En medio de enfrentamientos físicos, el PCE de Extremadura se retira de la Asamblea de Izquierda Unida en la que se elegía el candidato a la Junta

inSurGente.- Una bronca entre seguidores del actual coordinador de IU en Extremadura, Víctor Casco (en la foto), y el secretario regional del PCE, Cristóbal Guerrero, que llegó en algún caso al enfrentamiento físico, por el proceso de elección de delegados retrasó hoy el comienzo de la X Asamblea de IU. Al retirarse el PCE y sus seguidores, Víctor Cascos fue elegido candidato de IU a la Presidencia de la Junta de Extremadura en las elecciones del próximo año, al haber recibido el apoyo del 89 por ciento de los asistentes a la asamblea regional, a la que se negaron a acudir los seguidores del secretario regional del PCE, Cristóbal Guerrero, por 'ilegítima e ilegal'.

I (por la mañana)

De esta asamblea saldrá elegido el candidato a la Presidencia de la Junta. Los incidentes comenzaron a las nueve de la mañana, hora de comienzo de la reunión, momentos antes de constituirse la mesa de acreditaciones en la Casa de Cultura del barrio de Nueva Ciudad, de Mérida.

Los partidarios de Guerrero, que denunciaban la anulación 'ilegal' de las actas de elección de unos 40 delegados próximos a la formación comunista, trataron de entrar en el inmueble, pero se encontraron con la oposición de miembros de la dirección de IU, quienes les instaron a esperar a la constitución de la mesa de acreditaciones.

Tras fuertes discusiones, broncas e, incluso, enfrentamientos físicos entre ambas partes, Guerrero y sus seguidores se reunieron en una de las dependencias de la casa de cultura, mientras que el resto se acreditó para entrar en la asamblea, que se celebra en el salón de actos del mismo centro.

Antes de los incidentes, Guerrero anunció ya a los periodistas su intención de no entrar en esta asamblea 'fraudulenta', si no eran acreditados todos los delegados elegidos en las asambleas locales, alrededor de 180, de los que, según aseguró, 90 están en desacuerdo con el proceso asambleario.

Según el dirigente comunista, Casco saldrá elegido candidato y, de nuevo, coordinador de IU por el cien por ciento de una asamblea 'ilegítima' desde sus inicios, con normas 'antidemocráticas', documentos 'falsos' y anulaciones 'ilegales' de delegados.

Ante estas situaciones, el grupo de Guerrero se constituirá en 'grupo o corriente interna' dentro de IU y recurrirá en todas las instancias la asamblea y sus acuerdos.

El coordinador regional negó irregularidades en el proceso asambleario y advirtió de que 'no permitiremos ningún golpe de Estado en la soberanía de IU', al tiempo que aseguró que no han sido anuladas 29 actas, sino solamente tres y que 25 han sido corregidas.

II (por la tarde)

A la asamblea estaban convocados 176 delegados, según explicó Casco, de los que finalmente acudieron 108 y otros 40 siguieron los pasos de Guerrero, quien facilitó a los periodistas datos distintos, según los cuales, entraron en la asamblea 80 delegados y 90 optaron por no participar y reunirse aparte para crear una corriente interna alternativa en IU.

Una bronca entre los seguidores de ambos dirigentes, que llegó en algún caso al enfrentamiento físico, retrasó el comienzo de esta X Asamblea, que será recurrida 'en todas las instancias' por el sector crítico liderado por Cristóbal Guerrero.

Sin la presencia del sector crítico, la asamblea se desarrolló, según Casco, con absoluta normalidad, debatió los documentos políticos y de estatutos y aprobó la líneas de actuación para los próximo tres años y las elecciones autonómicas y municipales.

A la elección del candidato a la Presidencia de la Junta, sólo se presentó la candidatura de Víctor Casco, que recibió 89 votos a favor, diez en blanco y dos en contra.

La asamblea también votó el Consejo Político, al que optaban las candidaturas encabezadas por Casco, Juan Manuel Romera y Antonio Carrasco, que recibieron 65, 19 y 18 votos y lograron 19, seis y cinco delegados en este órgano, respectivamente.

Posteriormente, los 30 nuevos delegados del Consejo Político reeligieron, con 26 votos a favor y cuatro en contra, a Víctor Casco como coordinador regional de la formación para los próximos tres años.

Tras la asamblea, Casco aseguró que la formación afronta esta nueva etapa con 'optimismo', pese a los incidentes con los seguidores de Guerrero que calificó como 'un intento de golpe de Estado a la soberanía e independencia de IU'.

No obstante, Casco quiso tender la mano al sector crítico, pero 'para avanzar, crecer y luchar por este proyecto ilusionante y de unidad'.

A la asamblea asistieron varios miembros de la dirección federal de IU, entre ellos el diputado regional de Madrid Jorge García, quien recalcó que la asamblea fue 'escrupulosa con las normas y los estatutos de IU' y que la formación extremeña sale 'más reforzaba que antes'.

Sin embargo, el sector crítico no reconocer a Víctor Casco como candidato y coordinador regional ni el resto de acuerdos de la asamblea, por lo que funcionará como corriente organizada y dará todos los pasos precisos para impugnar la asamblea.

Fuente: Agencias

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS