[En la buena dirección] Vuelven a caer los salarios en el Estado español. Los más bajos desde el 2010

El salario bruto anual medio en España fue de 22.605,79 euros en 2014, lo que supone un descenso del 0,2% respecto a 2013, el más bajo desde 2010, mientras que el coste laboral por trabajador en términos brutos fue de 30.653,05 euros, un 0,6% inferior, según los resultados de la Encuesta Anual de Coste Laboral (EACL) que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Por comunidades autónomas, el coste laboral más elevado se dio en Madrid (36.300,40 euros), País Vasco (36.042,53) y Navarra (32.177,18). Por el contrario, el menor, se observa en Extremadura (25.163,28), Canarias (25.502,17) y Comunidad Valenciana (26.960,38).

Los centros de Comunidad de Madrid y País Vasco fueron las que pagaron mayores salarios y tuvieron gastos más elevados en beneficios sociales.

Las empresas de Cantabria y País Vasco recibieron las mayores subvenciones y deducciones fiscales vinculadas al empleo y a la formación profesional.

La mayor parte de los centros (94,5%) y sus trabajadores (87,8%) estuvieron regulados por convenios colectivos en el año 2014, siendo el ámbito con mayor proporción el inferior al estatal (convenios sectoriales autonómicos, provinciales, etc.).

El salario bruto anual fue de 22.605,79 euros/trabajador, un 0,2% menos que en 2013 y el más bajo desde 2010. De este modo, los sueldos vuelven a caer después de que un año antes se estancaran (subieron un 0,07%), condicionado por la devolución a los funcionarios de parte de la paga extra que les fue suspendida por decreto.

Los costes salariales representaron un 73,75% del coste laboral. Respecto al resto, las cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social fueron la partida más importante (7.005,36 euros/trabajador, un 22,85% del coste laboral).

Además de los salarios y cotizaciones, 380,73 euros anuales se destinaron a beneficios sociales por trabajador (cotizaciones voluntarias a seguros y planes de pensiones, prestaciones complementarias a la Seguridad Social y gastos de carácter social), 234,62 a otros gastos derivados del trabajo (indemnizaciones por fin de contrato, pequeño utillaje y ropa de trabajo, transporte hasta el lugar de trabajo, selección de personal…), 326,67 euros correspondieron a indemnizaciones por despido y 99,88 a formación profesional.

Fuente: Agencias

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS