Elecciones catalanas: batacazo de CiU, las posiciones se radicalizan, irrumpe la CUP

Declaración de Corrent Roig ante las elecciones catalanas

BATACAZO DE CiU, LAS POSICIONES SE RADICALIZAN,

 IRRUMPE LA CUP

En el cuadro de una extraordinaria politización de la sociedad catalana y una participación récord, CiU ha recibido un batacazo espectacular. Buscaba a toda costa la mayoría absoluta (68 escaños) para seguir con los recortes y para controlar el movimiento independentista y ha sucedido todo lo contrario: ha sido brutalmente desautorizado, perdiendo 12 escaños de los 62 que tenía.

La derrota de CiU es un gran triunfo del movimiento masivo de resistencia a los recortes, que se manifestó en toda su contundencia en la huelga general del 14N, y es también fruto de la profunda desconfianza de un amplio sector independentista de las clases medias hacia este “partido de los negocios”, cuyo patriotismo acaba allí donde choca con los intereses patronales.

El mayor beneficiario de ese rechazo y desconfianza ha sido ERC, que ha duplicado largamente sus votos y escaños (de 10 a 21)  y ha quedado como segunda fuerza parlamentaria. La victoria electoral de ERC se debe a que se ha presentado como “garante” de que CiU “cumpliría sus compromisos” soberanistas así como a su oposición, en particular al final de la campaña, a los recortes de Mas. Pero es ahora cuando viene la hora de la verdad para ERC y Oriol Junqueras.

ICV-EUiA (que sigue anhelando volver a un nuevo tripartito) ha hecho de la lucha contra los recortes su bandera electoral y, con ello, ha tenido una subida importante de votos y escaños, pasando de 10 a 13 parlamentarios. Este  incremento, sin embargo, les ha dejado un sabor agridulce porque esperaban capitalizar más el bajón del PSC-PSOE y porque se han encontrado con la incómoda aparición de una nueva fuerza ascendente,  la CUP, que les disputa el terreno.

Desde el punto de vista de la izquierda, el hecho más importante es la irrupción de la CUP, la candidatura de la izquierda independentista que Corrent Roig ha llamado a votar críticamente, a quien felicitamos por el importante triunfo conseguido y cuya alegría compartimos. La CUP,  recogiendo el voto de la juventud combativa y de gran parte de los activistas sociales,  se presenta ante el movimiento, como un “caballo de Troya” contra el sistema y una fuerza al servicio de las luchas y despierta grandes expectativas. Sobre sus hombros recae una gran responsabilidad.

Por su parte, el PSC-PSOE, la “izquierda” del régimen, ha sido duramente golpeado de nuevo. Sus dirigentes, para no deprimirse, alegan que a CiU le ha ido peor. Pero es un consuelo muy pobre ante los peores resultados jamás conseguidos: hace solo nueve años tenía 42 parlamentarios, hace seis eran 37, hace dos años 28 y ahora 20.  El PSC comparte su triste suerte con el PSOE, en un proceso similar al del PASOK griego, que los lleva a la irrelevancia y a la crisis completa.

El PP ha pasado de 18 a 19 escaños y lo vende como un gran triunfo. Pero este resultado, tras el desembarco masivo de Rajoy y sus ministros y la apelación al voto del miedo, es muy pobre para un partido que ha quedado como la cuarta fuerza parlamentaria y  no logra superar el 13% de los votos. Un partido que se muestra incapaz de competir con Ciutadans a la hora de capitalizar el rechazo a la independencia de los  sectores con mayores sentimientos de pertenencia a España.

Ciutadans ha sido uno de los partidos que ha crecido más en estas elecciones, multiplicando por tres sus votos y escaños (pasa de 3 a 9) y haciendo pie en las barriadas populares  y ciudades de la periferia de Barcelona. Ciutadans ha defendido su españolismo centralista desvinculándolo del PP y de sus recortes y apelando a la transparencia y la regeneración política. Es el lerrouxismo reaccionario de nuestro tiempo, que se apoya en la demagogia social y que ha entrado en pugna para desbancar al PP, cuyo descrédito  se incrementa sin freno al calor de los recortes y la sumisión a los banqueros y a la Merkel.

No es verdad, como dice el PP, que el movimiento independentista haya retrocedido en las elecciones. Al contrario, con el batacazo de CiU, la subida de ERC y la  irrupción de la CUP, el proceso se ha radicalizado y, al mismo tiempo, se ha vuelto más complejo. Pero no es sólo esto, sino que la  nueva situación ha complicado enormemente la gobernabilidad y ha traído importantes dificultades políticas a Artur Mas en sus planes para imponer  la nueva ola de recortes (nada menos que ¡7000 millones! que CiU acaba de anunciar para 2013, cuando piensa dedicar 2300 millones sólo a pagar intereses a los banqueros). 

Y AHORA QUÉ?

Ahora la pregunta de los activistas es cómo responder a la nueva situación y en particular cómo enfrentar al próximo gobierno de Artur Mas, que no debe encontrar ni un día de tregua. ¿Cómo puede ser que Oriol Junqueras (ERC) diga, después de sus proclamas contra los recortes de la semana pasada: “garantizaremos un gobierno fuerte [presidido por Mas] si hay los gestos adecuados?”.

Hay que preparar  la respuesta masiva a la nueva ola de recortes que se avecina, marcando unos objetivos claros: su retirada, la restitución de los derechos suprimidos, la suspensión del pago de la deuda pública a banqueros y especuladores, el fin de los desahucios y la expropiación de los pisos vacíos en manos de los bancos.  Y, en torno a esos objetivos, unificar al sindicalismo combativo, a los estudiantes, al 15M, a los movimientos sociales, al movimiento de los barrios y pueblos y a la izquierda, para organizar un plan de lucha hasta que conseguirlo. Y junto a la lucha contra los recortes, la batalla por un referéndum de autodeterminación democrático y cuanto antes. Tras la conquista de representación parlamentaria, a la CUP le corresponde una responsabilidad especial en estos desempeños.

Queremos  acabar  señalando  la importancia de entender la lucha en Catalunya como parte de una lucha común con el resto de trabajadores y pueblos del Estado español. Insistir en los lazos de fraternidad es algo fundamental para combatir el lerrouxismo reaccionario de Ciutadans  y para unir fuerzas en la batalla por una Unión de Repúblicas Ibéricas, contra la Unión Europea del capital y por construir una Europa socialista de los trabajadores y los pueblos.

 

26 de noviembre de 2012

 

Enlace con el artículo

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS