obvio que entre presos que agonizan- pero nunca mueren- y madres blanqueadas, existen otros&nbsp lazos, además de los filiales.

http://jmalvarezblog.blogspot.com/&nbsp

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS