En el  mundo duplicado: ¿Quién como la bestia y quien podrá luchar contra ella?

Publicidad

Por Arturo Garcés

Por más que nadie te lo haya contado, o te lo hayan dicho, por más que sean tus ojos lo que vieron, ya no se sabe si lo que has visto es la realidad o  un engaño.

Como con el descubrimiento arqueológico de Piltdown, que tomó lugar el  18 de diciembre de 1912 cuando se anunció al mundo que se había hallado el eslabón perdido. Después se conoció que fue una farsa perpetrada por hombres de  ciencia. Se demostró  que los restos tenían menos de 50.000 años de antigüedad,  fecha demasiado  reciente como para ser auténtico el hallazgo. Asimismo  se supo que el cráneo y la mandíbula procedían de dos especies diferentes. Todo finalmente había sido una manipulación con el fin de  beneficiar a un grupito con el engaño. El célebre hombre de Piltdown resultó ser uno de los más grandes fraudes de la historia científica.

Esto ocurrió con la ciencia, empero el mundo representado y duplicado también tiene asideros en la religión.  Como con el llamado testimonio Flaviano,  que sabemos que en el transcurso del tiempo se le alteró parte del contenido del texto del libro antigüedades judías a Flavio Josefo. El historiador menciona a Jesús, sin embargo en ese renglón hubo una interpolación de contenido posterior, un añadido para beneficiar a la historiografía  cristiana. Este fraude  lo han aclarado los especialistas e investigadores que han escrito  sobre lo que es  auténtico  y falso del fragmento en el relato. Hoy se nos informó de este sabotaje de las fuentes originarias.

Ahora bien,   en este mundo  no nada más se está interpolando fragmentos en textos antiguos, sino que con el paso de las nuevas tecnologías los videos, audios y artículos mostrados en internet son manipulados, tan profesionalmente  que ya no podemos diferenciar el contenido falso, del contenido original.

Se miente para beneficiarse. Y hay más  casos y razones  para sabotear, manipular, mentir y falsificar, también  el quehacer político alberga sus mentiras históricas. Ejemplo fue el conocido caso de  Irak: la mentira que se armó desde el imperio del poder, sobre las tecnologías de destrucción masiva, que nunca se hallaron porque nunca se tuvieron. Es que las autoridades conspiran a menudo para  ocultar la verdad para beneficiar  el interés de los reyes de la fortuna. En este desastre contra Irak, perpetrado mediante mentiras mediáticas de dossiers de engaño masivo,  sigue habiendo impunidad.

Ahora la ciencia miente  y  ni la religión, ni la política nos están diciendo toda la verdad. Lo que  Richard Dawkins denominó el «espejismo de Dios» ha pasado a ser no ya Dios sino el mismo mundo un  espejismo, estamos delante de  una ilusión óptica,  de todos nuestros sentidos y aparatos perceptivos. Somos engañados por  una representación de imagen y realidad, duplicadas,  engañosa e ilusoria. Estamos en los tiempos en que no podemos  dar crédito ni a lo que vemos con nuestros propios ojos.

No es el concepto filosófico  de apariencia  fenoménica de los objetos, sino de un directo sabotaje  perpetrado intencionalmente para fines de interés privado.  La realidad distorsionada  se nos ofrece, como un espacio y universo curvado donde todo se pierde de nuestra vista cuando  se llega a observar hasta el borde o el límite.

Todo está al borde y al límite de esa curvatura, asimismo como con el universo que  con sus agujeros negros absorbe toda luz, en la traducción de nuestra vida cotidiana vienen siendo la tarea de la  mass media  quienes juegan el rol de esos agujeros  donde desaparece  cualquier vestigio de verdad distinta  a la de sus intereses privado.

Hay que denunciar a los artífices de todos los acontecimientos que ocurren en el mundo, asimismo de la tecnología que están empleando. El sector  del poder belicista del establishment monetario y tecnológico  supraestatal en tanto que está por encima de todo estado,   nos está gobernando en la sombra.

Por medios de sus satélites y el ojo  que todo lo ve, pues  todo lo acaparan, nadie se le escapa ni tan siquiera gorrión alguno se cae del tejado sin que  sea observado y premeditado con alevosía.

El sabotaje que es definido como  un proceso por el cual se realiza una modificación, destrucción, obstrucción o cualquier intervención en una operación ajena, con el propósito de obtener algún beneficio para uno mismo, nos recuerda que Orwell  estaba en lo cierto.

Como en un mundo duplicado, estos sabotajes son realizados por personas que buscan beneficiarse a sí mismas.  Al contrapoder le es imposible hacer frente a estas maniobras y actos de sabotaje porque carece de la sofisticación que tienen los  factores reales de poder. Un ejemplo son las políticas progresistas de izquierdas que han estado siendo frenadas en Latinoamérica,  que  para impedir su  éxito, avances y desarrollos de estos modelos de socialización de riquezas, el suprapoder ha estado  llevando actividades clandestinas que no nada más están limitadas a Latinoamérica sino que se han lanzado en varios continentes, que está basada en hacer fracasar estos proyectos  de solidaridad y redistribución.

También quisiera hacer una advertencia adicional porque no se está denunciando lo que  está sucediendo en internet. En la red  hay una especie de lo que se puede  llamar sabotaje de la información original, en internet no podemos confiar en lo que se ve, no sabemos si ha sido alterada alguna secuencia ya se traten de libros, artículos, fotos, audios, videos, etc…  Existen  agencias interesadas en que tú no conozcas la veracidad de los hechos o que conozcas nada más una versión parcializada.  Ellos tienen las  puertas traseras de todo lo disponible en internet. Hay una compleja red de vigilancia capitaneado por la NSA, que espía a todas nuestras cuentas de Microsoft, Google, Apple, Facebook, Yahoo, AOL, Verizon, Vodafone, Global Crossing o British Telecommunications.

Pueden acceder a nuestras cuentas de Gmail, de YouTube, de Facebook, de Twitter, Microsoft, etc… sin ser detectado por mecanismo  alguno.  Tienen libre acceso a las cuentas privadas de los usuarios y a la información que estos publican. Fue lo que nos recordó Snowden, aquel agente de  la agencia nacional de seguridad de los Estados  Unidos, que declaró en varias entrevistas, que la NSA tiene la puerta trasera de Google, Facebook, Twitter, Microsoft, Wikipedia,  entre otras compañías de servicios online menores,  que además  es capaz de crear cuentas duplicadas o de alterar y modificar  el contenido o secuencia de lo que se ve.

Todas las cuentas privadas en internet son registradas por estas megaorganizaciones, que están al servicio de los señores de la oligarquía. El escenario pudiera ser distinto, de ser, sus programas científicos más  transparentes.

Así tenemos que en la cruenta batalla por el poder se ha creado un mundo que vende mentiras, el mundo en su totalidad es  falsificado en tiempo real, estamos ante un fenómeno de sabotaje,  donde se puede  eliminar  o modificar las noticias que no le gustan al poder, es   una especie de «photoshopear» la realidad en cualquier momento, creando así una artificio.  Esto hoy se ha hecho futuro.

Estas agencias de génesis militares, no solamente le es posible  cambiar, alterar, modificar o borrar archivos, que tengamos  almacenados en nuestro disco duro. También le resulta posible con sistemas de geolocalización satelital y con las recientes tecnologías electromagnéticas desarrolladas,  remotamente   apagar y  encender un CPU personal,  como también  guardar un  registro de todo lo que  se tenga almacenado en nuestro  computador,  como modificar contenidos.

Para apreciar en toda su dimensión el mundo futurístico y tecnocrático  que se nos avecina debemos detenernos en lo que nos adelantó, el  consultor tecnológico estadounidense, informante, antiguo empleado de la CIA Edward Joseph Snowden.  Al denunciar que en la actualidad existen programas de vigilancia masiva que todavía no han sido desvelados y que están teniendo un impacto en la vida de los ciudadanos, nos reveló hacia donde se dirige el mundo; hacia el control totalitario.

Más pronto de lo esperado estaremos en un régimen orwelliano y un mundo  feliz como lo narró Aldous Huxley en su novela.  Nuestro futuro es vivir en una sociedad manipulada, donde la libertad de elección y expresión estarían reducidas, quedará inhibido el ejercicio intelectual y la expresión emocional,  se nos avecina una felicidad artificial.

Si daba la impresión que fuera poco, a este brebaje, le hace falta todavía un ingrediente: el asesinato de inocentes como arma legítima de batalla de  ampliación de las libertades de los que nos gobierna. Es decir, no son amos con sus esclavos, sino que los mandamases están dando   un paso más allá: el querer ser adorado como dioses. Empero no como quien adora al Dios cristiano, sino  en la lógica islamista: la sumisión absoluta, pues no hay más Dios que quienes desde la NSA –agencia nacional de seguridad de los E.E.U.U.- nos dirigen. Son los verdaderos amos y  señores, los inspectores, y dueños de la Tierra.

Desde las grandes transformaciones surgidas desde la revolución cibernética, la neurociencia y los  neuroimplantes, la genética,  la biotecnología, la psicotronica y otros avances de la ciencia, que está dando paso al transhumanismo y por tanto a la poshumanidad  va surgiendo un nuevo poder: el de la bestia.

Como en el preapocalipsis, cabe la pregunta de las  profecías bíblicas ¿Quién como la bestia y quien podrá luchar contra ella?, Quizás nada más algún Dios, porque la  bestia se nos antoja  una deidad omnipotente, omnisapiente y omnipresente.

Todo esto parece muy de ciencia ficción, muy de una sociedad Orwelliana  o del mundo feliz de Huxley, pero no por eso deja de ser cierto, esto es verdad y hay  gente del poder interesada en hacer esto.

El escritor es propietario del canal de youtube: « El mundo de Arturo Garcés »:

https://www.youtube.com/channel/UCF7pE5eYE2BF8zLSfo5zhnA

https://sites.google.com/view/comunidaddeaudiolectores/

https://www.facebook.com/MundoDeArturoGarces

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More