El valor, la belleza y el arte del toreo

Ayer leí en &nbsp www.laverdad.com &nbsp un artículo escrito por Paco Vera, presidente del Foro Cultural Taurino de Cartagena. Se titulaba La fiesta de los toros sí es cultura. Escribí un comentario en respuesta a este señor taurófilo, como muchos otros que ya habían sido escritos, pero me lo han eliminado tantas veces como lo he comentado. &nbsp

Javier Portalés, un compañero animalista de Facebook&nbsp ha comentado,&nbsp “…les quema la vista y eso significa que vamos bien (Es como un exorcismo y tus palabras son el agua bendita).”

Este el artículo de Paco Vera:

http://www.laverdad.es/murcia/v/20101109/opinion/fiesta-toros-cultura-20101109.html

Y este es el mío:

Señor Paco Vera, yo no soy del PACMA, ni siquiera soy catalana, ni me muevo por ningún ideal político o por dinero como ustedes, simplemente soy una persona equilibrada y justa que respeta la vida y la dignidad de todos los animales, y por si lo dudaba, no, no me los como.

Las corridas de toros no son Arte Señor Vera, por tanto aunque ustedes por el momento y por puro interés económico hayan conseguido pasarlas al Ministerio de Cultura, siguen sin serlo. Permítame darle unas ideas: el Arte es un producto o acto creativo. Las Bellas Artes son seis: arquitectura, escultura, pintura, música, declamación y danza. La declamación incluye la poesía, y la música incluye el teatro. Esa es la razón por la que el cine es llamado el séptimo Arte. Antes de dar medallas a sus toreros deberán añadir el octavo Arte, para incluir la matanza y mutilación de animales en espectáculo público, ya que en las Bellas Artes existentes esa actividad no se contempla.

Las corridas de toros, como usted dice “no hay que prohibirlas porque se extinguirían solas si no hubiese afición”. Permítame dudarlo, mientras sigan recibiendo subvenciones y el comercio de la tortura siga teniendo suculentos beneficios para unos cuantos dudo que esta basura desaparezca. Y digo basura porque ninguna sociedad civilizada puede aceptar como otra cosa la tortura extrema por diversión y matanza de animales en un acto público.

Las corridas de toros son una mentira Señor Vera, que ustedes, empresarios de plazas, veterinarios, ganaderos y toreros venden al turismo y a los propios españoles. Ustedes los taurinos tienen la osadía de pretender implantar su negocio como seña de identidad de los españoles y no lo es, ni tienen derecho a hacerlo.

Son una mentira porque nada de lo que intentan vender es cierto. La realidad de las corridas de toros es simple y llanamente la matanza y mutilación lenta de seis toros en público. No existe “el valor” porque todo está preparado y es una farsa teatral, ni “la belleza” porque sólo hay sangre derramada a borbotones y mugidos de dolor y angustia de seis toros aterrorizados, torturados hasta la muerte. Ni “arte”, las florituras que acompañan son patéticas, gestos estudiados, exhibicionismo de pretendido valor cuando el toro ya no ve, ni oye, ni su cerebro coordina movimientos por que lo han desangrado vivo, trajes de bufones absurdos y música para tapar los bramidos desgarrados del toro.

No queremos prohibir las aficiones de ustedes, pueden seguir con ellas como siguen los asesinos, los pederastas &nbsp o los maltratadores cuando ya no ejercen, lo que hay que prohibir es la tortura y el sufrimiento de cualquier animal, incluido el humano, porque le repito Señor Vera, el maltrato, la tortura y asesinato de animales como espectáculo público no tiene ninguna justificación posible en una sociedad civilizada.

No somos cuatro gatos como usted insinúa, si este o el futuro gobierno tuviese la honradez de escuchar al pueblo español en un Referéndum Nacional verían ustedes que el 80% de los españoles se define en contra de estas prácticas bárbaras y anacrónicas, y tendrían que envainarse sus espadas y dejar al Toro Ibérico vivir en Reservas Ecológicas durante 20 años, protegido, conservado dignamente, y no secuestrado en su negocio de tortura donde solo vive 4.

Su conservación como especie nos pertenece a todos los españoles. Ustedes son unos intrusos que desde tiempos lo están utilizando para sus propios intereses y componiéndoselas a través de su dinero para comprar todo lo que sea comprable y conseguir así la legalización de lo ilegalizable.

Pepi Vegas Carrasco. Artista Plástica.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS