Empeora el estado de salud del Papa, con fiebres muy altas

El Papa tiene fiebre alta por una infección urinaria y está «controlado», ha anunciado el Vaticano. Pocos antes, las agencias de noticias italiana Apcom y ANSA indicaron que el Papa había sufrido una alarmante caída de la presión sanguínea.

CIUDAD DEL VATICANO.- El Papa Juan Pablo II tiene fiebre muy alta debido a una infección urinaria, según ha declarado esta noche a la AP el portavoz del Vaticano, Joaquín Navarro Valls.

«El Santo Padre se vio afectado hoy por una fiebre alta provocada por una infección del tracto urinario», señaló Navarro Valls en una conversación telefónica.

«Se ha iniciado una terapia apropiada con antibióticos. La situación médica está estrictamente controlada por el equipo médico del Vaticano que lo atiende», agregó.

Poco antes, las agencias de noticias italiana Apcom y ANSA indicaron que el Papa había sufrido una alarmante caída de la presión sanguínea.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS