Empresarios pagan a políticos porque así es el sistema

Publicidad

En Chile hay conmoción por donaciones ilegales a diputados y senadores hechas por los dueños de un importante holding, de una gran empresa minera de litio y por otros.

Se ha revelado judicialmente que políticos logran o conservan empleos parlamentarios bien pagados financiando sus campañas con dineros ocultos.

El trato se paga sosteniendo el sistema.

La subordinación de los políticos de gobierno a los capitalistas es lo normal en las democracias empresariales.

No podría ser de otro modo.

Para que una minoría de millonarios acumule la riqueza del planeta debe mandar. Eduardo Rivera Vicencio lo llama Gubernamentalidad Corporativa (*).

El mayor centro de poder global parece ser el grupo Bilderberg.

Nadie conociendo la realidad debió sorprenderse en el Mapocho.

Ellos controlan el sistema bancario, incluido el banco público.

Las exportaciones de empresas mineras privadas superan a la Corporación Nacional del Cobre.

Poseen las forestales, pesqueras y salmoneras.

Son los dueños de las exportadoras de vinos y frutas.

Las grandes importadoras, cadenas farmacéuticas, comercializadoras al menor son suyas.

Para el control ideológico, social, político cuentan con canales de televisión, radios, diarios.

Las universidades casi en su totalidad preparan para la incorporación profesional al orden.

Las jerarquías religiosas se enmarcan en el reconocimiento del sistema.

Las fuerzas armadas son el instrumento fiel del empresariado.

¿Por qué esperar que no intervengan comprando representación política si impusieron una larga dictadura cuando el sector popular se liberó?

Los mismos electores creen en la sociedad en que viven y votan en un 90% por las dos derechas gobernantes.

Los grandes negociantes nunca dejarán de usar el dinero en las elecciones. Los anticapitalistas deben saber que la realidad está organizada para oponérseles. El estado nunca es imparcial.

El cambio al socialismo sostenible necesario para enfrentar el problema ecológico debe empezar por una batalla de ideas en las condiciones de una sociedad hábilmente controlada.

Mientras puedan los magnates impondrán sus intereses en todos los campos. En la historia nunca han dejado de hacerlo.

Por un Movimiento para una civilización sustentable-solidaria 

Referencia

(*) Ver Empresa y Gubernamentalidad Corporativa. Desde la Perspectiva de Foucault

http://www.inderscience.com/info/inarticle.php?artid=67421

Contacto romulo.pardo@gmail.com

 

www.malpublicados.blogspot.com

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More