El viaje de la familia Godó del franquismo al independentismo

El texto del periodista Manuel Trallero -ex col·laborador de La Vanguardia- repasa «el viaje de la familia Godó del franquismo al independentismo» .

«‘Pídeme lo que quieras’. Con estas palabras, tiempo atrás, el Rey se dirigía a su viejo amigo, tercer conde de Godó», explica, aunque pone de manifiesto que las tornas han cambiado desde el respaldo de La Vanguardia al procès sobiranista que ha iniciado el president de la Generalitat, Artur Mas.

En este sentido, el periodista relata el encuentro entre ambos durante la entrega del Premio Conde de Barcelona. «Para algunos le exhortó: ‘No me hagas un diario independentista’ o, según otros, ‘Javier, si quieres hacerme las maletas dímelo'».

El periodista dice que «los Godó se han sentido ofendidos por el trato de don Juan Carlos» porque «ha habido, también, sus dimes y diretes, chismes y rumores, sobre algunos desplantes reales, entre señor y vasallo, pero también entre amigos. Ausencias y presencias, agravios comparativos de quien cree poseer una hoja intachable de servicios a una monarquía cuya imagen se va deshilachando a pasos agigantados entre Urdangarin y elefantes abatidos».

Por otro lado, la crónica recuerda «la capacidad de adaptación camaleónica deLa Vanguardia a la realidad circundante. Está en su ADN» y recuerda que «es capaz de recibir a la II República como ejemplo de que ‘el pueblo español está dando una prueba sin duda única en la Historia’ o capaz también de que su director de entonces, Agustí Calvet, Gaziel, refiriese: ‘Aquellas dinastías absolutas cuyo último vástago acabáis de arrojar de España’ en clara alusión al antecesor del actual Rey'».

Trallero també recupera el episodio que protagonizó el padre del actual conde cuando manifestó «la profunda emoción que siento por la pérdida del Caudillo de España, Generalísimo Franco».

En el artículo se afirma que Javier de Godó «forme parte de esa burguesía que jamás utilizó la lengua catalana, ni le preocupó su suerte y tenga evidentes dificultades para hablarla» y, además, cita una fuente que aasegura que el conde «no escucha nunca RAC-1 para no ponerse nervioso».

Finalmente, para entender esta «capacidad de adaptación camaleónica» de La Vanguardia, el autor del texto recuerda las palabras que Javier de Godó le dijo a Pilar Rahola: «somos pura centralidad. Nuestros electores son nuestros lectores». El artículo termina con la frase de Groucho Marx: «Éstos son mis principios, pero si no le gustan tengo otros»

http://comunicacion.e-noticies.es/el-mundo-recuerda-que-javier-de-godo-es-grande-de-espana-69487.html

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS