El TSJC también reconoce como trabajadores asalariados a los repartidores de Glovo

Publicidad

La sala social del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) ha dictado que la relación contractual entre los ‘riders’ de Glovo y la empresa es un «verdadero contrato de trabajo», y ha estimado la demanda de un trabajador por despido improcedente. La sentencia sigue el mismo criterio que ya se ha aplicado en los tribunales del País Valenciano y Madrid.

La sentencia estima también el recurso de súplica que el trabajador presentó ante la decisión del Juzgado Social 24 de Barcelona en mayo de 2019, que consideraba que «no existe la obligación de ningún repartidor de estar disponible, sino que pueden conectarse a la aplicación cuando quieran, pudiendo pasar días sin conectarse».

Por el despido improcedente, el TSJC ha dictado en el acuerdo firmado el 21 de febrero que Glovo deberá readmitir al ‘rider’ con las mismas condiciones que tenía –y pagarle los salarios que ha dejado de percibir desde el despido a razón de 32,84 euros diarios– o bien indemnizarle con 2.761,51 euros, ya que la actual legislación laboral pemite que sea la empresa quien decida, en caso de despido improcedente, la readmisión o la indemnización del trabajador.

 

 

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More